Rosenborg slot, Copenhague

En Dinamarca hasta en verano llueve...
Aunque en su momento hicimos una entrada de Copenhague, y alguna más de la sirenita y de Dinamarca en general, nos quedó en el tintero hablar en su momento del castillo de Rosenborg. Rosenborg slot en danés, es un castillo-palacio que se encuentra situado en la capital de Dinamarca, algo alejado en su tiempo, pero hoy está casi en el centro de Copenhague. En estos castillos suele pasar que con el paso del tiempo las renovaciones y nuevas construcciones enmascaran su antigüedad, aunque el mismo originalmente dar del año 1606, aunque en principio se construyó más como una casa de campo de uso veraniego del rey de Dinamarca Cristián IV, que como castillo. Bertel Lange y Hans van Steenwinckel fueron los arquitectos del castillo. Inicialmente construido en estilo renacentista neerlandés, lo normal en las construcciones de Dinamarca en ese periodo de tiempo. Federico VI llevó reformas muchos años después, en 1833. Aunque hasta 1710 no fue utilizado como palacio o residencia real por los regentes de Dinamarca. Con posterioridad al reinado de Federico IV de Dinamarca, el Palacio de Rosenborg únicamente fue utilizado como residencia real en dos ocasiones, tratándose en ambos casos de situaciones de emergencia. La primera de ellas se produjo cuando el Palacio de Christiansborg fue víctima de un incendio en 1794, y la segunda fue durante el ataque que llevó a cabo la Royal Navy a la ciudad de Copenhague el 2 de abril de 1801 (Fuente: Wikipedia).

El día estaba gris y empezó a llover, a pesar de ello pudimos ver mejor o peor el Rosenborg slot.

Cristián IV era hijo de Federico II y de Sofía de Mecklemburgo-Güstrow, uno de los principales héroes militares de su país, aún es muy popular en Dinamarca porque al parecer era muy resoluto y muy ambicioso para su país, aunque por otra parte, esto acarrearía las consecuencias de guerras insensatas y la tragedia de muchas muertes en dos guerras contra la vecina Suecia y en la famosa Guerra de los Treinta Años, donde también se metió. Aunque su expansión internacional sirvió al país para colocar los primeros cimientos de un imperio colonial. Patrocinó grandes obras arquitectónicas del Renacimiento danés que embellecieron las ciudades del país como esta "residencia veraniega".
La corona real
El primer edificio puede ser contemplado hoy en día en la parte sur y es una casa de dos pisos que luego se le añadió un tercero. 

Rosenborg es de propiedad estatal y no es residencia, se mantiene abierta al público desde el año 1838. Además del Palacio se visita un Museo con las colecciones reales de arte propiedad de la Corona danesa. Al lado del Rosenborg slot están los  cuarteles de la Guardia Real de Dinamarca, la Den Kongelige Livgarde
Junto al castillo están los jardines, motivo principal de esta construcción, el Kongens Have, el jardín del rey. Realmente es un castillo pequeñito donde los ladrillos rojos le dan un aspecto coqueto, tiene como veis en la foto dos torres pequeñas y una gran torre en la otra fachada que fue terminada más tarde por el arquitecto real Hans van Steenwinckel. 
Se puede llegar mediante cualquier medio de transporte público (autobús urbano), y también llegan hasta aquí los autobuses turísticos.

Para finalizar os dejo este vídeo que explica, mucho mejor que yo, las esencias del Rosenborg slot 








+Info:

4 comentarios:

Él y ella viajeros dijo...

Pues un lugar a añadir de los muchos que tiene de interés Copenhague, que son unos cuantos. Hace mucho tiempo tuve el placer de conocerla, pero fue un viaje demasiado rápido y este castillo no estuvo entre los lugares que visitamos, que fuero algo más tópicos. Una ciudad quizá no demasiado conocida pero, a muy juicio, muy atractiva, a pesar de la lluvia.
Muchos saludos.

Vero Touristear dijo...

Últimamente estoy viendo un montón de post de Copenhague! Tengo muchas ganas de ir, aunque voy a esperar a que haga mejor tiempo! Me viene fenomenal tu artículo para ampliar la info que estoy recopilando de la ciudad!

Saludos :)

IDA Y VUELTA dijo...

Muchas gracias Paco. Copenhague es un destino europeo pendiente que creo es ideal además para ir con niños. Tomo nota de este castillo que me parece además una visita muy atractiva.

Un saludo.

Cristina de Ida y Vuelta

Eva dijo...

buenos días Paco! no conocía tu blog, y ahora ya lo tengo en mi lista de favoritos. que buenas historias cuentas y que fascinante el artículo de copenhage.

Un abrazo!

Buzón de sugerencias