La vida en Galicia hace 2000 años

La vida en el castro (imagen del centro de interpretación).
Un castro (castrum fortificación militar) es una población que surge antes de la llegada de Roma a la Península Ibérica (hay alguno posterior) y marca un tipo de asentamiento propio de finales de la Edad del Bronce y de la Edad del Hierro. Son más frecuentes en la zona NW y en la meseta. Y no es la primera vez que hablamos de castros en el blog, ya hicimos una entrada sobre el castro céltico de El Raso, en Candeleda, Ávila. Pero hoy nos vamos más al norte, a Galicia.
Castro de San Cibrao de Las (Orense)
El castro del que vamos a hablar hoy se encuentra en la provincia de Orense.
El Castro de San Cibrao de Las o como dicen en la zona "A Cidade" (la ciudad), Lambrica, Lansbrica, Lanobrica o Lansbricae es uno de los poblados fortificados españoles en proceso de excavación de mayor tamaño entre los localizados en Galicia, situado entre los términos municipales de Pungín y San Amaro, en la provincia de Orense. Del resultado de los estudios arqueológicos se puede observar un periodo de ocupación continuada que abarca desde el siglo II a. C. hasta el siglo II, y con posibles ocupaciones esporádicas más tardías. (Wikipedia

Llegamos allí en uno de los viajes cortos que hicimos en verano en nuestro periplo gallego. Es bastante grande y según pudimos leer es de influencia romana por haberse alargado en el tiempo. Tiene un centro de interpretación por el que llegamos con una exposición muy trabajada de la vida en el castro. Está bastante cerca de Orense, a un cuarto de hora por carretera como mucho. El castro ocupa los municipios de Pungín y de San Amaro, aunque recibe el nombre de la parroquia de San Cibrao de Las, de San Amaro. Como se ve en la primera foto esta en una especie de colina o elevación que no se hace muy pesada a la hora de subir.
Aquí en estas fotos podemos ver algunas de las salas de interpretación del castro.
Más imágenes del Centro de Interpretación de la Cultura Castreña de San Cibrao de Las (inaugurado en 2009). 
El nombre de Lansbricae apareció en inscripciones que fueron halladas en la excavación, una en la puerta de poniente, otra en una piedra de la acrópolis y una última dedicada a Bandua Lansbricae, nombre que aparece en algún tratado medieval sobre la zona.
La historia de este castro se remonta al año 1922 en que Florentino López Cuevillas y Vicente Risco realizan una excavación oficial, cuyos permisos se habían solicitado un año antes.
En esta imagen se ve el castro y el centro de interpretación al fondo. Abajo el plano y el camino recomendado para los visitantes. (Pinchar aquí para ver los horarios. El servicio de visitas guiadas es de martes a viernes bajo reserva previa en el 988267285 o en reservas@pacc.es)

Plano del Parque.
© Web del Parque Arqueológico
Foto aérea (esta foto ¡obviamente! no es mía).
© Web del Parque Arqueológico
Puerta principal de la anteacrópolis y torreones circulares de entrada.
En cualquier caso los hallazgos de piezas de las excavaciones no se encuentran aquí sino en el Museo Arqueológico Provincial de Orense. Hay que destacar que en los años ochenta se encontró en las proximidades del castro un yacimiento paleolítico.
Todo el castro tiene señalizado detalles para que el visitante pueda comprender mejor la excavación. Aquí por ejemplo una casa pero ya de la época romana.
Aquí en la foto de arriba se aprecia una calle transversal enlosada para subir a la puerta este de la acrópolis del castro.
Desde los años veinte y después de la Guerra Civil se continuaron las excavaciones. Desgraciadamente en la posguerra especialmente en los años cincuenta hubo un expolio de piedras del yacimiento para uso civil en el acondicionamiento de calles en la cercana Carballino. El poblado, como se observa a lo largo de estas fotos, se encuentra rodeado de un fuerte sistema defensivo, formado por murallas, un foso y parapetos. La muralla se puede acceder a ella sin problemas y da una visión más panorámica.
Estructuras de una de las casas con el patio ovalado.
Aquí otra vista de la casa completa.
Murallas exteriores del sur.
El Monte de San Trocado, visto desde el castro.
Bueno, espero os haya gustado este particular recorrido por la historia de nuestros antepasados gallegos. Merece la pena y es de reseñar lo didáctico del centro de interpretación. Si queréis más información: Web del Parque Arqueológico o en Wikipedia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola, buenos días
He estado por Orense / Ourense, por Ribadavia y también por el Cañón del río Sil. Me hubiera gustado ir a ver este enclave arqueológico. Veo que no está muy lejos de Ribadavia. Si vuelvo a Ourense, seguro que me doy una vuelta por Castro de San Cibrao de Las. Me ha parecido muy interesante.
Saludos
CarmeLa