Berlín y la guerra fría



Estas fotos escaneadas son nada menos que del año 1997, mi hijo pequeño delata los años pasados. Llegué a Berlín en tren desde Hamburgo, donde vivía entonces (la música que he puesto de fondo pegaba mucho, Krafwert). Berlín me pareció una ciudad muy, muy especial, toda llena de gruas en aquellos años después de la reciente unificación de las dos Alemanias. Desde el punto de vista turístico existen dos iconos de la Guerra Fría que hoy he traído aquí al blog, uno es el conocido Muro, una de las peores aberraciones de la historia contemporánea. Por todos lados te venden trocitos del muro, de dudosa procedencia, es como si uniéramos todos los trocitos que hay en el Mundo de la cruz de Jesucristo que llegaría a ser kilométrica. Para la República Democrática Alemana (RDA) es el “Muro de Contención Antifascista”, y para el resto del Mundo era “El Muro de la Vergüenza”. Se creó en 1961, tuvo una extensión de 45 kilómetros que dividió a Berlín en dos y 115 kilómetros. Los trabajos fueron dirigidos y vigilados por la Volkspolizei y por soldados del llamado Ejército Nacional Popular. Desde el 1 de junio de 1962 no se pudo entrar a la RDA desde Berlín Oeste y al año siguiente. El muro de Berlín cayó en la noche del 9 de noviembre de 1989, su historia se redujo a 28 años de calamidades y sucesos lamentables. Hoy se conservan algunos tramos de esta construcción. En la actualidad hay un museo dedicado a la historia del muro, llamado Mauermuseum, en el cual se pueden encontrar documentos de aquella cruel época vivida en Alemania, y que muchos quisieron borrar. Es así que este punto se transformó en un referente de la reunificación Este-Oeste alemana.
Checkpoint Charlie (ver primera foto) es uno de los pasos fronterizos del Muro de Berlín, que como hemos visto antes estuvo funcionando entre los años 1945 y 1990, su conservación le permite ser uno de los sitios turísticos más visitados de Berlín, llegando a ser agobiante para los berlineses que evitan pasar por allí ante tanta cámara y tanto soldado falso para hacerse la foto. Este paso de frontera comunicaba la zona de control estadounidense con la soviética y partía en dos la Friedrichstraße. La calle Federico hoy es un camino de paz que une los barrios de Mitte y Kreuzberg, antiguamente divididos. Fue el único paso para extranjeros y miembros de las fuerzas aliadas y por el empeño de muchos berlineses y con el objeto de mantener la Memoria Histórica se decidió mantener con una Fundación para la conservación del Checkpoint Charlie y el Museo del Muro, donde se halla una exposición de documentos, testimonios, utensilios utilizados para la fuga de los berlineses orientales y objetos que conforman una historia negra de la Guerra Fría. Su nombre Charlie, la "C", porque era el tercer paso (Alfa, Bravo y Charlie), letras del alfabeto fonético tanto de la OTAN, como de otros organismos de aviación o navegación internacional. Los datos hablan de hasta 5.000 fugas a Berlín Occidental, más de 190 muertes... Este punto de control se demolió el 22 de junio de 1990. Cuando yo llegué en el 97 solo estaba el cartel de la foto pero el 13 de agosto de 2000 se inauguró una especie de show para turista, reconstruyendo una caseta de control. Tanto en el Maurmuseum como en las calles de este cruce se pueden adquirir souvenir de la época del muro, monedas, medallas y gorros soviéticos o de la extinta RDA. También es típica la foto con don Carlos y don Federico, de los pocos monumentos que quedan de la época comunista en el Berlín Oriental.



Estatua de Carlos Marx y Federico Engels


1 comentario:

cincuentones dijo...

Un post muy interesante, por suerte, de la aberración del muro solo quedan los recuerdos turísticos . Sería deseable poder eliminar todas las aberraciones del planeta.
Saludos.

Buzón de sugerencias