La morada de el Maligno

El paisaje de las inmediaciones del Teide es una maravilla

La elevación más importante del Estado Español se encuentra en las Islas Canarias: el Teide, montaña que los Guanches llamaban "Echeyde", que significaba "morada de Guayota, el Maligno". Dice la web del Parque que según la tradición, Guayota secuestró al dios del Sol, Magec, y lo llevó consigo al interior del Teide. Entonces, la obscuridad se apoderó de la isla y los guanches pidieron ayuda a Achamán, su ser supremo celeste. El dios consiguió derrotar al Maligno, sacar al Sol de su cautiverio y taponar la boca de Echeyde. Dicen que el tapón que puso Achamán es el llamado Pan de Azúcar, el último cono que corona el Teide. Parece que la leyenda guanche coincide en el tiempo con la que fuera la última gran erupción en el mismo pico del Teide.




Más allá de esta leyenda, no se puede ir y venir a Canarias, sin alquilarse un coche y subir y bajar de un lado al otro de la isla a través del Parque Nacional del Teide. Su extraordinario paisaje es un monumento geológico de los más espectaculares del mundo, en el que los conos volcánicos y las coladas de lava forman un extraordinario conjunto de colores y formas. No se puede olvidar su gran riqueza biológica, el extraordinario alto porcentaje de especies vegetales endémicas y la importancia en cuanto a número y exclusividad de su fauna invertebrada. En la web del Parque se puede ver la relación de flora autoctona.
Hace tres años, en el 2007, la UNESCO decidió declarar el Parque Nacional del Teide Patrimonio de la Humanidad, es además desde es mismo año considerado uno de "los 12 Tesoros de España". Repito que es un sitio que merece la pena pero no solo subir sino ir parando en el recorrido de subida y contemplar diversos paisajes e incluso diversos climas: calor, lluvia, humedad, frio,... Os dejo unas fotos del camino, arriba y abajo.


Web del Parque Nacional del Teide (Tenerife).

2 comentarios:

M.Eugenia dijo...

Desconicía la leyenda, gracias po contarnola.
Saludos

el viajero impresionista dijo...

Recomiendo ir al atrdecer, cuando el color rojo se apodera del lugar, como si se abriera una ventana al infierno y Guayota quiera volver a escapar. Saludos.

Buzón de sugerencias