Malbork o los Caballeros Teutónicos

¿Se acuerdan de Exin-Castillos?
Hace un mes aproximadamente estuve en Polonia en un Congreso Marítimo y allí nos llevaron como colofón a ver el Castillo de Malbork, la única referencia que tenía de él era que formaba parte del catálogo de los patrimonios de la Humanidad de la UNESCO. Desde Gdnya, lugar donde me encontraba, hasta el Castillo, lleva unas dos horas en autobus. Malbork realmente es un pueblucho que jamás en la Historia ha podido superar la fama del Castillo Monasterio de los Grandes Maestros de la Orden del Hospital de la Virgen María de la Casa Alemana en Jerusalén, vulgarmente o familiarmente conocidos como los Caballeros Teutónicos. Estos caballeros entre bronca y bronca, en el siglo XIII, con las tribus prusianas y lituanas pierden parte de sus posesiones y se trasladan a este lugar desde el Convento de Zantyr (entre los ríos Vístula y Nogat). La nueva sede del convento se construye en una zona defensiva rodeada a tres bandas por las aguas del Nogat, las del Poggengrabben (un arroyo, casi) y los marismas pantanosas de Zulawy.

Estatua en el patio de algunos de los grandes Maestres de los Caballeros Teutónicos
Mi visita a Marlbork
Al nuevo castillo le pusieron un nombre lógico, Santa María (Sanct Marienburch). El primero en habitar el nuevo convento fue el Comendador Heinrich von Wilnowe en 1280. Precisamente en el patio de entrada se pueden ver algunas de las estatuas de estos personajes (foto de arriba). La expansión de la fortaleza cristaliza con dos castillos, uno conventual llamado el Castillo Alto y otro el Castillo Medio. El material habitual fue el ladrillo y la cerámica, para los interiores, y el granito para las murallas defensivas, un granito que se extraía a más de veinte kilómetros, lo que puede dar una idea de lo faraónica que tuvo que ser esta obra hace casi mil años. Entre 1457 y 1772 el castillo fue polaco y tuvo un uso militar, tanto de almacenamiento como de residencia. A partir de esa fecha, en el siglo XVIII, como resultado de la partición de Polonia, Malbork cae en las manos del Imperio Prusiano. Parece que el Kaiser Guillermo III detuvo un proceso de derribo e impulsó la restauración del castillo. Pasó el castillo por su etapa negra como centro de adiestramiento de las juventudes hitlerianas y luego como campo de concentración donde se hacinaron más de 30.000 presos bajo el régimen nazi. Desgraciadamente en 1945 el bombardeo propio de la Segunda Guerra Mundial produjo daños importantísimos, especialmente en la parte oriental del castillo. Los trabajos de rehabilitación permitieron que recuperara el atractivo de su castillo, quizás ahora esté mejor que nunca lo estuvo. Así en el año 1997 el Castillo de Malbork entró en la lista de los privilegiados como "Patrimonio de la Humanidad", por lo que es una visita obligada de los turistas que viajan, como yo en este caso, a Polonia. Abajo teneis más fotos...


Plano de la fortaleza con el rio Nogat




Enfermería y atalaya al estilo "pie de gallina" en el Castillo Medio
Se puede ver la vista del Palacio de los Grandes Maestres de la Orden Teutónica desde el río Nogat
Atalaya Klesza y foso seco
Las visitas al castillo son durante todo el año aunque en la época de abril a septiembre abren más tiempo, desde las 9 a las 7 de la tarde, en invierno y otoño solo de 10 a 3. Es importante saber que los lunes los interiores del castillo permanecen cerrados pero se pueden visitar los patios y terrazas. Hay en verano un espectáculo de luz y sonido llamado "Con la cruz y la espada" que se realiza una vez se ha puesto el sol (yo no lo vi y no puedo opinar).

Una última vista completa actual de la fortaleza desde el otro lado del río
Una foto que encontré en Internet cuando el Castillo era el lugar de
entrenamiento de la élite de los cachorros nazis en Malbork


Fuente: Miniguía en español "El Castillo de Malbork"

3 comentarios:

Parada y Fonda de un viajero dijo...

Hola Paco. La foto estupenda, el pie de foto ¡¡genial!! jajaja.

Por mucho que me imagine el Exin castillo, prefiero siempre disfrutar, al igual que tú lo has hecho, del original. Realmente es que te traslada al medievo.
Un abrazo, ciudadano viajero.

Paco Piniella dijo...

Yo tenía un Exin Castillo, era la época....

Varsovializate dijo...

Hemos dejado un link a este post, mencionándote, en nuestra sección sobre Gdansk. Ya que no nos dio tiempo a visitar el castillo de Malbork, que mejor lugar que este para que la gente se informe! :)

Esperamos que no te importe. Un abrazo!!

Buzón de sugerencias