El trágico final de Trotsky en Coyoacan

Ya hicimos en este blog una entrada dedicada a la Casa Azul de Frida y Rivera. Pues bien ese mismo día, hace unos años, pasamos a visitar la casa de Trotsky. Era una manera también de completar el triángulo amoroso entre la pintora y el líder revolucionario ruso León Trotsky. Como saben, o no, el ruso disidente de Stalin, que fue acogido por el muralista en su casa, tuvo una supuesta aventura con la pintora. Bueno la cosa es que al final Rivera y Trotsky se pelearon y el dirigente comunista se desplazó dos cuadras arriba a la calle Viena para vivir en una casa que hoy es el Museo Trotsky, con una ampliación que se le ha hecho a la original vivienda, donde pasó sus últimos años, aunque finalmente fue asesinado en un segundo intento por parte de agentes estalinistas. 
La casa es casi un bunker, aunque de poco le sirvió cuando allí llegó el catalán Ramón Mercader para asesinarlo a golpes de un piolet de montaña (les recomiendo el libro de Leonardo Padura “El hombre que amaba los perros” que trata sobre este personaje).
La casa fue declarada monumento histórico el 24 de septiembre de 1982,
está en una tranquila zona junto a un arroyo cerca del río Churubusco

El Museo Casa de León Trotsky es un espacio que combina la antigua casa donde vivió sus últimos años el líder ruso y un espacio museísticos y de estudio, con biblioteca y documentación. En esta casa vivió con Natalia Sedova durante quince meses.


Web del Museo -> aquí

Hubo cambios en la vivienda después de que Trotsky fuera asesinado, hasta su conversión en Casa-Museo. Para ello se hicieron algunas obras de que reflejaran como estaba la casa en los años en que fue asesinado el 21 de agosto de 1940. El espacio desde los años noventa es sede del Instituto del Derecho de Asilo y las Libertades Públicas. Una asociación es la que lleva el museo, que dirige Javier Wimer Zambrano en colaboración con el nieto y único sobreviviente de León Trotsky, Esteban Vólkov Bronstein (95 años cuando escribo esta entrada).

A la izquierda es el edificio que albergaba a los guardias de Trotsky.
La casa de los guardias contiene una colección fotográfica y su árbol genealógico.

La Casa-Museo es una institución que funciona sin fines de lucro y recibe una subvención de la Secretaría de Cultura del Gobierno del Distrito Federal, que coadyuva al financiamiento de sus actividades, junto con las entradas de los visitantes. Las visitas son guiadas. La dirección es: Avenida Río Churubusco 410 Col. del Carmen, Coyoacán entre las calles de Gomez Farías y Morelos a tres cuadras de Avenida Centenario.

Este torreón que aún queda da una idea de cómo de protegido estaba el líder ruso por sus seguidores en México.

Natalia Sedova, Frida Kahlo y León Trotsky
Trotski comenzó su exilio en 1929 y la persecución de Stalin se consagró con su asesinato por un militante comunista español del PSUC, Ramón Mercader. Trotsky y su esposa estuvieron en varios países sentenciados de muerte. Incluso estuvo en Cádiz. Ocho años después llegan a México gracias al apoyo de los pintores y activistas, Diego Rivera y Frida Kahlo, que convencieron al presidente Lázaro Cárdenas para que le diera asilo y protección. La realidad es que la protección fue más bien familiar, en la casa de Frida Kahlo en Coyoacán.
Espacio expositivo de la Casa-Museo
Entrada a la casa de la calle Viena donde vivían los Trotsky 
Como hemos comentado anteriormente, en 1939, Diego Rivera y León Trotski se pelean, por tema ideológico o por la posible relación con Frida. Es entonces cuando buscan una casa cercana que es la que hoy es museo, la casa en la calle Viena, no muy lejos donde vivían sus anteriores huéspedes.

En la zona del jardín, todavía se mantienen las mismas flores tropicales y otras plantas, como el cactus, que Trotski coleccionaba.
Jardines de la casa
Un monolito con la hoz y el martillo junto a una bandera roja en su honor
En México los comunistas se dividían como en otras partes del mundo entre los seguidores de la URSS y los que veían como el movimiento derivaba en el autoritarismo de Stalin y apoyaban la IV Internacional que dirigía León Trotsky desde el exilio. 
En mayo de 1940, otro pintor, pero esta vez estalinista puro, Siqueiros, organiza un frustrado atentado contra Trotsky. Unos militantes disfrazados de agentes de policía dispararon con ametralladoras en el patio interior de la casa, llegando a diversas partes de la casa. Agujeros de bala de ataque Siqueiros están todavía en las paredes exteriores. Este ataque llevó a la construcción de las murallas y de los torreones (como puede verse en la foto de arriba).

El piolet
Detención de Mercader por la policía mejicana

El segundo intento no falló. Ramón Mercader, se había convertido en el amante de la secretaria personal de Trotski bajo el nombre de Jacson Mornard con un pasaporte canadiense. Mercader pidió a Trotski que revisara algo que había escrito, y en ese momento le saco un piolet de su abrigo y lo clavó en el cráneo del político, murió al día siguiente.

El piolet está expuesto en el Museo del Espionaje de Washington. Ramón Mercader fue detenido por la policía mexicana, condenado por asesinato, por lo cual pasó veinte años en una prisión mexicana. Cuando fue liberado en 1960, se desplazó a Praga, Moscú (condecorado con la Orden de Lenin) y finalmente fue a La Habana donde falleció en 1978.

Volviendo a la Casa-Museo, el visitante puede ver reconstruida con sus muebles originales donde vivían León y Natalia.

En el estudio permanecen las gafas, los documentos, los libros y demás objetos quedaron exactamente como estaban cuando Trotski fue atacado.
Aquí en esta mesa, al parecer, recibió el golpe con el piolet de montaña

  • Entrada general: 40 pesos
  • Con credencial de estudiante, o docente: 20 pesos
  • Los niños menores de 6 años entran gratis
  • Horarios: martes a domingo de las 10:00 a las 17:00 hrs.

No hay comentarios: