Mercado fluvial de Valdivia

Extraña señal en el paseo fluvial de Valdivia
Ahora que Chile empieza a levantar cabeza de su terrible terremoto, hay que recordar que fue en la ciudad, también chilena, de Valdivia, donde se registró el movimiento sísmico de mayor registro de todos los tiempos, exactamente hace 50 años, en 1960. Valdivia es una ciudad de la Región de Los Lagos de la que ya hemos hablado en otras ocasiones. La región de Los Lagos tiene atractivos muy diversos y únicos en el país, como un mar interior plagado de islas en el archipiélago de Chiloé, una red de ríos navegables, una extensa selva valdiviana, la más rica y variada de clima templado en el mundo y más de una docena de lagos y volcanes en la cordillera.





Hoy me referiré a su colorido Mercado fluvial declarado "Zona Típica" por el Consejo de Monumento Nacionales de Chile. Se encuentra a orillas del río Calle-Calle, este lugar, alberga a más de una veintena de puestos de venta de pescados, mariscos, frutas, verduras y alimentos de la zona. Cuando uno lo visita se puede deleitar de sus colores, aromas y sabores. En el mercado se encuentran diversos productos de la zona entre los cuales se destacan los pescados, mariscos, frutas y verduras, quesos y flores. Nombres extraños para los españoles como el chorito, la coginoa, o frutos silvestres como la murta. También destacan las algas secas de todo tipo, que se consumen aliñadas y cocinadas en muchos platos australes. (podeis ver abajo unos paquetones de alga con una textura más parecida al caucho que a las verduras). Se puede acceder por la calle lateral de la Municipalidad (Ayuntamiento), bajando por la Plaza, donde están las lanchas con productos del mar y botes que bajan de los ríos con mercadería para ofrecer.
El Mercado Fluvial tiene más de 70 años, fue testigo y sobreviviente de aquel terremoto del año 60. En su entorno se encuentran edificios que también son de protección patrimonial, y los embarcaderos donde marchan los barcos para Isla Mancera y los fuertes españoles pero sobre todo destacan los leones marinos (fotos de arriba) que se remontan a estas latitudes y suben el río hasta el mercado con tal de alimentarse de los restos que los pescaderos les tiran desde los puestos de venta.

Salmón, navajuelas, taca, merluza,... una gran variedad de pescado austral
Piures
Choritos
Paqui y Marcos con un paquetón de algas secas

1 comentario:

Bellotita dijo...

Hola! me encantan los mercados!! tomo nota de este!

Buzón de sugerencias