Marruecos... con tu coche

Palacio de Batha en Fez ...al fondo mi hermanita haciendo de fantasma bereber
Muchas veces he estado en Marruecos, la primera vez hace veinticinco años al menos, pero nunca había cruzado con el coche (en el barco claro). La experiencia la dilaté en el tiempo por miedo a comentarios negativos que había ido escuchando de amigos, foros,... no cabe duda que existe una situación de mayor indefensión jurídica si te pasa algo, pero esto no ocurre solo en Marruecos, ocurre en cualquier país extranjero que vayas y está en función del nivel de desarrollo económico del país. Pero ya decidido para el puente de Diciembre, empecé por enterarme de qué requisitos hacían falta, lo primero que no tenía era la dichosa Carta Verde de seguros, esta te la hacen normalmente en un día tu propia compañía de seguros sin sobrecoste alguno, al menos a mi me pasó eso.

Luego tenía la duda sobre si el carnet de conducir habitual valía o había que sacarse el carnet internacional por estar fuera de Europa, pero no, no hace falta porque existe convenio entre España y Marruecos que permite a los españoles circular por las carreteras del vecino país sin necesidad de sacarse la versión internacional. Eramos cuatro, dos parejas y eso también es importante llevar más personas siempre te puede solventar problemas que ante una contingencia te bloquearías si fueras solo o con menos compañeros de viaje. Nos bajamos el Tom-Tom de Marruecos (cuesta unos cincuenta euros) y es muy válido para moverte por ciudad pero con una importante objeción, las carreteras secundarias que te marcan (las llamadas R) evítalas porque fueron nuestro gran problema, íbamos a Fez y nos dio una ruta más corta y más rápida yendo directamente desde Tánger por la montaña y el recorrido fue un auténtico infierno, además de noche. Teníamos que haber llegado a las nueve de la noche según estimación del gps y llegamos casi a las dos de la mañana, los socavones enormes, de pronto te encontrabas a la vuelta de una curva todo oscura una persona en un burro o un anciano circulando por la carretera, vamos de película de Chucky. A ello debes añadir, que no cuentas con ello, el paso por la aduana, más de media hora que te tienen loco de uno a otro sitio entre pasaportes, permiso de conducción, papelitos para allá y para acá, uno que te pide una propina, otro que te cuenta un rollo, un montón de policías por todos lados, pero bueno al final es cuestión de paciencia, pero si es un retraso. Las grandes ventajas del coche son la libertad que te permite moverte para donde quieras y con el gps en la ciudad no tienes más problema que ir con mucha prudencia especialmente en las aglomeraciones de algunas avenidas porque el tema de las rotondas es un poco sálvese quién pueda. Hay controles de policía y radares manuales cada cierto tiempo, tienes que llevar los papeles en regla y encima, no vale decir que lo tienes en el hotel.

Autopista de peaje Tanger - Rabat
En casi todas las ciudades hay parking pero no son como los de aquí con parquímetro por tiempo o algo así, suelen ser garajes en los mejores casos o bien el bajo de una casa antigua que se utiliza junto a los riads para alojar los coches de los clientes; el pago se hace (se negocia) normalmente por adelantado indicando el tiempo que vas a estar pero es muy poco. El gasoil es mucho más barato (0,8€ el litro por 1,3€ aquí), pero en las carreteras secundarias apenas hay gasolineras por lo que ojo que te puedes quedar tirado y planea la ruta incluyendo repostar en autopistas. Las autopistas son de peaje, la A1 va de Tanger hasta Rabat y la A2 de Rabat a Mèknes y Fez. El precio es mucho más barato que las españolas y tienen áreas de servicio con cafeterías y gasolineras. Nosotros hicimos en total mil doscientos kilómetros.

el catamarán de FRS
El paso del barco (fuimos por FRS, y sacamos previamente los billetes por Internet desde Tarifa a Tánger-Villa) fue de 169€ por coche y 63€ por persona (ida y vuelta). A la vuelta no debes perder además de la hoja amarilla de retorno con el pasaporte la Declaración de admisión del vehículo en Marruecos. Luego el paso por la aduana marroquí no es tan largo en lo que se refiere a trámites y papeleo pero se llevan su tiempo chequeando el vehículo tanto con un escaner montado en un camión como con un agente que si la da contigo te hace sacar todo.

Objetivo cumplido !!!







He intentado describir brevemente la experiencia pero quiero que os quedéis con el  tono positivo, Marruecos es tan especial como podría parecerle España a un suizo, son formas de ser diferentes, un "tempo" particular, el estrés es difícil de encontrar así que relájate si hay un problema y tómate un té a la menta, jajajaja. Yo volveré a bajar con coche lo tengo claro es una experiencia estupenda mucho mejor que ir de un lado a otro en excursiones organizadas o estar pendiente de un taxi o un bus que tardan mucho en ir de un sitio a otro. Espero os sea útil esta información, en próximos post os hablaré de las ciudades y los sitios que hemos visitado y de otra gran sorpresa aunque esta ya conocida pero no vivida, la experiencia de los Riads, verdaderas mansiones que te sorprenden cuando entras.

continuará ...

10 comentarios:

Marian Piniella dijo...

Doy fe de todo, jajaja.

Rafael García Corbacho dijo...

Querrás decir "Fez". .. "Doy Fez de todo, jajaja.".
(Tonterías que se me ocurren)

Caliope dijo...

Pues yo te leo y me da estrés! este puente hemos tirado de taxis que entre cuatro se hace llevadero, aunque por supuesto que el coche te da mucha libertad, esa es la ventaja. En Marruecos todo es una experiencia, ir en coche, taxi, tren o bus. Sigo estresada después de leer tu aventura de noche por esas carreteras de Alá, jajaja.Un saludo!

alejandra castro nuñez dijo...

GRACIAS POR COMPARTIR TU EXPERIENCIA, YO ESTUVE DOS HORAS ESPERANDO UN TREN QUE EN TEORIA LLEGABA EN 15 MINUTOS JAJAJA

Él y ella viajeros dijo...

Pues tenemos muchas ganas de conocer esta experiencia viajera por Marruecos, porque tenemos ganas de conocer el país pero no terminamos de atrevernos a ir así por libre, así es que nunca nos decidimos.
Muchos saludos y te seguimos.

cincuentones dijo...

Este viaje en coche es una tentación. Estaremos atentos a tus relatos del recorrido.
Saludos.

Paco Piniella dijo...

Pues os digo que es mucho mejor por libre que en grupos y mejor con tu coche que en transporte público, aunque este también tenga su encanto, hay un tren por ejemplo nocturno de Tanger a Marrakech.

M. Teresa dijo...

Toda una aventura, sí señor!
La ventaja para ti es que lo tienes relativamente cerca, para nosotros representan muchos kilómetros.
No lo descarto para cuando nos jubilemos y no tengamos que andar haciendo malabarismos con el calendario. Confío poder jubilarme antes de los 85 porqué al paso que vamos, no sé yo.

Un saludo

www.thewotme.com (The world thru my eyes) dijo...

Puff, estoy yo que meto mi coche (ford mustang descapotable) en Marruecos ... ni loco ... aunque daría mucho la nota y podría hacer unas muy contrastadas fotografías con él y los vehículos de Marruecos :)

Un saludo.

José Carlos Domínguez dijo...

Pues es una opción muy a tener en cuenta, aún no he estado por Marruecos y eso de ir en tu propio coche le da una comodidad extra al viaje, salvando que hay que ir con ojo con el GPS y que no te lleve por carreteras secundarias, si me decido a hacer algo parecido, intentaré tener eso en cuenta jeje

Un saludo y felices fiestas!

Buzón de sugerencias