El Minzah Hotel

Marta junto a los postres del Hotel Minzah

Habíamos prometido dedicar una entrada de este mes al Hotel Minzah de Tánger, aunque realmente este hotel tiene su propia web donde, incluso en español, se describe parte de la fantasía y de la belleza de uno de los hoteles con más encanto de Marruecos. Se encuentra en el centro de la ciudad, muy cerca de la entrada de la medina, y en una parte alta que permite miradores al puerto, pero a su vez esta rodeado de vegetación tipicamente mediterránea, muchos geranios y rosales por todas partes, por supuesto palmeras. Y todo este encanto con lo que es hoy día un hotel de cinco estrellas con todo tipo de lujos. Fue inaugurado en el año 1930 por un aristócrata escoces, Lord Bute y ha pasado por diferentes gestores y dueños a lo largo de estos casi ochenta años de vida. En la foto de arriba mi hija junto a su mayor atracción "el carrito de los postres" en una de las zonas más bonitas, el patio andalusí que conforma en torno a las fuentes un espacio para restaurantes. El hotel, dispone de 140 habitaciones de las cuales 15 son suites, donde todo es "el más de lo más". En general el ambiente que se respira en el hotel es el de un palacio de los cuentos de las mil y una noche: tapices, cuadros, arabescos, azulejos, alfombras, lámparas,... El personal suele ir uniformado de traje típico y da todo una sensación de estar en una película como Casablanca. Aunque no se aloje en El Minzah, si va a Tánger, al menos aproveche para tomarse un tesito moruno o una noche de cena en el patio del hotel. El Erz y El Korsan son los nombres de los dos restaurantes del hotel, el primero es de tipo occidental y el segundo más al estilo marroquí, además hay bar de copas. Lo último en incorporar a este hotel ha sido un centro tipo spa "El Minzah Wellness Centre" con una superficie de 2000 m2, con una veintena de cabinas de cuidados individuales, una sala de chequeo médico y un circuito acuático, otras salas de gimnasia, musculación, aeróbic, sauna, baño de vapor, un Hamam, espacio de belleza, salón de peluquería y un restaurante dietético, vamos que uno se viene aquí y no se quiere ni mover del hotel. En fin que apunten en la agenda este hotel y vénganse un dia por aquí.
Assalamu `aleicum.

2 comentarios:

JAVIER ADAN dijo...

bonita ciudad tanger . Espero visitarla pronto.
Un saludo

Moral y Política dijo...

Buen blog Paco. El Minzah me impresionó cuando lo ví de niño, tenía dos porteros negros y grandes, vestidos con bombachos, babuchas y chalecos, como el genio de la lámpara. Vivía en la calle Ibn Batuta en plena medina. Mas tarde viví al lado de la playa en un lugar que se llamba el monopolio.

Por allí pasaban artistas, escritores y famosos. Era todo un espectáculo.

saludos,

Buzón de sugerencias