Girona, la meva ciutat preferida de Catalunya

Estación de tren en Girona
De todas las ciudades de Cataluña, con excepción de Barcelona, claro, Gerona es para mí la preferida, una ciudad excepcional. A Gerona la fundan los íberos de la tribu de los indigetes, luego llegaron los romanos y fue Pompeyo quien construyó la originaria Gerona, denominada en latín Gerunda, directamente conectada con el que iba a ser uno de los puertos marítimos más importantes del Imperio, el puerto de Ampurias. Más tarde llegaron musulmanes pero estos estuvieron poco tiempo ya que por su cercanía con el imperio carolingio la ciudad fue pronto restituída a manos de los cristianos bárbaros. La ciudad se convirtió entonces en la sede del Condado de Gerona. Igual que su hermana mayor Barcelona, Gerona pasó a ser una ciudad condal. La comunidad judía de Gerona fue siempre muy importante, por eso no puedes dejar de ver la judería gerundense ya que en ella las calles enrevesadas juegan con las sombras y los edificios en una sintonía perfecta, es preciosa, os la recomiendo encarecidamente. Así llegaron ya en tiempos modernos otros bárbaros como los franceses venidos del Norte o los franquistas llegados del Sur, ambos destrozaron la ciudad, aunque no del todo, claro.

El Oñar es el río que está presente en la ciudad (en catalán Onyar, en latín Undarius), afluente del Ter, nace en el macizo de las Guillerías. Divide el Oñar a Gerona en dos partes desiguales, la mayor en la orilla derecha que es la parte antigua y turística; y la menor, la más moderna, en la izquierda. Gerona está muy cerca de Barcelona, casi cien kilómetros (99 para ser exactos), nosotros cogimos el tren y aprovechamos en el mismo día para ver la ciudad y el Museo Dalí, en Figueres (otro día hablaremos de él). Girona, Gerona, es una ciudad, como decía al principio en la introducció histórica, una villa entre el mar y la montaña.

Río Oñar
Catedral de Gerona
Gerona no te defraudará...
El casco antiguo, el Barri Vell es uno de los centros históricos más evocadores de Cataluña, con elementos únicos en Europa: muralla carolingia, el barrio judío, uno de los más bien conservados, y la grandiosidad de la nave gótica de la Catedral, la más ancha del mundo. Girona tiene también seis museos que poseen un fondo patrimonial de gran interés. Sobre el barrio judio, ya hemos dicho que es una de las juderías más importantes de España y además, existe un Patronato, el Call de Girona, que ha recuperado arquitectónicamente y culturalmente la herencia judía gerundense, haciendo de dinamizador de la judería. La sede del Patronato es el Centro Bonastruc ça Porta, que acoge el Museo de Historia de los Judíos y el Instituto de Estudios Nahmánides. El Centro también alberga las dependencias administrativas de la Red de Juderías de España.

Tapiz de la Creación - Sello de 1980
La Catedral de Girona, que acumula diferentes estilos desde el románico original, es también muy digna de resaltar. Por cierto en Internet tienes una visita virtual aquí, también tienes en Wikipedia un artículo muy interesante dedicado al templo: su construcción se inició en el siglo XI en estilo románico, siguiendo en el XIII con el gótico, conservando tan solo el claustro románico del XII y la torre de la misma época que data de 1040; se terminó en el siglo XVIII. En el Museo del Tesoro de la Catedral se expone el famoso Tapiz de la creación (que salió en un sello de correos en su momento -disculpen, soy filatélico-). Además de este Museo hay uno muy peculiar de Cine, otro de Arte en general y el de Historia de la ciudad. También hay una sección importante del Museo de Arqueología de Cataluña en la antigua iglesia y el convento de Sant Pere de Galligants, este museo se utilizó como almacén de las excavaciones arqueológicas del Ampurdán desde el siglo XIX y después de un proceso relativamente reciente de modernización pasó a ser un buen punto de recalada para los interesados en estos temas: lápidas, mosaicos, etc. Pero Gerona es mucho más, es pasear, pasear y pasear,... saborear una terraza en la Rambla de la Libertad, o darse un paseo romántico con el tiempo parado en la antigüedad de sus calles. Además si tienes dinero y reserva puedes degustar de El Celler de Can Roca, uno de los restaurantes más valorados del Mundo (yo no fuí, así que no puedo opinar). En cualquier caso Bon dia, bon profit.

Calles estrechas, la Judería,... pasear por Girona es un placer
Web Oficial de Turismo de Gerona
+Info: Plano turístico.

1 comentario:

MTTJ dijo...

Magnífico relato sobre Girona. A pesar de tenerla tan cerca, hacía muchísimos años que no la visitaba, desde una vez que fuimos de excursión con el colegio, ¡casi nada!. Este pasado mes de agosto decidimos viajar a Girona y encontré una ciudad totalmente cambiada, preciosa, con unos rincones adorables. Realmente valió la pena y espero no tardar tantos años en regresar de nuevo.

Saludos

M.Teresa

Buzón de sugerencias