Torre dell’Orologio, Venecia














Seguimos con nuestra miniserie de relojes famosos. Y con un edificio precioso, en una plaza preciosa en una ciudad de juguete como Venecia. La Torre del Reloj o Torre dell’Orologio, en italiano, está en el lado norte de la plaza de San Marcos, encima del pasaje con forma de arco por el que se va a las Mercerías, la calle comercial más importante de Venecia. La construcción de esta Torre data de los años 1496 a 1506. Encima del arco se puede admirar el enorme reloj, destacando su esmalte azul y dorado que nos proporciona la típica información de los relojes astronómicos que estamos viendo: las horas, las fases de la luna y el zodiaco. Teniendo en cuenta el carácter talasocrático de la República Serenísima de Venecia, este reloj tenía también una utilidad náutica ya que avisaba a los navegantes de los movimientos de las mareas y cuáles eran los mejores meses para emprender el viaje por mar. Entre la hora (en números romanos) y los minutos (números arábigos) hay un nicho con una Virgen, y a los lados están las dos puertas de las que, los días de la Epifanía y de la semana de la Ascensión, salen los Magos para tocar las horas y, junto a un ángel, se inclinan delante de la Virgen. Según he leído, en principio, los Reyes y el Angel habían sido concebidos para salir cada hora desde el segundo piso en movimiento circular sobre la Virgen. La delicada complejidad del mecanismo determinó que la frecuencia fuera reducida. Creada la nueva máquina y rehecho el mecanismo de la procesión por Ferracina tres siglos después (1758) los Magos fueron puestos nuevamente en funcionamiento con el mismo mecanismo que aún hoy les permite moverse. Las actuales figuras en madera de los Magos y del Angel fueron realizadas por Giobatta Alviero en el año 1755 (abajo hay una foto procedente de esa fuente que cito). En el punto más alto de la torre hay dos estatuas de bronce, los célebres “moros”, que se llamaban y se llaman así por la pátina oscura. Gracias al mecanismo del aparato son los que marcan las horas tocando la campana y moviéndose hacia ellas. Estos "moros" fueron fundidos por Ambrogio delle Ancore en 1497 y esculpidos, quizás, por Paolo Savin, Alessandro Leopardi o Antonio Rizzo, hay fuentes para todos los gustos.

El Ángel y los Reyes Magos originales (Fuente: Huma3)
La Torre dell'Orologio tiene posibilidad de visitarse, aunque ha estado cerrada en los últimos años por restauración. Así, subiendo las escaleras se llega a una primer sala de exposiciones donde se ilustra la historia de la Torre. Puede verse el juego de pesos y contrapesos del reloj, que marcan el ritmo de las horas, los minutos y todo lo demás. La compleja Máquina del Reloj puede verse desde dentro. Una pequeña escalera lleva a a la siguiente sala donde se encuentran las estatuas de madera de los Magos y del Angel y los tambores con las indicaciones de las horas y minutos (ver foto arriba), además de las puertas desde donde salen en días contados, como hemos dicho anteriormente (Epifanía y de la Ascensión). La etapa final de la visita es una habitación donde se conservan restos antiguos de la máquina original de Cuatrocento. También hay una última posibilidad de seguir a través de una pequeña escalera a la terraza donde se encuentran las colosales estatuas y se puede admirar una espléndida vista de Venecia y de la laguna. (Lástima no tener fotos de entonces).

Finalmente os dejo unas fotos escaneadas que no son de muy buena calidad pero las he mejorado con el photoshop correspondiente. Son de hace muchos años, ¡tengo que volver a Venecia! Arrivederci

Con dieciocho años en Venecia, ¡quíen los tuviera, jajajaja!
Zodiacos dorados sobre el brillante esmalte azul
Los "moros" de la Torre




3 comentarios:

cincuentones dijo...

Has escogido un tema muy interesante, en Europa hay unas magníficas torres con sus respectivos relojes. En este reportaje del reloj de la Torre dell’Orologio, nos hemos enterado que se podía subir hasta la terraza donde se encuentran las estatuas de Los Moros, cuando visitamos Venecia lo ignorábamos.
Saludos.

MTTJ dijo...

Me encantan estos relojes monumentales, auténticas obras que adornan calles y plazas de muchas ciudades europeas. Hace tiempo, hice también una entrada en mi blog hablando de algunos de ellos.
Un saludo

MÓNICA dijo...

Muy interesante! Estos conocimientos son los que hacen después los viajes aún mejores. Muchas veces nos perdemos singulares detalles por ignorancia...
Se agradece la información. La próxima vez que vuelva a Venecia sin duda le prestaré más atención al reloj.

Buzón de sugerencias