Torre di Gnicche, o comer con encanto en la Toscana

Dicen que Arezzo fue una de las ciudades de la Toscana más afectadas por la Segunda Guerra Mundial, aquí se lleva a gala ser la ciudad elegida para la famosa película de Benigni "La vida es bella", a la cual dedicamos un post en la serie sobre La Toscana y el cine. Pués Arezzo es también una de las ciudades donde mejor se come de la región, nosotros elegimos un lugar, recomendado por la guía en papel que llevábamos (Toscana y Umbria de Lonely Planet), y que fue Torre di Gnicche. Este fantástico restaurante, no muy caro y que podría ser considerado casi como una enoteca por la gran variedad de caldos que posee en sus estanterías, es un lugar pequeñito, muy cercano a la bulliciosa Piazza Grande. El lugar tiene el encanto de la ciudad renacentista que los nazis no pudieron derribar, y está en una especie de cuesta, estrecha pero preciosa, la entrada tiene un escaparate con una pizarra donde cada día se cambia el menú. Pueden consultar una web que tienen, pero yo les daré nuestra opinión, que es más una opinión gráfica a través de las fotos que allí hicimos estos tres viajeros: Cristina, Paqui y Paco, con cámara en ristra y con mucha hambre de toda la mañana para arriba y para abajo con el coche alquilado, las caminatas, los castillos y el estómago deseando ser saciado de unos entremeses riquísimos (antipasti). Atendido con una música cálida y dos atentas mujeres, quizás madre e hija, hablan el italiano al acento de Petrarca que aquí nació. Los almuerzos se sirven a partir del mediodía. Destaca un primer surtido de quesos pecorinos, de oveja, que podéis ver en una de las fotos de abajo. Repito que no es nada caro y se puede comer por unos quince euros, quizás veinte si exigimos un vino mejor al de la casa. Nosotros nos pedimos nuestra uva preferida Syrah, de la que nos ofrecieron un vino local de Cortona, muy cerquita, y que dió muy buen resultado.

El restaurante se encuentra en una de las calles donde se rodó "La vida es bella"
Piazza Grande donde se forman, especialmente los sábados, un mercado local de antigüedades

Aquí se pueden ver las estanterías de vinos junto a las mesas


Suggerimenti con voi le immagini, gustare il vostro pasto!

3 comentarios:

Varsovializate dijo...

Que pinta tiene la comida Paco!

El verano pasado, una compañera de trabajo se casaba e iba de viaje a la Toscana. Por todo lo que comentaba creció en mi un interés bastante fuerte por conocer este lugar.

Merece una escapadita? Qué época del año recomendarías?

Un abrazo!

Paco Piniella dijo...

Primavera es la mejor época.

Babyboom dijo...

La verdad que a estas horas y con el hambre que tengo no tenía que haber leído este post, jejejeje. Me encanta el lugar, me lo apunto para cuando visite esa zona. Un saludito. ;-)

Buzón de sugerencias