Cuacos de Yuste o la paz del Emperador

Claustro del Palacio de Yuste
El Monasterio de Yuste fue fundado en el año 1408 y posteriormente ampliado en el 1557, es famoso en la Historia de España por haber sido la última morada del Emperador Carlos I de España y V de Alemania, quien permaneció en el Monasterio desde 1556 hasta su muerte en 1558. El palacio es una mezcla de convento y se caracteriza por dar un cierto carácter de sobriedad, en cierto modo, del espíritu del S.XV.



Para ir al monasterio hay que dirigirse a la comarca de La Vera en la provincia de Cáceres, y alcanzar el pueblo de Cuacos de Yuste: junto a la C-501 entre Garganta la Olla (7 Km.) y Jarandilla de la Vera (10 Km.). Los cuacareños se independizaron en 1813 del Señorío de Plasencia al que habían pertenecido. Realmente el pueblo se forma cuando a la muerte del Emperador Carlos I en 1558, muchos hombres importantes de su séquito se quedaron a vivir en esas tierras.

Tres emperadores, jajaja...
Con la invasión de los franceses, el monasterio fue totalmente quemado. El marqués de Mirabel lo rescató pagando 400.000 reales, y en 1941 lo cedió al Estado que lo ha restaurado. En 1959 fue declarada como Conjunto Histórico-Artístico y su principal atractivo turístico es el Monasterio de Yuste, a 2 Km. del pueblo. Además del Convento se puede visitar la Iglesia Conventual, construida a finales del S.XV es de estilo gótico, en ella el Emperador Carlos I veía la misa a través de una puerta que daba directamente a su habitación en el Monasterio. Actualmente está regido por la Orden Jerónima, cuyos monjes velan por su cuidado y conservación. Junto al conjunto del monasterio están los jardines, formando todo un conjunto idílico, especialmente recomendado en la primavera. Es Yuste un paraje rodeado de arboleda, agua de pequeños arroyos y una calma impresionante. Como vemos en una de las fotos de arriba, junto a la entrada, se encuentra el Busto del Emperador Carlos I, en recuerdo de su estancia en el Monasterio hasta su muerte en 1558. Decidió el Emperador encontrar aquí el fin de sus días, en la inmensidad de la Sierra de Gredos. Tras atravesar la sierra de Tormantos por un camino que abrieron los ingenieros militares de Carlos I, entre Tornavacas y Jarandilla de la Vera, los cronistas dicen que en la cumbre de la Sierra de Gredos pronunció estas palabras: "No pasaré otro puerto en mi vida, sino el de la muerte". En el año 2007 el Monasterio de Yuste fue declarado Patrimonio Europeo.

+Info en Wikipedia, RevistaIbérica.com, o si quieres hacer una ruta por el Monaterio de Yuste pincha aquí.

4 comentarios:

el viajero impresionista dijo...

Bonita entrada ( y asignatura pendiente por mi parte)

Aventurer@ dijo...

Interesante lugar para visitar e impregnarse también de la belleza del paisaje de La Vera.Extremadura tiene muchos rincones preciosos. Saludos.

Jeanette dijo...

hola , me llamo Jeanette y he visitado vuestro blogg y me ha encantado y me he suscrito. me gustaria que entrarais en mi blog y os suscribierais y asi comentar cosas sobre viajes.

saludos y felices viajes
http://viajesyleyendas-j.blogspot.com/

makavelik dijo...

Hola Paco. Hace un par de años visite esta localidad en una escapada que hice al valle del Jerte. No pude entrar al monasterio porque estaba cerrado, pero decidimos acercarnos a un antiguo cementerio donde descansan algunos cuerpos de los alemanes caídos en estas tierras durante la 1ª y 2ª guerra mundial. Si vienes de la vera, se encuentra un poco antes.

Un saludo!

Buzón de sugerencias