Cristo de los faroles

La primera imagen que tengo de esa plaza viene de un sello, de los que despegaba mi padre los domingos por la tarde de las cartas. Un sello azul de 80 céntimos de peseta. Luego con el paso del tiempo visité Córdoba y no pudo faltar visitar con mis padres ese Cristo con faroles.
Sellos emitido en 1964
Porque Córdoba es una ciudad con mucho encanto, con embrujo, y no siempre hemos hablado de ella en este blog, por eso hoy me he atrevido a destacar uno de esos sitios con encanto que recordaba de pequeño, la plaza del Cristo de los faroles. 
Da igual que seas religioso o no, es un sitio que sobre todo de noche pone los pelos de punta. Un lugar mágico. Su nombre completo es "Cristo de los Desagravios y Misericordia", aunque toda Córdoba la conoce como "el Cristo de los Faroles". Se remonta al siglo XVIII, parece que la fecha exacta es 1794. El escultor al que se le asigna el Cristo es Juan Navarro León.

El Cristo de los faroles se localiza en uno de los lugares más tradicionales cordobeses, la plaza de Capuchinos. Allí cerca se encuentra otro lugar emblemático de la ciudad, la Cuesta del Bailío.
El origen se remonta a un fraile capuchino franciscano, que venía de Cádiz: Fray Diego José, también conocido como Beato Diego de Cádiz, un personaje (1743-1801) vinculado a la corriente que se denomina "Pensamiento reaccionario" que presentaba en aquella época, la batalla a las ideas de la Ilustración y a sus propagadores. Pero bueno esto sería otra historia. Porque además del impulso del fraile, todo hay que decirlo, fueron los Marqueses de Hariza los que sufragaron los gastos del Cristo.

La plaza de Capuchinos tiene además el encanto de un lugar especial para la Semana Santa cordobesa. Cuatro tallas procesionan junto al Cristo, que provocan momentos muy emotivos. 

Es una obviedad que su nombre se debe a que se encuentra iluminado por faroles, son ocho como puede verse en estas fotos, los que le rodean e iluminan por la noche. Las verjas que se levantaron en 1924 y sus faroles actuales son relativamente nuevos ya que los antiguos fueron sustituidos en 1984. Y en 2015 hubo una última restauración del conjunto

 

Noticia de ABC: La curiosa historia de la reja del Cristo de los Faroles de Córdoba
Imágenes antiguas del Cristo de los faroles

Billete de lotería con la Plaza y el Cristo
El Cristo de los Faroles se hizo muy famoso en la España franquista por la película de Antonio Molina del año 1958 llamada exactamente así: "El Cristo de los Faroles". El argumento es como muy sencillo: Antonio Reyes conoce ¿dónde? pues en la Plaza del Cristo de los Faroles a una mujer, Soledad, cordobesa, a la que Antonio quiere sumar a su lista de conquistas. Varias son las veces que el cantante lo intenta, pero no le hace caso y a pesar de los trucos que emplea para conquistarla, Soledad no se deja influir por las acciones de Antonio. Además de Antonio Molina, que por supuesto canta, están en la película actores clásicos de la época como Jesús Puente o Rafaela Aparicio, además de Rafael Romero Marchent, Pedro Fenollar o Margarita Robles Menéndez.

No hay comentarios: