Coimbra, una ciudad para los universitarios

Todo en Coimbra tiene un sabor especial
Camino de Oporto, desde Lisboa, es cómodo y agradable hacer un alto en el camino para visitar una de las ciudades con más encanto de Europa: Coimbra. Una ciudad bañada por el río Mondego. Totalmente recomendable, quizás olvidada, quizás con la melancolía de las bellas ciudades portuguesas. En esta entrada hablamos de ellas, de la Coimbra ciudad y de la Coimbra universitaria. Pasen y vean...

La ciudad. Estamos ante una ciudad de calles estrechas, de patios donde adentrarse y leer de una historia de ciudad amurallada, con sus arcos medievales, sus iglesias románicas, no por menos Coímbra fue la cuna del nacimiento de hasta seis monarcas de la primera dinastía del recién creado Reino de Portugal. Pero sobre todo Coimbra es la cuna de la primera Universidad de Portugal y una de las más antiguas de Europa. Dice la sabelotodo Wikipedia que los romanos llamaron a la ciudad, que se erguía por una colina sobre el río Mondego, Æminium. Más tarde, a medida que aumentó su importancia paso a ser designada por Conímbriga. En el 714, en el transcurso de la invasión musulmana sobre la península Ibérica, la ciudad fue dominada por el poder árabe, bajo el cual pronto se convirtiría en un lugar estratégico comercial entre el norte cristiano y el sur árabe, con una importante comunidad mozárabe. En 1064 la ciudad fue definitivamente reconquistada por Fernando I de León. Coímbra renace y se convierte en la ciudad más importante al sur del Duero, capital de un vasto condado gobernado por el mozárabe Sisnando Davidiz. Con el Condado Portucalense, el conde Enrique y la reina Teresa la convirtieron en su residencia, y vería nacer entre sus seguras murallas al primer rey de Portugal, Alfonso I de Portugal, que la nombraría capital del Condado, en detrimento de Guimarães. No fue hasta 1255 que Coímbra perdió este privilegio, cuando la capital portuguesa pasó a ser Lisboa. En el siglo XII, Coimbra presentaba ya una estructura urbana dividida entre la ciudad alta, designada por Alta o Almedina, donde vivían los aristócratas, los clérigos y, más tarde, los estudiantes, y por Baja, la zona del comercio, los artesanos y los barrios junto al río. Desde mediados del siglo XVI la historia de la ciudad gira en torno a la Universidad de Coímbra, y a partir del siglo XIX empieza a expandirse más allá del casco amurallado, que llega incluso a desaparecer por las reformas llevadas a cabo por el Marqués de Pombal. La primera mitad del siglo XIX, tras tiempos difíciles para Coímbra, con la ocupación de la ciudad por las tropas de Junot y Massena, durante la invasión francesa y, posteriormente, la extinción de las órdenes religiosas. Sin embargo, en la segunda mitad de este siglo, vería recuperar el esplendor perdido: en 1856 surge el primer telégrafo eléctrico en la ciudad y la iluminación a gas, en 1864 es inaugurado el ferrocarril y 11 años después nace el puente férreo sobre las aguas del río Mondego. 
La Universidad. La Universidad de Coimbra empieza a gestarse con el llamado Estudo Geral (1290) que aunque empieza en Lisboa, pronto se traslada a la ciudad de Coimbra (1308) por deseo expreso del rey Dionisio (Dinis) el Labrador. Según las fuentes el 1 de Marzo de 1290, Dionisio I firmó en Leiria, el documento “Scientiae thesaurus mirabilis”, que instituía la propia Universidad y pedía al Papa Nicolás IV la confirmación. La bula “De statu regni Portugaliae” del Papa Nicolás IV, con fecha de 9 de Agosto de 1290, reconocía el Estudio General, con las facultades de Artes, Derecho Canónico, Derecho Civil y Medicina. La de Teología se reservó a los conventos dominicos y franciscanos (hasta aproximadamente el año 1380 en que pasó a formar parte de la enseñanza del sistema portugués). La Universidad se instaló, por tanto, en Coimbra, en el Palacio de Alcáçova en 1308. En 1338 el organismo se trasladó a Lisboa, donde permaneció hasta 1354, año en el que volvió a Coimbra. Pero en 1377 volvió de nuevo para la capital portuguesa. Allí permaneció hasta 1537, fecha en la que, por orden del rey Juan III volvió a Coimbra, hasta nuestros días. Actualmente cuenta con ocho facultades: Letras, Derecho, Medicina, Ciencias y Tecnología, Farmacia, Economía, Psicología y Ciencias de la Educación y Ciencias del Deporte y Educación Física.
Abajo hay una serie de fotos del recinto universitario, incluída la capilla de la Universidad.

Para comer mejor optar por una Casa de Comidas tradicional: un bacalao a la brasa con sus patatitas y un Dão tinto, ¡qué mejor que la sencillez para un buen yantar! Ejemplo de ello el Restaurante Zé Neto en la Rua das Azeiteiras 8. Bueno, al final un postre y cómo nó, una copita de oporto. Salud

5 comentarios:

Antonio dijo...

Me gustó mucho Coimbra, y cruzar el puente a los pies de la ciudad. Es espectacular. Lo que más me llamó la atención fue la gastronomía... no sabía que tenían tanta afición por el cilantro... hasta en el marisco!.

saludos
Antonio

xipo dijo...

Tiene muy buena pinta Coimbra! Queda anotada para la próxima escapada a Portugal! Un saludo Paco!

viajando ODV y RCL dijo...

Como se me antojo conocer este lugar!!!, los edificios y las callecitas que nos muestras se ven encantadoras y si le agregamos ese bacalao... bueno... un sitio mas para conocer. Gracias!!!
Saludos ODV y RCL

Zona Viajero dijo...


Hace poco estuvimos por Oporto y nos quedamos con ganas de pasar por Coímbra. Lástima que no nos dio tiempo a más... Para la próxima la tengo como pendiente.

Un saludo!

Paulina on the road dijo...

Me encanta el articulo y sobre todo sus fotos! He escrito un pequeño post sobre Coimbra: http://www.paulinaontheroad.com/2015/06/14/coimbra-the-elegant-rebel/ Espero que os guste! 

Buzón de sugerencias