Carnac, menhires ...y mejillones

Los alineamientos de Carnac
Carnac es famoso por ser uno de los yacimientos prehistóricos más importantes del mundo. Pero los menhires podían esperar para que comiéramos, y antes fuimos a una Moulerie, una especie de restaurante especializado en el plato típico de mejillones (pequeñitos pero muy sabrosos) con patatas fritas, al estilo de otros países como Bélgica.
los mejillones de Carnac
Ya acabada la olla de moluscos nos dirigimos a buscar las enfilaciones de menhires, parece que existen en la zona más de tres mil "pedruscos" alineados en un par de direcciones, no se sabe mucho de estos, ni de estas poblaciones megalíticas que vivieron en esta zona hace más de seis mil años. Hay una zona protegida y un camino desde el que vas viendo los levantamientos prehistóricos, un poco aburrido en cierto modo, pero para el que le guste… ya sabéis lo bien que venden los franceses todo el tema prehistórico y en general todo su patrimonio cultural.
Es el monumento prehistórico más extenso del mundo
Plano del área arqueológica de los menhires de Carnac
Carnac realmente es una pequeña población de no más de cuatro mil habitantes a la que probablemente nadie iría sino fuera por las playas de Quiberon o del Golfo de Morbihan, o claro está, por la visita a la zona arqueológica de los menhires megalíticos. Carnac está en el límite norte de la bahía de Mor Braz, en la costa atlántica. El granito bretón en Carnac es más famoso aún porque forma la mayor parte de su subsuelo. Los menhires están hasta en su escudo. Tan solo hay que destacar una iglesia, la iglesia católica de Saint Cornely que data entre los siglos XVII y XVIII, que se puede apreciar en la foto de abajo. La iglesia está construida sobre un plano rectangular con tres naves. El frontón de la fachada oeste está equipado con un nicho que alberga una estatua de Cornély que es el santo que da nombre a la iglesia, de hecho, las bóvedas de las naves relatan la vida de este santo.
Iglesia de Saint-Cornély de Carnac.
Fue uno de los primeros lugares prehistóricos protegidos por el Estado. Ya a partir del año 1830, Francia tuvo una política de adquisición y de conservación de estos megalitos, mientras que en el resto de Europa todavía se usaban para utilizarlos en la construcción. Está clasificado como monumento histórico desde 1889. Recientemente estos asentamientos han sido objeto de restauración. Las hileras de menhires conducen a un espacio considerado sagrado: los recintos. Los dólmenes cumplen una función funeraria, abajo un video publicitario...
En el golfo de Morbihan, hay más de 550 sitios megalíticos. Concretamente este de Carnac tiene 7.000 años de antigüedad,  y es el más famoso de la región: los dos sitios principales (Menec y Kermario) representan  cerca de 3.000 menhires de... ¡4 kilómetros de largo! Hay no solo menhires, sino dólmenes, túmulos y otros restos son testigos de la arquitectura neolítica.

¿Por qué todas estas piedras tan derechitas y alineadas? Hay hipótesis para todos los gustos, desde que eran monumentos religiosos, el culto a la luna o al sol, una especie de calendario para la agricultura o una función sagrada pero funeraria, los dólmenes y túmulos eran entierros individuales o colectivos; por lo tanto, las alineaciones probablemente tenían un papel de adoración ¡cualquiera sabe!
Maison des Mégalithes


Las alineaciones de Carnac se pueden ver de forma gratuita para visitar de octubre a marzo. Pero desde abril a septiembre, solo se permiten las visitas guiadas. Las visitas son organizadas por el Centre des Monuments Nationaux, hay que estar una hora antes por el sitio del horario que te toque, luego la visita también dura una hora (por cierto a Luna, nuestra perrita no la dejaron entrar, cosa extraña porque en Francia suelen ser muy permisivos con las mascotas).  Hay visitas en idiomas extranjeros (inglés, alemán y español) en horarios específicos. La Maison des Mégalithes es el punto de información del área arqueológica (recepción, venta de entradas, sala de proyección de video, librería y tienda).

Puedes completar la visita con el Museo de la Prehistoria donde se narra la evolución de la arquitectura funeraria megalítica, y la vida cotidiana contada con la ayuda de objetos encontrados en los sitios arqueológicos, desde el Paleolítico hasta la época galo-romana. Este museo fue creado curiosamente, en 1873, por un escocés llamado James Miln, un erudito que llegó por Carnac en esa época y se fascinó por los monumentos megalíticos. Cuando murió en Glasgow legó todas sus colecciones a la ciudad de Carnac.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Justo ayer empecé a preparar mi viaje por la Bretaña francesa. Lo mismo te pido un par de consejillos.😉

Pepe Álvarez

Paco Piniella dijo...

Lo que necesites, hay una etiqueta #Bretaña que puedes consultar o bien por privado de Facebook.

Anónimo dijo...

Gracias, acabo de verla. Lo dicho, ya te pediré consejos. Y por cierto, no desisto en encontrar la última adivina, adivinanza.😉

Sergio Otegui dijo...

No conocía ni la zona, ni el lugar... ni ese plato de mejillones con patatas, jajaj. Voy a tener que seguirte más de cerca para ampliar miras ^^ . Un abrazo!

Mis viajes y sensaciones dijo...

Estuvimos en Carnac hace ya unos años, aunque el pueblo no lo visitamos y nos perdimos esta iglesia. Los menhires de Carnac nos pareció una visita muy interesante y muy cerca tuvimos la oportunidad de conocer otros alineamientos.

Dónde vamos Eva? dijo...

Interesante lugar, justo hace unos días estuvimos viendo un documental en la tele que hablaba de este sitio arqueológico y me resulto fascinante todo lo que contaban.
También resulta curioso lo poco conocido que es respecto a otros yacimientos o monumentos de igual índole, es algo que siempre me soprende cuando viaje, descubrir rincones tan magníficos de los que nunca he escuchado nada.
Pendiente queda la visita para nuestro viaje por Bretaña.
Un saludo viajero,
Eva

Buzón de sugerencias