La Toscana y el cine (3): Bajo el Sol de la Toscana

Cortona
Si hay una película apropiada para la Toscana esa es Under the Tuscan Sun (titulada en castellano "Bajo el sol de la Toscana" tanto en España como en Hispanoamérica). Es una película protagonizada por Diane Lane y Raoul Bova y dirigida por Audrey Wells. Fue estrenada allá por septiembre del año 2003 en Estados Unidos y un año después más o menos en España. Todo surge de un personaje femenino, Frances Mayes (Diane Lane), una escritora de 35 años que vive en San Francisco y acaba de divorciarse, encontrándose en una situación desesperada, ello le motiva a un cambio de aires. Así nace la historia de Bajo el Sol de la Toscana. Esta filmada en Cortona que es el pueblo donde Frances se compra "Bramasole", aunque hay que decir que de la Toscana, la mayoría de las escenas se grabaron en Montepulciano, otro pueblo encantador. En la película la protagonista que vive en San Francisco recibe la receta de la Dra. Patty para superar su depresión: 10 días en la Toscana italiana. Algo parecido a lo que hicimos nosotros en Mayo de este año, aunque no necesitamos un psicólogo, jajaja... Y una vez allí, Frances se encapricha de una villa llamada "Bramasole", que literalmente significa "que anhela el sol" y decide comprarla. La casa necesita muchas reformas, pero ¿qué mejor lugar para empezar una nueva vida que la cuna del Renacimiento? A medida que se va acomodando en su nuevo estilo de vida en la villa, en medio de la maravillosa y exuberante campiña toscana, Frances hace nuevos amigos entre sus vecinos. Pero en los momentos de soledad, teme que los proyectos para su nueva vida y su nueva familia no lleguen a realizarse. Hasta que en un encuentro casual en Roma, Frances cae en los brazos de un intrigante anticuario de Portobello llamado Marcello (Raoul Bova). Marcello, el joven italiano del que se enamora es de un pequeño pueblo de la costa Amalfitana, Positano (este sitio no lo conzco, habrá que apuntarlo para otro viajito a Italia).

Calles empinadas en Cortona
Ayuntamiento y Plaza en Cortona
Lo que sobresale en Cortona es sobre todo su línea de edificaciones medievales, con callejuelas empinadas situadas en una colina, que abarca una visión de conjunto de la Val di Chiana, podeis ver abajo una foto de la panorámica. Desde la Piazza Garibaldi que es el primer lugar que se alcanza una vez que dejas el coche en el parking se ve una perspectiva muy bonita del Lago Trasimeno. En este lugar tuvo su escenario la famosa emboscada de Aníbal, la Batalla del Lago Trasimeno, que era como la estudiábamos en aquellos viejos libros de Historia. Se observan en seguida las murallas etruscas de la ciudad y accedemos a la calle principal, Via Nazionale, quizás sea la única calle en la ciudad que no tiene una pendiente.


En el interior del Palazzo Casali está el Museo dell'Accademia Etrusca, con joyas de los etruscos, romanos, egipcios y otras civilizaciones, así como de arte y objetos de las épocas medieval y renacentista. Es de destacar entre las joyas escondidas en Cortona, los dos paneles existentes en el Museo Diocesanodos de Fra Angelico, una Anunciación y una Virgen y el Niño con Santos, ¡una maravilla! Pero no es el único artista con sus "cositas" en Cortona, también hay trabajos de Giuseppe Maria Crespi, conocido como El Spagnuolo, con su éxtasis de Santa Margarita.

Hay dos de las iglesias en Cortona que son los principales ejemplos de dos principios diferentes de la construcción renacentista: la Iglesia de Santa María Nuova de 1554, una central de planta cuadrada construida por Giorgio Vasari en 1554. Y la de Santa Maria delle Grazie al Calcinaio construída entre 1484 y 1515 por Francesco di Giorgio Martini en relación con una supuesta imagen milagrosa rendimiento de la Santísima Virgen, la "Madonna del Calcinaio". Esta imagen fue pintada originalmente en las maderas de una cuba de cal, una Calcinaio, de ahí el nombre. Otras iglesias, interesantes son, por supuesto la Catedral (Duomo) de Cortona (Santa Maria), la Basílica de Santa Margherita, o las iglesias de Santo Spirito, San Benedetto, San Cristoforo, San Domenico,... etc etc, Se aburrirán de tanta iglesia y todas tienen algo que ver.

Esta iglesia aparece en la película en algunas ocasiones
Montepulciano, el otro pueblo que aparece en la película
Como decía la película compagina imágenes de Cortona y de Montepulciano. Montepulciano, no confundir con Montalcino (el del vino Brunello di Montalcino), es una comuna italiana de la región de la Toscana, por supuesto, pero de la provincia de Siena, con cerca de catorce mil habitantes. Fronteriza con Castiglione del Lago, Chianciano Terme, Chiusi, y Cortona. Es famoso, además, por ser el lugar donde nació el poeta italiano Angelo Poliziano el 14 de julio de 1454. La calle principal de Montepulciano se alarga durante once kilómetros y medio desde la Porta al Prato hasta la Piazza Grande en lo alto de la colina. Entre sus lugares de interés están el Duomo, o catedral de Santa Maria Assunta, construida entre 1594 y 1680, que incluye una obra maestra de la Escuela sienesa, un gran tríptico con la Asunción de la Virgen obra de Taddeo di Bartolo fechada en 1401 y el santuario de la Madonna di San Biagio, en la carretera hacia Chianciano en las afueras de la ciudad. 

Fuente: Wikipedia (Cortona y Montepulciano)



Trailer original de la película.

4 comentarios:

Aledys Ver dijo...

Lindísimo post - la Toscana me está llamando: es el segundo blog que leo hoy en el que Cortona es la protagonista. Por qué será? jeje
A la peli no la he visto, ahora me ha entrado curiosidad.
De Montepuliciano conozco el vino nobile di Montepulciano que se hace de la uva sangiovese según creo (no estoy segura, habrá que "googlear" jeje).
Saludos!

el viajero impresionista dijo...

Con unviaje así no hace falta psicólogo. Saludos.

Paco Piniella dijo...

Esta peli es un poco ñoña pero un gustazo para los sentidos, es la visión yanki de la Toscana, pero merece la pena.

Roser JB dijo...

¡Qué maravilla de artículo y cuánta belleza! ¡Míra que me voy p´allá... ! ;-)

Un saludo enorme.

Buzón de sugerencias