Atacames

Atacames se encuentra en la provincia de Esmeraldas. Esmeraldas, la provincia verde, como se la conoce popularmente, está situada en la costa noroccidental del Ecuador con una extensión de unos quince mil kilómetros cuadrados. La temperatura varía entre 21 y 25 ºC, su clima es extraordinariamente agradable. Desde allí se puede llegar en vuelos domésticos desde Quito o desde Guayaquil. Yo hice este viaje hace unos años, desde la perla del Guayas, donde fui en principio a dar unos cursos en la Politécnica, la ESPOL. Allí los estudiantes de fin de carrera de la Licenciatura de Turismo organizaban un viaje y me fui con ellos. Me acompañaban un par de profesores de la Universidad y así visité la región de Atacames donde se encuentra la selva de manglares más grande del Mundo. Atacames tiene una gran vida nocturna, especialmente los fines de semana y durante las vacaciones, no faltan discotecas ni lugares para bailar todo tipo de música, salsa, merengue. Atacames es también el lugar para tomar las mejores caipiriñas de Ecuador, una bebida brasileña hecha de ron mezclado con jugo de lima y mucho hielo. Hay muchos tenderetes a lo largo de su colorido paseo marítimo, unos con artesanía del país otros con bonitas muestras de joyería y otros con buena música donde puede relajarse. La noche se une a la mañana trás un trago y un bonito amanecer junto a una hoguera.


Arriba foto de los manglares "Majagual"

La Isla de los Pájaros es un paraíso para los amantes de las aves pues estos animales se encuentran en estado salvaje, allí se puede ir en barcas tipo cayucos que te trasladan desde la costa para poder ver de cercas multitud de especies exóticas.


A 6 Km de Atacames esta otro lugar muy visitado, la Playa de Súa. Súa pertenece a una zona de bosque seco tropical; a lo largo de la playa se encuentran cocoteros asociados con matorrales a menor escala. Se observa el vuelo de las gaviotas y otras aves marinas. En este lugar de 5 kilómetros de extensión y unos 400 metros de ancho esta la llamada Cueva del Amor. Se pueden visitar otras cuevas formadas por la acción de las olas en los costados de los peñones que sobresalen en dos extremos del balneario de Súa. Súa es, además, el punto de salida de embarcaciones para hacerle avistamiento de ballenas jorobadas entre los meses de julio y septiembre. La playa de Súa debe su nombre a una leyenda. Cuentan que en tiempos de la conquista española el capitán De León se enamoró de la Princesa Súa, ella con sus 17 años era la más hermosa de las hijas del cacique de la tribu, como sus razas eran diferentes tenían que citarse a escondidas. Un día el español debió partir para consolidar la posesión de la zona conquistada, con el triste presentimiento que le asediaba, se despidieron por la noche en el lugar de sus citas ocultas. La Princesa antes de volver a casa fue a consultar su futuro al brujo de la aldea quien le auguró fatídicos designios. Poco tiempo después llegó la nefasta (pero falsa) noticia, el capitán De León murió en una cruenta batalla sostenida con los Teaones, tribu aguerrida comandada por el Príncipe Tonzupa ex pretendiente de la princesa. Ella desesperada subió al peñón, lugar de las citas con su amante, y lanzándose al acantilado, murió. Luego de un tiempo regresó el Capitán De León para desposarse con su amada y se encontró con la ingrata noticia del suicidio; comprendiendo el alcance de su sacrificio decidió seguirla al más allá. Una noche subió al mismo peñón y se lanzó. Cuentan que desde entonces en las noches de luna se ven a lo lejos las sombras de los dos novios que deambulan por el peñón y la playa tomados de la mano, mientras se escuchan notas dulces de una música embrujadora que viene del mar.

No hay comentarios:

Buzón de sugerencias