Por el río Majaceite...

El fluir del agua, la vida

Para los que no conozcan la provincia de Cádiz, mi provincia, esta es una de las más interesantes de Andalucía, especialmente por su diversidad: playas en el Atlántico, Mediterráneo, el viento de Tarifa, viñedos en Jerez, las salinas de la Bahía de Cádiz, el Guadalquivir,... y la Sierra de Cádiz. En ella nace un río al que le tengo especial preferencia, no por ninguna cualidad específica, sino más bien por motivos sentimentales ya que en él recorre uno su vida desde que ibas de adolescente en la excursión con el colegio hasta que ahora vas con tu padre enseñándole con sus setenta y siete años lo que la vida todavía nos puede dar. En estas fotos, que hicimos hará un mes aproximadamente fuimos de Benamahoma a El Bosque con los niños y toda la family en pleno.






El Majaceite o Guadalcacín es un río de la provincia de Cádiz, principal afluente del Guadalete. En gran parte de su recorrido se discurre por el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, uno de los espacios más bonitos de nuestra provincia. El nacimiento del río esta precisamente en la pequeña población de Benamahoma ("Hijos de Mahoma"), de unos cuatrocientos habitantes, aunque esta población se puede multiplicar varias veces en época de vacaciones. En Benamahoma todavía el río se le denomina El Bosque hasta su confluencia con los ríos Ubrique y Tavizna en el Embalse de Los Hurones. También en Benamahoma hay un Museo del Agua y su principal atractivo turístico natural es precisamente el manantial del nacimiento del Majaceite, con un caudal de 450 litros/segundo. Cerca de este lugar se encuentran varias piscifactorías de la zona, antiguamente era una zona de batanes, molinos, fraguas, talleres de carpintería y en ella estaba la primera eléctrica de la Sierra,... Haciendo el recorrido por el río se pueden encontrar restos de estos batanes. A partir del embalse ya el río tiene una escasa pendiente (salva un desnivel de 200 m en unos 50 km de longitud), y toma dirección oeste hasta llegar al sur de Arcos de la Frontera, a la llamada "junta de los ríos", donde afluye finalmente el Guadalete. En el recorrido del Majaceite se dan cita gran variedad de ejemplares de flores, arbustos y árboles, con la particularidad de ser de gran tamaño debido a la pluviometría de la zona y la concreta ubicación en las márgenes de un río de gran cantidad de agua. El itinerario transcurre por un sendero labrado en algunas ocasiones en la roca y entre los arbustos, generalmente lentiscos. De perfil levemente ascendente, no perdemos nunca de vista el curso del río, cambiando a veces de ribera por puentes de gran belleza y casi siempre en sombra, lo que hace un recorrido ideal para los meses de verano. Podremos observar ejemplares de alcornoques, higueras, chopos y sauces de gran tamaño. En este itinerario conviven diversas familias de aves, principalmente fringílidos y mamíferos pequeños.

El Majaceite da nombre también a una batalla entre carlistas y liberales, esta se libró para atajar la expedición del general carlista Miguel Gómez Damas que se "colaba" con sus tropas hasta la mismísima Andalucía. Entonces el general Narváez impidió su avance con otra expedición que salió de Madrid en octubre de 1836 con tres divisiones. Gómez partió de Ronda el 18 de noviembre y cuatro días después entró en Algeciras, de donde salió el 23, viéndose rodeado en Alcalá de los Gazules. Trató de romper el cerco dirigiéndose hacia Arcos de la Frontera, encontrándose con el ejército de Narváez en el Río Majaceite, donde se entabló una reñida batalla que duró hasta la noche, momento en que el carlista logró retirarse a Villamartín.

Para el recorrido de El Bosque a Benamahoma o viceversa podemos ayudarnos del Centro de Información del Parque, que se encuentra en la población de El Bosque (concretamente preguntar por la avenida de la Diputación). Hay también en El Bosque un albergue juvenil. La gastronomía es otra de las asignaturas a exámen en la zona: ¡huevos fritos con patatas y chorizo después de la caminata... umm! Yo le recomiendo también el Hotel Las Truchas gestionado por la empresa de turismo de la Diputación de Cádiz y con un buen nivel de calidad (no se pierdan sus truchas con jamón), y además este hotel se encuentra, a través de un camino empedrado de unos 300 metros, al comienzo o al final según se mire, de esta ruta y puede ser un buen punto de rendezvous. Y terminamos con un verso...

... sueños y pasos que me unían
a la voz del río,
seres en movimiento,
golpes de luz en la historia,
tercetos encendidos como lámparas.
El pan y la sangre cantaban
con la voz nocturna del agua.

Pablo Neruda






Mi hija Marta y mi sobrina Tania



Fuente: Wikipedia, Acento Rural, Portal de Benamahoma.



No hay comentarios:

Buzón de sugerencias