Kirtipur, Khokana y Bugmati en el valle de Katmandú

Uno de los días de nuestra visita a Nepal lo empleamos en visitar tres pueblos significativos del valle de Katmandú: Kirtipur, Khokana y Bugmati.
El poblado valle de Katmandú esta rodeado de pequeños pueblecitos:
aquí visitamos tres de ellos: Kirtipur, Khokana y Bugmati.
En el Valle de Katmandú hay mucho por conocer, no todo se termina en la capital.
Aunque los medios de comunicación y las carreteras son un poquito "complicadas".
  • Kirtipur
Kirtipur fue un pueblo rebelde en la unificación del Nepal y ello le causó que una vez conquistado por los famosos gurkas (o gorkhas), la población sufrió la represión y el castigo, por ello Kirtipur es una especie de pueblo maldito. Al estar en un cerro las vistas desde aquí son muy bonitas, además hay varios templos interesantes. 
Kirtipur procede de dos palabras de kirti (gloria) y pur (ciudad). Otros dicen que una reina llamada Kirti gobernó en la región y dio nombre a la ciudad. Se trata de una población originalmente fundada por los newari, y sigue siendo un centro de su cultura. Entre los barrios colindantes esta pequeña población puede alcanzar los cincuenta mil habitantes, aunque dentro de la muralla solo unos diez mil. Abundan los tejedores y los agricultores.
Fotos de las tejedoras de Kirtipur
En Kirtipur como en las otras ciudades del valle hay sobre todo muchos templos hinduistas y monasterios budistas e incluso alguna iglesia católica. La historia de Kirtipur se remonta a mil cien años antes de Cristo, siendo parte del territorio de Lalitpur en el momento de la invasión del valle de Katmandú por el rey Gorkhali Prithvi Narayan Shah en el siglo XVIII.
En 1767, Kirtipur fue anexado al reino de Gorkhali por Prithvi Narayan Shah después de la Batalla de Kirtipur. Conquistó la ciudad en su tercer intento, después de entrar en engaño. Después de esto, ¿qué hizo? pues no se le ocurrió otra cosa que cortar las narices de las personas (tanto hombres como mujeres) de más de 13 años de edad en la ciudad.
 La vida diaria en Kirtipur es dura...
Algunas casas mantienen estructuras de la arquitectura tradicional newari
Aquí en el año 2006 hubo un levantamiento democrático antimonárquico que derrocó los poderes del rey. Se considera una ciudad muy rebelde debido a su amarga historia contra la dinastía Shah.
Mapa de Kirtipur y localización del Templo de Bagh Bhairab
El templo de Bagh Bhairab es uno de los templos más populares dedicados al dios Bhairab en forma de tigre. Este dios es considerado como el guardián de Kirtipur y los lugareños lo llaman Ajudeu, un dios abuelo. Bhairab, la forma más aterradora y horrible de Shiva, es el destructor por un lado y el guardián por el otro. Los rituales ceremoniales en relación con los eventos importantes de la vida, como la comida, la pubertad, el matrimonio e incluso la construcción de casas, no pueden realizarse sin propiciar esta deidad en la mayoría de los pueblos y ciudades de Nepal.
Se supone que cada uno de los miembros de la familia masculina, cada año, toma el cofre de Bagh Bhairab, por turno, y lo guarda en una habitación secreta y lo adora dos veces al día. Si esto no se hace correctamente el individuo queda perseguido por la mala suerte. Y si no llevas el cofre a tu casa tienes que pagar una multa. El actual templo de tres pisos y es del siglo XVI, tiene un patio rectangular pavimentado de ladrillo con unas casas a su alrededor. Hay unos ídolos de piedra en el patio. Hay una puerta principal al lado sur del patio y otras dos puertas en los lados este y oeste. Los dos techos del templo están hechos de azulejos, mientras que el tercero está cubierto de cobre dorado. Los postes de madera con la talla de los dioses y las diosas hindúes adornan el templo además de servir de apoyo al impresionante techo. Hay unos murales muy antiguos pero mal conservados que representan las historias de Ramayan. En el lado derecho de la puerta principal del templo está Hifa Dyo, el dios del sacrificio de sangre al que le está permitido las ofrendas animales al igual que los sacrificios que se hacen a Kumari (a la cual hicimos una entrada en el blog -> aquí).
El otro templo local es el de Uma Maheshwar, uno de los sitios históricos más importantes de Kirtipur, con tres pisos estilo pagoda está situado en el punto más elevado de Kirtipur. Desde allí se pueden ver unas vistas del valle de Katmandú y sus montañas (ver las primeras fotos de esta entrada).
El templo fue construido en 1655 por Rautra Vishwanath Babu, un hijo del rey Sidhhi Narsinga Malla. Fue destruido en un terremoto en 1832 y después de permanecer en ruinas durante aproximadamente un siglo, fue restaurado en 1933, en 1982 y en 2008 A cada lado de la escalera de piedra que conduce al templo hay un elefante de piedra (foto derecha), con esculturas de Bhimsen y Kuber como protectores del templo.
  • Khokana
Khokana (Jokana pronunciado) y Bugmati son dos pueblecitos más, muy cercanos que también se encuentran al Sur de la capital, el primero es más pequeñito, pero ambos te dan una idea de lo que es un pueblo newarí sin el agobio de los turistas. Nos llamó la atención algunas mujeres lavándose en la calle con un barreño y los pechos al descubierto, también los abundantes patos por todas las calles o las hilanderas al modo tradicional y los niños, siempre Nepal llena de niñas y niños de las escuelas con sus uniformes, corriendo de un lado a otro, siempre con una sonrisa.
 La vida diaria en Khokana.
Aquí se instaló la segunda escuela más antigua de Nepal después de la de Durbar.
Fábrica de aceite
de mostaza
Khokana junto con Bungamati, Chhampi, Dukuchhap y Sainbu forman el municipio de Karyabinayak. En Khokana son poco más de cuatro mil habitantes. Fue la primera ciudad de Nepal en encenderse con electricidad en 1911.
Khokana ha sido nominada para ser incluida en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, porque representa un pueblo vernáculo y en su patrimonio industrial se encuentra la fabricación artesanal de aceite de mostaza, por eso Khokana es principalmente conocida por la producción de aceite de mostaza desde la antigüedad. Nosotros tuvimos la oportunidad de visitar una de esas fábricas, abajo tenéis las fotos...
Las semillas de mostaza

Hay una historia interesante entre la gente acerca del nombre de la ciudad, por lo visto consiguió su nombre de la palabra newari khona que significa "hablar mientras llora". Según la leyenda, un sacerdote de Katmandú se desmayó debido a unas fiebres y se pensó que estaba muerto, llevando a cabo todo el ritual para su cremación. Debido a unas fuertes lluvias se tuvo que parar todo cuando ya estaba colocado en la pira.  Pero el hombre se despertó y se salvó. Pero eso para la gente eran malos augurios, por lo expulsaron del pueblo.La pareja entonces corrió desde allí llorando hasta establecerse en Kudesh al noroeste de la actual Khokana. Se dice que la diosa Shikali Devi los bendijo y se estableció un nuevo asentamiento, este asentamiento iniciado por una mujer llorosa [Khona en newari] fue el origen del nombre de Khokana.
  • Bugmati
Bugmati o Bungamati está situado más allá del cinturón meridional del valle de Katmandú. Es un pequeño pueblo newari que sigue respetando su tradición como parte importante de la vida, están mucho menos influenciados por la modernización aunque se encuentran a pocos kilómetros de la capital.
Templo shikara
El templo de estilo shikara en la plaza central en el corazón de Bungamati incluye la famosa machendranath o máscara roja. En la plaza pavimentada de piedra es normal seguir viendo los cultivos a secar, como una gran área comunal.
Una de las características de este pueblecito, de Bungamati, es contemplar en medio de la calle a la gente local trabajando en diseños en madera o piedra, un arte que se pasa de generación en generación. El guía nos dijo que hay casi un centenar de personas que se ganan la vida con el tallado en madera.
 Artesanos de la madera.
Espero les haya gustado esta entrada, especialmente las fotos que muestran la auténtica vida de los nepalíes del valle de Katmandú ¡hasta la próxima!





  • Resumen de nuestra visita a Nepal -> aquí.

3 comentarios:

Kris dijo...

A mi esa parte del Valle de Katmandú de la que nos hablas me pareció muy especial. Con lugares singulares en los que el tiempo parece haberse detenido....

Jordi dijo...

Recuerdo perfectamente levantamiento de 2006 porque teníamos que ir al Nepal y India y finalmente no pudimos ir a Nepal por este motivo. Ninguna de las ciudades que comenta o mejor dicho de las poblaciones que comentas las había oído con anterioridad. Desde luego son lugares de gentes sencillas y mucho más alejadas del turismo que otros lugares que nos presentáis. Espero poder visitar algún día de paz.

Viajes Inefables dijo...

Me encantan todos esos trabajos artesanales de la gente local. Te habrás traido algun recuerdo de allí de madera tallado? Se ve también en tus fotos que aunque las casas no están en muy buen estado que las fachadas son bonitas con maderas trabajadas también.Pero también se ve la vida dura que tienen y te das cuenta una y otra vez lo bien que vivimos

Buzón de sugerencias