La sonrisa de la Reina

Vista panorámica del Templo de la Reina Hatshepsut en Deir el Bahari
"La sonrisa de la Reina" es como llaman los egipcios al Templo de la Reina Hatshepsut en Deir el Bahari, una reina de la XVIII dinastía, que fue diseñado por uno de sus "favoritos", el arquitecto Senmut. La pena es que el termómetro ronde los cincuenta grados y el sol te derrita poco a poco, terminando de templo y de columna un poco saturado. Pero este Templo es sin duda uno de los más recomendables de ver en el Valle del Nilo, tanto por su diseño espectacular visto desde lejos como por su estructura casi embutida en la montaña. De hecho los cristianos lo "aprovecharon" convirtiendo durante un tiempo en un monasterio, aunque se dedicaron a cargarse parte de las cabezas de los dioses que ellos consideraban paganos. La visita comienza subiéndose el pedazo de escalinata que se puede observar en la foto y que con el calor se hace interminable...

Hatshepsut fue una mujer faraón que dirigió su país con energía. Recuperó el lujo y el buen gusto que se estaba perdiendo tras el Segundo Periodo Intermedio. Hatshepsut fué la reina más famosa del Egipto faraonico. Vivió entre 1479 y 1458 antes de Cristo y se convirtió en una de las figuras mas relevantes de la dinastia XVIII. Hatshepsut se hacía representar como un faraón, con barba postiza y faldellín masculino, cuerpo de hombre, y rostro delicado y femenino.

Volviendo al templo, propiamente dicho, la primera terraza contiene el Pórtico de la Caza y el de los Obeliscos. Estos dos inmensos pilares ahuyentan según su tradición las energías positivas hacia el templo. La segunda terraza es el Pórtico del Nacimiento donde se justifica la descendencia divina de la reina hija del dios Amón, también está la capilla de Anubis y el Pórtico de Punt. Por último se llega al santuario de la diosa Hathor, decorado con los correspondientes pilares hathóricos, es decir columnas con capiteles en forma de mujer ¡con orejas de vacas! vaya mezcla que hacían estos egipcios. La tercera terraza, la parte superior del templo, estaba en la antigüedad permitida a solo aquellas personas iniciadas y que habían recibido las enseñanzas de Anubis y Hathor. Entre los santuarios se encuentra el de la propia reina con una capilla dedicada a ella personalmente y otra a Tutmosis I, también el santuario del sol donde se celebraba el rito del astro naciente, si no salía el sol las sombras triunfaban y era un muy mal presagio, todo se condenaba al desorden y al fracaso.

Como siempre os dejo con algunas fotos...




Recientemente, en el 2007, se identificó la mómia de la faraona Hatshepsut, gracias a una muela, dicen que se trata del hallazgo mas importante de la egiptologia desde 1922, cuándo el británico Howard Carter descubrió la tumba del faraón Tutankamon. Hace unos meses aparecieron unos restos diminutos de un diente en un vaso funerario que ponía el nombre de Hatshepsut procedente de su templo funerario. Después de meticulosos analisis y pruebas de ADN, los cientificos dieron por buenas las sospechas y han confirmado que la momia correspondía a la reina Hatshepsut.

Lo que queda de Reina es su momia


+Info:


______________________________

Hasta la próxima viajeros, nos despedimos desde Egipto !!

Observar el pobre soldado muerto de calor...



5 comentarios:

el viajero impresionista dijo...

Hola Paco. No sobra esta entrada, teniendo en cuenta las circunstancias actuales del país. Pasará tiempo antes de que se normalice. Las piedras, mudos testigos son. Saludos.

Raquel dijo...

Egipto.. que ganas tengo de visitarlo y más con posts como este. Siempre me ha gustado todo lo relacionado con la cultura egipcia.. pero creo que aun me esperare unos añitos para visitar este país


Un saludo y gracias por compartir tus viajes!

MTTJ dijo...

La visita al Templo de Hatshepsut es el peor recuerdo que tengo del país. No porqué no me gustara el lugar sinó porqué ese día me encontraba fatal ...la típica diarrea del viajero.
La historia de Hatshepsut es realmente fascinante.

Un saludo

alfonso dijo...

PUes a mí me encantó ... si bien es cierto que fui en Diciembre y el calor no era asfixiante ... además tuve el placer (como muchos hacemos) de sobrevolarlo en globo, una experiencia ... increíble.

Un saludo y gracias por compartir.
Alfonso - www.thewotme.com -

Aledys Ver dijo...

qué interesante esta visita y enterarnos un poco de la reina Hatshepsut. Me encantaría conocer el lugar pero me temo que ese calor que mencionas para mí sería muuuy malo y me lo pasaría encerrada en el hotel.
Qué increíble el estado de conservación de esta momia!

Buzón de sugerencias