Dublín: más allá del "Ulysses"

Junto al Sr. Joyce

Este mes vamos a comentar algunas ciudades del Viejo continente. Empezaremos por una que se me ha resistido, hasta el año pasado no la pude visitar, Dublín. Una ciudad literaria, una ciudad que exhala literatura por sus calles. En ellas han visto nacer cuatro premios Nobel de Literatura: W.B Yeats, Samuel Beckett, Seamous Heaney y Bernard Shaw, por no hablar de los más famosos aunque no laureados Oscar Wilde o James Joyce. Dublin es la ciudad del Ulysses (Ulises) de Joyce, donde se relata en un profundo volumen de casi mil páginas el paso por esta ciudad de su personaje principal, Leopold Bloom y de Stephen Dedalus, durante un día cualquiera, aunque se concreta en el 16 de junio de 1904, porque fue el día en que se citó por vez primera con la que después sería su pareja, Nora Barnacle.

Existe un paralelismos con el Ulises de Homero como la correlación entre Bloom y Odiseo, así como entre Stephen Dedalus y Telémaco. En la actualidad, los lectores fervientes de Ulises celebran el 16 de junio en todo el mundo como una festividad que lleva el nombre de Bloomsday. Caminar por Dublin sirve muy bien para conocer a James Joyce, ya que en las calles de Dublín se respira la obra de este dublinés por excelencia quien, pese a vivir apartado de la ciudad durante décadas, nunca pudo quitar de su pensamiento a esta tierra. donde cientos de joyceanos llegados de todo el mundo reviven el recorrido de Leopold Bloom por Dublín con la obra en la mano y dispuestos a embeberse de cuanto destile literatura y porqué no, de una cerveza. Lugares típicos de este recorrido son los pubs tradicionales como el de Davy Byrne o Egan's. En este recorridos parece ineludible el museo de Joyce en la Torre Martello, donde vivió el escritor y además sirvió de trasfondo para el primer capítulo de 'Ulises', es célebre la piscina donde se bañaban sólo los hombres desnudos. En la Torre Martello se reune una exposición sobre la vida y obra del irlandés más influyente del pasado siglo XX. En este recorrido literario esta la visita también obligada al "Dublin Writer's Museum" donde ampliar el horizonte joyceano a otros escritores como Wilde o Beckett.
Pero Dublín es mucho más...

Trinity College

Río Liffey

Casas típicas dublinesas

Dublín es una ciudad que sorprende con relación al resto de Irlanda, esta llena de vida, de marcha nocturna, de calles comerciales, mucha gente en la calle, en los pubs. No es un destino raro, al contrario es un referente turístico y el gran número de tiendas de souvernirs delata esta característica, para bien y para mal. Hay muchos hoteles y residencias de todo tipo, restaurantes italianos, chinos, típicos pubs donde también se puede comer. Y esta oferta turística se amplía con los vuelos baratos de bajo coste que permiten un fin de semana rápido para conocerse esta ciudad por poco precio.

Puente del "medio penique" - Ha' penny bridge

Dublín es un derivado hiberno-normando de las voces irlandesas Dubh Linn, que significan laguna negra. Dublín (en irlandés Baile Átha Cliath, o poblado del vado de cañizo) está ubicada cerca del centro de la costa Este de la isla, en la desembocadura del río Liffey y en el centro del Condado de Dublín. Ha sido capital de Irlanda desde la Edad Media, cuando originalmente se fundó una factoría vikinga que comerciaba con esclavos y la orfebrería del país. Consta del área del Consejo de la Ciudad de Dublín junto con suburbios contiguos en el Condado de Dublín.
La población de la ciudad propiamente dicha era de 495.781 habitantes. Una de las zonas más concurridas es el llamado Temple Bar. También muy tradicional es darse un paseo por el Trinity College, la universidad más prestigiosa de Irlanda. Enfrente de la entrada de la universidad nos encontraremos con la también conocida Molly Malone, tradicional de Dublín. Da nombre y letra a muchas canciones referentes a ella aunque nunca se ha sabido si es sólo una leyenda o existió de verdad.


Estatua de Molly Malone

2 comentarios:

el viajero impresionista dijo...

La conclusión que saqué de Dublín es que, fuera del ámbito literario que pesa bastante allí,es una ciudad para divertirse,donde los jóvenes son multitud. Al menos en verano...

Davestraits dijo...

Yo ahora estoy leyéndome el Ulysses en mi segundo año de Filología Inglesa. Me encantaría volver a Dublín para revivir los rincones y lugares descritos en la obra, ya que en mi última visita hace tres años prácticamente desconocía esta novela...

Buzón de sugerencias