Arles (1/2), la ciudad romana

Arles (con o sin tilde según lo españolices), al contrario que Marsella, apoyó a Julio César allá por el año 49 a.C. (denominada Arelate, según el topónimo de la época). De esta manera Arles se convierte en colonia romana. Durante cinco siglos Arles fue un lugar estratégico geopolítico en el río Ródano. Aquí Roma llevo a cabo planes de urbanización del territorio, fue una ciudad que contó con el apoyo de varios emperadores. También fue uno de los primeros lugares que abrazaron el cristianismo en la Galia. Fue residencia imperial y al final del sigo IV fue prefectura pretoriana. El final de Arles como ciudad romana tuvo lugar en el siglo V con la toma por el rey visigodo Euric.

Anfiteatro romano

En esta entrada del blog veremos lo que queda en Arles de su pasado como protagonista del Imperio Romano en la Galia.
Busto de Julio Cesar en el Museo Departamental de Arles

Julio Cesar es el personaje fundamental de la fundación de Arles. Para recompensar a Arlés por la ayuda en la batalla de Marsella, este encargó a Tiberio Claudio Nerón, padre del futuro emperador Tiberio, que fundara la colonia romana de Arles, estableciendo allí a los veteranos de la VI legión.
Maqueta de la ciudad romana de Arles
Situación de Arles en las rutas marítimo-fluviales del Imperio Romano
a través del Ródano - © Mapa del Museo Departamental de Arles
Los colonos de esta nueva provincia extendieron la misma desde el Ródano hasta el Durance y hasta Hyères, es decir, prácticamente el equivalente de los actuales departamentos de Bouches-du-Rhône y la mitad del Var. El primer gobernador de Arles fue Decimus Junius Brutus Albinus. Un busto, que data de este período, fue encontrado en el Ródano en el año 2008 (foto de arriba) y atribuido a César, sería el busto más antiguo del dictador romano (aunque hay detractores de esta identificación). 

  • El Anfiteatro romano de Arles
Está calificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Sus dimensiones son extraordinarias, tiene capacidad para 14.000 personas, lo que puede indicar la importancia de Arles como colonia romana. El anfiteatro fue construido alrededor del 80 d.C. por orden de Tiberio César Augusto, y es el monumento más importante de la antigua colonia romana. Dos milenios después de su construcción sigue funcionando como escenario de grandes espectáculos, incluyendo las corridas de toros, parecidas a las de España.


Maqueta del Anfiteatro



Los gladiadores se estuvieron matando aquí hasta el final del Imperio Romano. En el año 255 el emperador Galo organizó aquí los juegos para celebrar las victorias obtenidas por sus ejércitos en las Galias. Posteriormente a la época romana se utilizan los muros como una protección ante la inseguridad de asedios, una especie de fortaleza urbana que a lo largo del tiempo tuvo hasta cuatro torres y en la que se integraron más de 200 casas y dos capillas. Esta situación se perpetúa en el tiempo, siglo tras siglo, hasta incluso finales del XVIII. En 1825 el alcalde Barón Chartrouse se llevó a cabo la expropiación y la demolición de las últimas casa que quedaban aún en el interior en plenísimas condiciones de habitabilidad.

Como puede verse en la foto de arriba (que obviamente no es mía porque a mi no me gustan los toros) el anfiteatro romano sigue con su función de divertimento del pópulo, antes eran gladiadores y ahora son toreros. Vemos el cartel de las fiestas de 2021. Cuando estuvimos se podía ver aún la instalación taurina. Abajo Picasso en Arles viendo una corrida de toros y cuadro de este pintor de la Arena de Arles.

El anfiteatro de Arles está formado por sesenta espacios o bahías y se eleva en dos niveles, habiendo desaparecido el ático que los coronaba. En cada nivel hay una galería circular que daba acceso a los niveles mediante escaleras que se alternaban con pasajes verticales. Gracias al programa Raphaël de las Comunidades Europeas apoyado por la Comisión y la Fundación Europea para los Oficios del Patrimonio, las arenas ahora forman parte del proyecto MINOTEC sobre la imagen de los lugares de espectáculos antiguos.  Cerca de 25 millones de euros se han destinado a esta restauración que duró diez años y que fue, durante este período, uno de los mayores proyectos patrimoniales de Francia. 
+ info:  ©Wikipedia
  • El teatro romano de Arles
A diferencia del Anfiteatro, el teatro romano no tiene ni mucho menos las buenas condiciones, de hecho normalmente se habla de las "ruinas del teatro romano". Aunque igualmente es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El teatro fue construido a finales del siglo I a.C., poco después de la fundación de la colonia romana, se acabó el año 12 a.C., convirtiéndose así en uno de los primeros teatros de piedra​ del mundo romano. El teatro se inscribe dentro de la cuadrícula romana, sobre el decumano y forma parte del plan de urbanismo de Augusto. Las primeras excavaciones de 1651 sacaron a la luz la famosa "Venus de Arlés" (que en el afán centralista francés hoy se encuentra en el Louvre de París -foto a la izquierda-).

Simulación de Patrice Berger

Después de los edificios de madera desmantelados con mayor frecuencia después de las representaciones, el primer teatro de piedra no fue construido en Roma hasta el 55 a.C. por Pompeyo. Los dos siguientes, incluido el conocido como "de Marcelo", no se construyeron, todavía en Roma, hasta el 13 a. C. El teatro de Arles, por tanto, es su contemporáneo, ya que se estableció en lo alto de la colina de Hauture a finales del siglo I a.C. Su precocidad y la riqueza de su decoración marmórea atestiguan la importancia concedida a la colonia de Arles desde la época de Augusto. Este lugar ya no fue, como en Grecia, delegado a Dioniso, sino que, como sabemos por la decoración de los altares, lo fue a Apolo, una deidad honrada por Augusto. (Fuente: Patrice Berger)

El emperador Constancio II celebró una representación grandiosa aquí en el año 353. El declive del teatro fue cuando Arles pasó al cristianismo y la Iglesia, opuesta a estas actuaciones, no se le ocurrió otra cosa que "reciclar" el teatro como cantera para la construcción de la basílica paleocristiana de San Esteban, emprendida bajo el episcopado de Hilario. Igual que con el Anfiteatro, y gracias al mismo alcalde, el barón de Chartrouse, comenzaron los trabajos de arqueología que recuperaron gran parte del teatro tal como hoy lo conocemos.

Actualmente, el monumento se visita (previo pago). Por la noche y durante la visita se celebran espectáculos. En particular, acoge, entre finales de junio y a finales de agosto, las Fêtes d'Arles et du costume y entre otros festivales, el Festival del cine peplum.

  • Museo Departamental de Arles

Merece la pena alejarte algo del centro y darse un paseo junto al río Ródano para llegar hasta el Museo Departamental de Arles, en francés Musée départemental Arles antique. 
-> Cómo llegar
Conocido como el Museo Azul, es un museo relativamente nuevo, fue construido en el año 1995. Es un edificio moderno diseñado por el arquitecto Henri Ciriani. Su ubicación no es casual, en ese mismo sitio se ubicaba el antiguo circo romano, en una península sobre el río Ródano. Aquí están las colecciones arqueológicas de la ciudad, aunque la estrella es la reconstrucción de una nave romana que después de años de trabajos se expone en el museo.
Construida para el comercio fluvial en el siglo I de nuestra era, la barcaza romana medía 31 metros de eslora. Fue recuperada del Ródano, a su paso por Arles, en 2011. Estaba en casi perfecto estado tras dos milenios enterrada en el fango.
-> Artículo de National Geographic

El museo sigue un orden cronológico y fundamentalmente esta dirigido a los períodos pre y posrromano, al inicio y al final del curso. Entre los dos, diferentes temáticas se desarrollan en espacios individualizados gracias, en particular, a la variedad de dispositivos museográficos. El museo también ha conservado una copia en su estado inicial de la famosa Venus de Arles visible en el auditorio (abajo a la derecha) junto a un busto de Augusto (abajo a la izquierda). 

Las colecciones se dividen en cuatro grandes grupos:
  • Prehistoria 
  • Protohistoria
  • Alto y Bajo Imperio
  • Antiguedad tardía

La Protohistoria comprende el período comprendido entre la fundación de Marsella por los marineros griegos provenientes de Phocaea en Asia Menor a la ón defundaci de Arles por Julio César. El Alto y Bajo Imperio incluye desde la fundación de la ciudad hasta la caída del Imperio Romano en 476. La Antigüedad tardía destaca por una una notable colección de sarcófagos de los primeros cristianos.

Abajo algunas fotografías que tomé en el museo.

Abajo unas fotos de la sala de los mosaicos romanos.


Abajo parte de los sarcófagos de los primeros cristianos de Arles.

Bueno esto ha sido el recorrido de Arles a través de lo que ha quedado de la presencia de Roma.
Espero os haya gustado, especialmente a los aficionados a los museos y a Roma. Próximamente volveremos a hablar de Arles, pero en su relación con el pintor universal Vicent Van Gogh y los años que aquí vivió. 
Hasta la próxima viajeros !!

No hay comentarios: