Padua, en la llanura padana

 
La ciudad de Padua o si quieren en italiano Padova, es otra de esas ciudades con encanto del norte de Italia. La tercera ciudad de la región del Véneto, una población media que se amplía en sus alrededores. A poco más de veinte minutos de Venecia por autopista, siempre que el tráfico lo permita. Bañada por dos ríos, el Bacchiglione y el Brenta.
Río Bacchiglione
Fundamentalmente Padua se conoce por tres cosas, por ser la sede de la prestigiosa Universidad de Padua, por la Basílica de San Antonio de Padua, y por la la Capilla de los Scrovegni a la que le dedicamos ya una entrada especial en el blog
Empezamos paseando por la ciudad buscando en primer lugar la Basílica de San Antonio, por el camino vamos encontrándonos con palacios y una ciudad tranquila y cómoda de visitar andando. 
 
Patavium era una importante ciudad romana en el siglo I aC que luego decayó con la caída del Imperio y volvió a florecer en la Edad Media, de los siglos XI a XIV. Aquí estuvieron la familia de los Carraresi, que favorecieron la construcción de grandes monumentos.
 
Posteriormente Padua fue veneciana, es la época del esplendor artísticos de Donatello, Mantegna, Tiziano, Sansovino, entre otros; y de la vida académica de su universidad. Bajo la dominación veneciana, Padua continuó con su vida cultural gracias también a la presencia estimulante de su Universidad.
  • San Antonio y su basílica. 
  
La Basílica de San Antonio domina la ciudad, multitud de peregrinos acuden todos los días, algunos muy distinguidos como pueden verse en las fotos. La Basílica Pontificia de San Antonio de Padua aunque sea el templo más conocido y visitado de la ciudad, no es la catedral que corresponde a la Catedral de Santa María de Padua. A pesar de ello en la ciudad San Francisco de Padua es un icono que se reproduce en souvenirs y regalos de "il Santo". Dicen que es uno de los ocho santuarios internacionales reconocidos por la Santa Sede en todo el mundo.
 
La construcción de la basílica se remonta al siglo XIII, concretamente a 1232, sólo un año después de la muerte de San Antonio. Y pronto, relativamente, fue terminada en 1310. El santo, conforme a su voluntad, había sido enterrado en la pequeña iglesia de Santa María Mater Domini pero esta iglesia fue incorporada a la actual basílica como una capilla, la Cappella della Madonna Mora (Capilla de la Virgen Oscura). Puedes encontrar más información en -> la web oficial de la basílica.
  
En la plaza se encuentra un magnífico monumento ecuestre (no, no es Franco a caballo, aunque al principio te pegas el susto, jajajaja...), se trata del condotiero Gattamelata, obra cumbre del escultor renacentista Donatello. Erasmo da Narni, apodado Gattamelata, era un estratega y capitán militar de la República de Venecia a la que pertenecía Padua en esa época.
Seguimos caminando entre las calles de Padua, concretamente en la Via 8 Febbraio 1848... y nos encontramos con un edificio histórico de la Universidad de Padua. Se trata del Palazzo Bo, que es la sede histórica de la Universidad de Padua desde... ¡1493!
  
El Palacio Bo está situado en el centro de Padua, frente al Palacio Moroni, sede del consistorio de la ciudad. Ayuntamiento y Universidad frente a frente.
  • Università degli Studi di Padova

Solo hay cuatro universidades más antiguas que Padua: Bolonia, Oxford, París y Salamanca. Pero según la historia de la universidad, esta es incluso más antigua del año oficial de constitución, y se remonta al año 1222. Se trata de un documento histórico donde se habla de un gran grupo de estudiantes y profesores provenientes de la Universidad de Bolonia que agobiados por la disciplina boloñesa, buscan un espacio con más libertad académica que encuentran en la vecina Padua. Se llega a hablar de universidades en plural: una Universitas Iuristarum, básicamente de derecho; una Artistarum Universitas, que enseña la astronomía, la dialéctica, la filosofía, la gramática, la medicina y la retórica; y una Universitas Theologorum, establecida por el propio Papa. (©Wikipedia) Su Jardín Botánico de Padua fue establecido por la universidad ya en 1545, tiene un teatro anatómico, el más antiguo superviviente de Europa, que data de 1595. Destaquemos, por ejemplo que aquí el anatomista Andrés Vesalio ocupó la cátedra de Cirugía y Anatomía. También dieron clase, Galileo, Santorio o William Harvey. Pero la Universidad no se ha quedado en la historia sino que es una de las más prestigiosa de Italia y Europa en producción científica.

Como decíamos el Palazzo Bo es la sede histórica de la Universidad de Padua desde 1493.
  
Arriba pueden observarse los escudos de los rectores de la Universidad en el Palazzo Bo.  Las paredes y las bóvedas de los soportales también están completamente decoradas con los blasones de estos rectores y consejeros de las dos universitates, artista y jurista, y se remontan a los años que van desde 1592 hasta 1688. 
En este lugar en el siglo XVI se lleva a cabo el traslado de las diferentes escuelas, diseminadas por diferentes barrios de la ciudad. El nombre de Palacio Bo, proviene del hotel Hospitium Bovis, o albergue del buey (“Bo” en lengua véneta), situado cerca de la antigua calle de las carnicerías. El edificio en su totalidad, incluido el patio moderno, fue reformado entre 1938 y 1942.
Abajo dos aulas históricas de la Universidad en el Palazzo Bo.

 
Padua es una ciudad agradable de pasear, hay muchas bicicletas y personas de un lado para otro, sin la "turistificación" excesiva de su vecina Venecia. Disfrute de pleno de la vida patovina.
Y llegamos a la zona del mercado, gente por todas partes comprando, en las cafeterías... Como era sábado estaba llena de puestos de frutas y verduras en la propia plaza. También son famosos los puestos de embutidos y quesos. La plaza de las yerbas, Piazza delle Erbe, se debe a que aquí en la antigüedad se vendían solo hierbas. Es una plaza ore-romana, un rectángulo irregular que cambia las actividades según la hora del día. De todas maneras, Padua tiene varios mercados, pero este es el que tiene la mayor selección de frutas y verduras, además del ambiente más interesante de la ciudad.

A un lado de la plaza encontrarás el Palazzo della Ragione, con un museo, en el primer piso, donde hay un maravilloso péndulo de Foucault. También es interesante ver la Piazza della Frutta, en la parte opuesta del palacio, es un lugar poblado de terrazas que permiten contemplar la fachada palatina.

      
La Torre dell'Orologio (arriba y abajo en las fotos) es otro de los edificios de origen medieval que se encuentra en la Piazza dei Signori, entre el Palazzo del Capitanio y el Palazzo dei Camerlenghi. La torre se construyó en la primera mitad del siglo XIV como puerta oriental de la Reggia Carrarese. En 1428 fue elevada y adornada en estilo gótico y dotada del célebre reloj astronómico. En 1531 se añadió el gran arco triunfal en la base, según el proyecto de Giovanni Maria Falconetto. (+Info: Wikipedia)
  
El Palacio de la Región (fotografía de abajo), tiene unas dimensiones que cubren un flanco de la plaza, casi noventa metros de largo por casi treinta. A veces se conoce con el apelativo de il Salone, es un gran edificio civil que fue sede del gobierno y de los tribunales de la ciudad. Alberga por ello la sala medieval, el salón, más grande del mundo, espectacular, con unos frescos del Renacimiento impresionantes.
Palazzo della Ragione, en la Piazza dell Erbe 
Fue construido en 1218 y luego sobreelevado en 1306 por Giovanni degli Eremitani, que le dio su cubierta característica en forma de casco de barco volcado. (+Info: Wikipedia)
El salón medieval del Palacio de la región.
Esta foto no es mía, sino de ©Stefan Bauer 
... y llega el momento de un cafelito, para irnos a ver la joya de la corona, la Capilla de los Scrovegni, aunque ya de esta obra de Giotto ya hicimos una entrada -> aquí.
Capilla de los Scrovegni
  • Catedral de Padua 
Y de la capilla vamos a ver el último de los grandes monumentos de Padua, su catedral. La catedral de Santa María Assunta se encuentra en el extremo este de la Piazza Duomo, cerca del Palacio del Obispo. Primero fue solo la sede del obispo en el siglo IV, y posteriormente convertida en catedral de la diócesis con numerosas reconstrucciones y diferentes estilos, hasta tres iglesias una encima de otra.
La primera cátedra fue erigida en el año 313 y destruida por un terremoto. Luego vino una catedral o iglesia románica, que conserva aún los frescos de Giusto de Menabuoi en el baptisterio. 
  
La reconstrucción final es del siglo XVI, atribuida en cuanto a diseño nada menos que a Miguel Ángel. Aunque la construcción tuvo que esperar hasta el año 1551, y prolongada hasta nada menos que el siglo XVIII, de ahí las mezclas encontramos sobre todo en su interior como puede verse en las fotos de arriba y abajo.
  
Y con esto terminamos la visita a Padua de un sábado intenso pero fructífero. Nos volvemos para casa, en Bolonia.

No hay comentarios: