Convento de San Francisco de Lima

Basílica y Convento de San Francisco (Lima, Perú)
En el centro histórico de Lima una de las visitas obligadas es a la Basílica Convento de San Francisco de Lima, que se empezó a construir a mediados del Siglos XVI por el arquitecto Constantino de Vasconcellos. Vulgarmente se conoce como San Francisco el Grande. Yo estuve en el verano de 2003 con ocasión de unas conferencias que tenía que impartir en la Universidad Nacional de Ingeniería, la UNI como allí le dicen y me acompañó uno de los becarios del Departamento por todo el centro histórico, llevándome expresamente a este Convento que él tenía mucho interés en que conociera. 

El convento se encuentra en las intersecciones del Jirón Ancash y el Jirón Lampa

Claustros
No se puede hablar de una Iglesia sino de un conjunto de recintos religiosos, no debemos olvidar que es uno de los más extensos legados de la época del Virreinato. Los edificios que se pueden visitar con guía son el Santuario de Nuestra Señora de la Soledad, el Convento de San Francisco, la Capilla del Milagro, las bibliotecas, claustros y jardines. El horario es de 9:30 a 5 de la tarde (consultar web del conjunto monumental), aparte el horario de la Iglesia es de 1 a 11 por la mañana y de 4 a 8 por la tarde. Aunque se empezó a construir en años posteriores a la propia fundación de Lima, en el año 1655 se vino abajo con el terremoto que asoló a la ciudad, pero volvió a levantarse en el año 1672.

Las paredes están decoradas con azulejos sevillanos de 1620

Claustro Principal
El Claustro (fotos superiores y lateral) es un hermoso patio cuadrilátero, recuerda los claustros españoles sevillanos o toledanos, uno parece haberse vuelto de pronto a España otra vez. Está rodeado de galerías en forma de arcos de medio punto, en concreto once arcos por cada uno de los cuatro lados, con una colección de treinta y nueve lienzos datados en el 1671 y representan, como es lógico, escenas de la vida de San Francisco de Asís, del pincel de varios artistas limeños. En una reciente fase de restauración, como pasa en estos casos, en 1974, se descolgaron los lienzos y se descubrieron nada menos que pinturas murales correspondiente a la escuela manierista italiana, ¡del primer tercio del siglo XVII!, realizadas sobre el muro de las paredes. Los ángulos del Claustro permiten ver también cuatro retablos tallados en madera, que representan cuatro momentos de la vida de San Francisco de Asís, retablos que fueron hechos al parecer entre 1638 y 1640. Los techos son otra obra de arte en madera de cedro de Costa Rica, en estilo mudejar.

La Biblioteca alberga 25 mil volúmenes
En la Biblioteca (ver foto arriba) existen ediciones incunables y las crónicas Franciscanas de los siglos XV al XVIII, así como algunos tomos editados en las primeras épocas de la imprenta en el Perú, al igual que más de 6 mil pergaminos, numerosas obras de Jesuitas, Agustinos, Benedictos, etc. También se encuentran libros de Teología, Filosofía, Historia, Literatura, Música, Derecho Canónico, Derecho Eclesiástico, Biblias escritas en Latín, Español, Francés, Portugués, Italiano y algunos escritos en lenguas muy raras. Existen algunos tomos del 1er. Diccionario editado por la Real Academia de la Lengua Española, la celebre Biblia Regia editada en Amberes entre 1571-1572 con más de seis mil pergaminos, y numerosas obras de jesuitas, agustinos, benedictinos y carmelitas.

Catacumbas de San Francisco

Una de las zonas que más impresionan de la Basílica son las llamadas Catacumbas, algo así como el antiguo cementerio de los tiempos coloniales. De hecho funcionó como tal hasta el año 1810, se suponen que hay aquí enterradas más de veinticinco mil personas. Para ello alguien ordenó darle forma artística a los huesos y ordenarlo formando grupos como el que se ve en la fotografía. Como ocurre en estos sitios tan fúnebres, existen corredizos, puertas secretas y comunicaciones entre las Catacumbas y el Convento, además de con otras iglesias e incluso con lo que era el Palacio de Gobierno, ¡de película! Bueno y esto es un poco lo que os he intentado relatar de este edificio tan importante de una visita que hagais a Lima, una ciudad dificil por su superpoblación pero con un centro histórico impresionante desde el punto de vista de la arquitectura colonial. Otro día hablaremos de los balcones de Lima, que también son dignos de ver. Hasta la próxima.
Web del Conjunto Monumental

+Info: Wikipedia; Web del Conjunto Monumental.

1 comentario:

Carmen dijo...

Los azulejos me recuerdan al Alcázar de Sevilla y estar en esa biblioteca tiene que ser una maravilla.
Me gusta mucho el blog.
Un saludo.

Buzón de sugerencias