Périgord [3] - la vallée de l'Homme

El río Vézère
El río Vézère, el Vesera en la lengua original occitana es un afluente del río Dordoña, del que vimos hace unos días un post. Nace a unos setecientos metros en Longéroux y desemboca en Limeuil (Dordoña). Su longitud es de escasos doscientos kilómetros pero su importancia histórica es muy grande. Pasa por la provincia de Dordoña pero también por la de Corrèze. Su atractivo como el del Dordoña se encuentra en las acuciadas gargantas que forma y sobre las que se asentaron y se asientan poblaciones durante miles de años. En su valle inferior se encuentran numerosas cuevas prehistóricas, como las de Lascaux o Les Eyzies-de-Tayac, por eso el Valle del Vézère es conocido como el Valle del Hombre.

Tienes varias cuevas prehistóricas en la zona (147 yacimientos prehistóricos), entre ellas la más importante de Europa, Lascaux, que como la de Altamira, no se puede visitar pero que puedes (y debes) conformarte con una réplica muy bien construída y que da una sensación muy verídica de lo que debe ser la auténtica Lascaux. También en la zona se encuentra el Museo Nacional de la Prehistoria de Francia. Los dos sitios están cerca, a una medio hora larga de carretera: Lascaux junto al pueblo de Montignac y el Museo, más al Sur, en Les Eyzies-de-Tayac.

Montignac, pueblo donde hay que comprar las entradas de Lascaux, por donde pasa el río Vézère
La Vezere es un río precioso y no puedes olvidar de visitar los pueblos que lo circundan, especialmente Montignac donde además tienes que parar para hacer la cola reglamentaria para comprar el ticket en la Oficina de Turismo y luego coger el coche y subir a Lascaux y a la réplica, Lascaux II, una al lado de la otra. Lascaux no es la única cueva pero sí es desproporcionadamente superior al resto: 25 cuevas adornadas y 14 sitios clasificados patrimonio mundial por la UNESCO desde el año 1979. Touristicamente, el valle de la Vézère pertenece a Périgord Negro.

Las otras cuevas como Fond de Gaume, el refugio Cro-Magnon (de donde salió el nombre del Hombre de Cromagnon), el refugio del Pez, la Micoque, Laugerie Basse y Laugerie Haute, el Grand Roc, la cueva de Combarelles, el refugio de Cap Blanc, la cueva de Rouffignac, la cueva del Brujo, el Moustier, La Magdalena, y que consagran esta riqueza excepcional, pueden ser visitadas pero a demanda y en algunos casos con muchas restricciones por lo que casi quedan fuera del circuito turístico. Hay algunos mini-parques temáticos de la Prehistoria en la zona, donde te enseñan animaciones y se experimenta para los más jóvenes con el descubrimiento del fuego, o se enseña a labrar un sílex o a pintar en una pared como los hombre prehistóricos. Estos sitios se encuentran en la carretera entre Lascaux y Les Eyzies-de-Tayac. 

Cuevas de Lascaux

Lascaux es el lugar donde se encuentran las cuevas más famosas de Europa por sus pinturas rupestres paleolíticas, algunas son consideradas de las más conocidas del arte del Paleolítico Superior. Estas pinturas se estima en casi veinte mil años de edad, principalmente imágenes primitivas de animales grandes, la mayoría de los cuales se conocen de la evidencia fósil que vivió en la zona en el momento. En 1979, Lascaux se añadió a la lista de la UNESCO de los Patrimonios de la Humanidad junto con otros yacimientos prehistóricos del valle del Vézère. La cueva fue descubierta el 12 de septiembre de 1940 por cuatro adolescentes, Marcel Ravidat, Marsal Jacques, Agnel Georges, y Coencas Simon, así como el perro de Marcel, Robot. Fue abierta al público en 1948 pero en 1955, el dióxido de carbono producido por los mil doscientos visitantes por día había dañado visiblemente las pinturas y la cueva fue cerrada al público en 1963 con el fin de preservarla. Después de que la cueva fue cerrada, las pinturas fueron restauradas a su estado original. Las salas en la cueva son: la Sala de los Toros, el Pasaje, el eje, la nave, el ábside, y la Cámara de los Felinos. Nosotros pudimos ver Lascaux II, en la que se encuentra una réplica de dos de las salas de la cueva. A partir de 2008 a la cueva le fue detectado el moho negro que los científicos todavía hoy están tratando. A una sola persona, se le permitió entrar en la cueva durante 20 minutos una vez por semana para supervisar las condiciones climáticas. Ahora sólo a unos pocos expertos científicos se les permite trabajar dentro de la cueva y sólo por unos pocos días al mes. Otra opción es visitar la cueva virtualmente a través de una visita a su web, no es lo mismo pero merece la pena, abajo os dejo la dirección:

Web oficial de las cuevas Lascaux
La réplica es "casi" perfecta
Imágenes de Internet: está prohibido hacer fotos en el interior de las cuevas


Museo Nacional de Prehistoria


Desde que el geólogo Louis Lartet descubrió los primeros cinco esqueletos en marzo de 1868 en la cueva de Cro-Magnon (cerca de Les Eyzies de Tayac-Sireuil, Dordogne, Francia), la localidad es famosa en el mundo entero. Cualquiera ha escuchado hablar de Cro-Magnon, del Hombre de Cro-Magnon, que es el nombre con el cual se suele designar al tipo humano correspondiente a ciertos fósiles de Homo sapiens, en especial los asociados a las cuevas de Europa en las que se encontraron pinturas rupestres. Los restos van desde el 40.000 al 10.000 años de antigüedad y se toman como el hito que da comienzo al Paleolítico superior desde el punto de vista antropológico. Hoy, el uso del concepto "hombre de Cro-Magnon" como alternativo a otras denominaciones está abandonado por los prehistoriadores y paleontólogos en la actualidad, aunque puede encontrarse su uso en las publicaciones. El valle de la Vezere es muy rico en vestigios prehistóricos (cerca de 150 lugares). Varios factores pueden explicar esta circunstancia: las condiciones naturales en su preservación; las condiciones de vida, sin duda muy favorables, incitaron a los hombres prehistóricos Cro-Magnon y Neandertal sobre todo, a instalarse en el valle Vezere; y la importancia de las investigaciones efectuadas alrededor de los Eyzies-de-Tayac y Montignac por los arqueólogos. El Museo Nacional de la Prehistoria es un resumen de todos estos vestigios y merece la pena visitarlo, aunque la zona en sí es lo más impresionante.




+Info:

Web oficial

7 comentarios:

Gracchus Babeuf dijo...

Tienes razón, Paco, en que la réplica es un trabajo excelente. Pero no tiene alma. Yo disfruté mucho de la cueva de Rouffignac. Hay unos frisos con una procesión de mamouths. Sobre los pigmentos se ha formado una cristalización cácica fruto de la humedad que demuestra una antiguedad no inferior a 12.000 años.

Paco Piniella dijo...

Por supuesto que lo auténtico es eso, auténtico. Y la copia por muy bien realizada, copia. En Agosto es imposible visitar cualquier cueva si no es con petición anticipada. Son las limitaciones del turista estacional.

Helena dijo...

Por las entradas que estás haciendo de la zona del Périgord, parece una auténtica maravilla. Seguro que más pronto que tarde volveré a leerme tus relatos para embarcarme en una aventura por la zona.
Un saludo

moonflower dijo...

Hola Paco!
Acabo de descubrir tu blog. Felicidades , es estupendo (ya lo tengo entre mis favoritos ;) ) y tienes unas fotos relamente magníficas!!

Me ha hecho gracia que tus últimos posts sean del Périgord. Justamente yo acabo de escribir la última entrada sobre una viaje a esta zona de Francia. Fantástica zona verdad? Ahora al recordarla, me han entrado unas ganas tremendas de volver por allí!

Un abrazo y aquí tienes una nueva seguidora!

Paco Piniella dijo...

@Helena No lo dudes el Perigord es un destino que fascina y Septiembre puede ser un mes ideal.

ana dijo...

Entre el señor Ulifox y usted me tienen muertecita de envidia, señor Piniella!!

Besos!

Paco Piniella dijo...

@Ana Yo solo soy un ligero aprendiz del gran Ulyfox.

Buzón de sugerencias