Un antiguo viaje a Potsdam


He sacado del baul de los recuerdos las fotos de un antiguo viaje a Potsdam del año 1997. Mi hijo tan pequeño es una prueba evidente de las fotos escaneadas que poco a poco voy digitalizando. Estaba yo en Alemania en la Universidad Politécnica de Hamburgo con una beca cuando nos desplazamos a Berlin y de allí en un tren de cercanías a Potsdam (o bien puedes coger el propio metro [S-Bahn]), apenas a unos 25 kilómetros. El billete local de tres zonas en Berlín incluye Potsdam y es la alternativa más económica.

Recepción con música prusiana
La actual capital del estado de Brandenburgo presenta una imagen de villa prusiana pequeña y tradicional, nada que ver con Berlin. Lo más destacado es el sensacional Parque Sanssouci, declarado Patrimonio de la Humanidad. Potsdam es la esencia de lo más prusiano de Alemania, de hecho durante los siglos XVIII y XIX fue la residencia de los reyes de Prusia, de esa época precisamente son todos los edificios nobles de la ciudad y que hoy son los objetivos de los turistas con su cámara en ristre. Que pueden ser recibidos como en algunos tour con una banda de música al estilo de la época...

En el Parque Sanssouci están la mayoría de los palacios y museos construídos en la época cuando Potsdam fue residencia real o imperial, según los delirios del gobernante de turno. Además es una zona verde excepcional situada a las afueras de la villa. El Castillo de Sanssouci, el Palacio de Orangerie y el Palacio Nuevo son otros tres lugares a visitar.

© Planetware

Históricamente, Potsdam es una ciudad centenaria (993) y en sus orígenes era una aldea de pescadores, dado que alrededor de la ciudad existen más de veinte lagos y ríos. Fue en el año 1640 cuando el Príncipe Elector Federico Guillermo la escogió como segunda ciudad residencial por su paisaje y cercanía a Berlín. El Reino de Prusia nació tras la Guerra de Sucesión Española y la firma del Tratado de Utrecht. Federico Guillermo I fue un rey militarista, “el Rey Soldado” le llamaban, en esa época de cada siete habitantes de Potsdam seis eran soldados y el resto, en su mayoría, lo formaban mujeres y niños. En 1745 el rey inició la construcción del que ya hemos hablado, Palacio de Sanssouci, en una zona de viñedos, este palacio, su nombre significa “sin preocupación”. Es una pequeña joya en estilo “rococó” inspirado en las villas de los Medici en Roma y Florencia. Aunque Berlín se convirtiera en capital oficial de Prusia y del Imperio Alemán, la Corte permaneció en Potsdam. El 14 de abril de 1945 la aviación británica arrasó Potsdam y su patrimonio resultó muy afectado. Hoy está en fase de restauración permanente, aunque ya goza del esplendor que tuvo en aquella época.


Pero si Sanssouci es indispensable, también lo es la visita por el centro de la ciudad, con sus calles pequeñas y románticas. No podeis dejar de ver el barrio holandés (Alexandrowka), con sus casas de ladrillo. Igualmente son muy recomendables las tres puertas de la ciudad que aún siguen en pie o a la Iglesia de San Nicolás (arriba en la foto). También es muy bonito el barrio de las villas Babelsberg. Por otra parte, Potsdam también es famoso por su Instituto Astrofísico de Potsdam. En Potsdam también vivió durante un tiempo el músico más conocido, el famoso Amadeus Mozart; en la foto de abajo pueden apreciar la casa donde vivió.

Casa de Mozart
Una de las curiosidades prusianas de Potsdam es el llamado Pabellón Chino, el "Chinesisches Haus" (abajo). Es una obra del arquitecto Johann Gottfried Büring, que también diseñó los jardines que lo rodean. El pabellón pasaría para cualquiera como un edificio más si no fuera porque es considerado la obra cumbre de un estilo arquitectónico, el "Chinoiserie" del siglo XVIII. El pabellón tiene una curiosa planta en forma de trébol y se sustenta sobre columnas con forma de palmera; el exterior se encuentra rodeado de grupos escultóricos muy valiosos, aunque con cierto aspecto cómico.

Chinesisches Haus - el icono del estilo "Chinoiserie" del XVIII

El Tratado de Potsdam
La pequeña villa de Potsdam es también famosa porque en ella se firmó el famoso Tratado de Potsdam. La Conferencia de Potsdam (ver amplia información en Wikipedia) fue una reunión llevada a cabo entre el 17 de julio y el 2 de agosto de 1945. Los participantes tuvieron lugar en el Palacio Cecilienhof y fueron la Unión Soviética, el Reino Unido y los Estados Unidos de América. En ella los aliados impusieron las condiciones de la derrota a las potencias del Eje en la Segunda Guerra Mundial. Los jefes de gobierno de estas tres naciones eran el secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, Iósif Stalin, el primer ministro Winston Churchill (posteriormente Clement Attlee) y el presidente Harry S. Truman, respectivamente. Ellos habían acordado decidir cómo administrarían Alemania, que se había rendido el 8 de mayo.

Cecilienhof, lugar donde se firmó el famoso Tratado de Potsdam
© Wikipedia
El Palacio Cecilienhof (Schloss Cecilienhof) es, como se ve en la foto de arriba un palacio ubicado en la parte norte del parque Neuer Garten en Potsdam, cercano al lago Jungfernsee (abajo mi hijo Pablo en la orilla de ese lago), donde, todo hay que decirlo, la gente incluso mayor no tiene reparos para tomar el sol en plan naturista. He podido averiguar que Cecilienhof fue el último palacio construido por la familia Hohenzollern, así el Emperador Guillermo II de Alemania lo hizo construir para su hijo el príncipe Guillermo de Prusia y su esposa, la princesa Cecilia de Mecklemburgo-Schwerin. El estilo es similar al de una casa de campo inglesa de estilo Tudor y fue construida entre 1914 y 1917. Nadie pensaba que se iba a ser famosa por el pacto de una derrota alemana, la gran derrota de Alemania de toda su Historia.

Pablo junto al Lago Jungfernsee
Bueno creo que era un destino particular y por eso me he atrevido a rescatar estas viejas fotos, espero os haya gustado y os de ideas para cuando vayais a Berlin. Sie haben guten Tag.

    Una buena cerveza de trigo en el camino -colina de Pfingstberg-

Buzón de sugerencias