Tavira, el placer de un estuario y una cataplana

Rumbo a la Ría de Formosa
Tavira es uno de los dieciseis consejos del distrito o provincia de Faro, en la región sureña portuguesa del Algarve. Tiene, no podía ser de otra manera, el color de Andalucía y la melancolía portuguesa del fado y el barroquismo de sus casas y de sus gentes. Para los andaluces el Algarve es casi una prolongación de nuestro Sur. En él nos sentimos como en nuestra propia casa. Es verdad que ya el Algarve está, como ha pasado con el turismo en Andalucía o en el Levante español, totalmente masificado y "preparado" para el negocio, especialmente del "guiri" que viene aquí a pasar unos días de sol y playa... pero son cosas de la modernidad. Curiosamente estas fotos que os paso de este viaje fueron realizadas en invierno, aprovechando unos días de escapada entre Tavira y Évora. Tiene un puente romano sobre el río Gilão (que sigue en pie incluso después de la devastación del terremoto de 1755 que sacudió a Portugal entero y a parte de España) por el que en su día pasaba la calzada romana entre Castro Marím y Faro, y un entramado de canales que comunican con zonas de playa donde sólo se puede acceder a través de los llamado "aquataxis". Además de que a su geografía física espectacular le acompaña su gente, tan encantadora.

Paqui se lo pasa bien con el bamboleo del aquataxi
La belleza de las marismas de la ría que conforman el Parque Natural
La "roja" da entrada a los buques dejándola por babor, junto a ella la Playa de Tavira


Tavira es una bella ciudad pero sobre todo en un bello paraje, que cuenta con playas excelentes, como la Playa de la Isla de Tavira, donde podeis si queréis quedaros como Adán y Eva. Pero son muchas las playas y rincones naturales que conforman espacios únicos y protegidos en todo lo que se considera el Parque Natural de la Ría Formosa: Lacém, Cabanas, Praia da Terra estrecho, o Playa de Barril. La Ría Formosa ocupa toda la costa de la provincia y está separada del mar por dos barras de dunas: Isla de Cabanas y la Isla de Tavira. Además de las islas de barrera, el estuario incluye un número impresionante de canales y marismas que puedes recorrer en un barquito a un módico precio. Nosotros, en invierno, íbamos solos, qué gozada. De lo mencionado, la Isla de Tavira, es un lugar que no puedes dejar de visitar en alguno de los aquataxis que te llevará a unas arenas blancas y a unas aguas cristalinas. La isla es un paraíso de la biodiversidad de flora y fauna. Todo el conjunto es la reserva natural de Ria Formosa. También, mirando a tierra, Tavira tiene la Sierra de Santa María, la caldera de Sierra Tavira, donde hay varias colinas en torno a los 500 metros. Toda esta barrera montañosa a baja altura impide la influencia de los vientos fríos del cuadrante norte, y debilita los frentes lluviosos procedentes del noroeste, eso dicen al menos los entendidos de la zona. Además es una barrera a la condensación de las masas de aire húmedo del Golfo de Cádiz. Aquí hay mucha presencia de actividades para el turismo anglosajón y européo "del Norte". Algunas guías de el Algarve, hablan de Tarifa como "la joya de la región". Bueno en realidad hay muchas ciudades desde Sagres hasta Villareal de San Antonio, y de algunas más hablaremos aquí en este "Cuaderno de Viaje", porque merece la pena. Tavira tiene una rica cultura y un patrimonio histórico considerable, de vestigios romanos, árabes y portugueses. Además del mencionado Ponte Romana, podemos encontrar en la villa más de treinta iglesias y un castillo árabe. Destaca la Iglesia de Santa Maria do Castelo, abajo se puede ver en una foto, también la de Santiago o la iglesia de la Misericordia.

Tranquilas, empedradas, estrechas, así son las calles de Tavira
Iglesia Santa Maria do Castelo
Iglesia de Santiago
Hay, como no podía ser menos, una gran variedad de hoteles, hostales, casas de huéspedes y una Pousada en la que estuvimos nosotros, que es una gozada, un antiguo convento, el Convento da Graça (de Gracia, claro, no de grasa), que os dejo abajo las fotos...

La pousada de Tavira es un lugar encantador, con encanto para un relax de un par de días
Lo bueno de Tavira, además, es que tanto en verano como en invierno, el clima es muy atemperado, templado mediterráneo, templado en un invierno algo lluvioso y un verano caluroso y seco. En agosto la temperatura máxima está en unos treinta grados y la mínima en torno a los veinte, mientras que en Enero, es muy raro que baja de seis o siete grados. Ideal para vivir y dejarse caer por estos lares, no me digan que nó, especialmente si usted vive en Dinamarca o Finlandia. Esta claro, por ello que esto se llene de extranjeros buscando un solecito y un descanso del frío invernal del Norte de Europa.

Una cataplana como Dios y el Algarve mandan...
Tavira es además de todo lo expuesto anteriormente, un lugar ideal para disfrutar de la gastronomía portuguesa, con excelentes guisos con el pescado o la célebre cataplana de almejas, un legado de un pasado muy reciente de municipio pesquero, unas raices que aún perduran a día de hoy. Por todo ello brindamos con un buen vinho verde fresquito. Eles são bons e ser feliz. Bom fim de semana do "Caderno de Viagem".

5 comentarios:

el viajero impresionista dijo...

Un nuevo descubrimiento pr mi parte, que bonita la zona. Portugal, tan cerca y tan lejos.

fan dijo...

Bonitas marismas del parque natural y bella pousada !! enhorabuena por vuestro blog !

Aledys Ver dijo...

Bonita región y qué gozada, de verdad, que la hayan podido recorrer casi en solitario!
Es verdad que es un destino bastante difundido entre los "güiris" del norte, aquí se ven publicidades y folletos de este sitio en todas las agencias de turismo, en la prensa, en la tele... Hasta me soprende que no te hayas encontrado algún "chiringuito" sirviendo "especialidades" holandesas :D

Fran dijo...

Sin duda un lugar fantástico para perderse... gracias por la crónica y los bellas fotos.
Saludos.

Jose Cadi dijo...

Tienes que ir en verano y pasar al menos un día de playa en la Isla de Tavira. Y para comer, Vela 2: el mejor peixe grelhado de Portugal y un precio de risa.

Buzón de sugerencias