Buonconvento

Buonconvento, la paz de la Toscana
Vimos el otro día un post de Covent Garden, el jardín del Convento, ahora toca Buonconvento, el Convento. Bueno, más o menos traducido del italiano, porque en realidad hablamos de una derivación del latín "bono conventus" lugar feliz, con suerte. Se trata de un bello pueblecito de la Toscana de algo más de tres mil habitantes, concretamente en la provincia de Siena. Se levanta en el Valle de Ombrone, en la desembocadura del río Arbia en Ombrone en el km 200 de Cassia. Sus principales actividades son la agricultura, el turismo y el comercio. Junto con los municipios de Asciano, Monteroni d'Arbia, Terme Rapolano y San Giovanni d'Asso forman el distrito de las Crete Senesi. Recientemente ha sido nombrado entre los pueblos más bellos de Italia (i borghi più belli d'Italia).




La Torre del Reloj






La primera mención que tenemos alrededor del año 1100, pero sin duda el hecho más importante ocurrió en 1313 cuando, el 24 de agosto, tal vez no en la ciudad, pero aún dentro del término municipal, murió el emperador Enrique VII de Luxemburgo, (mejor conocido como Henry) que había venido a Italia para restaurar el poder imperial. La historia dice que el emperador, envenenado por un monje en la comunión del lugar, murió poco después a lo largo de la Via Cassia, probablemente cerca de la ciudad de Serravalle.

La construcción del muro, que se aprecia en las fotos repartidas por este post, comenzó en el año 1371 y terminó doce años más tarde, en 1383. Es el centro más importante de la Val d'Arbia, fue testigo también de los Podestá, que incluía 32 pueblos y la concesión de la ciudadanía otorgada por los gobernadores de la ciudad de Siena en 1480. Con la caída de la República de Siena, en 1559 se unió al Gran Ducado de Toscana en los Medicis. Entre los monumentos y lugares de interés están la Iglesia de San Lorenzo, de los Santos Pedro y Pablo, el Oratorio del Arco de la Misericordia, la Iglesia de San Bartolomé. Entre la arquitectura civil el Castillo Bibbiano, el de Castelnuovo Tancredi, el Castelrosi, el Castillo Percenna o el Castillo Llano. Está tan cerca de Siena que si coges por ahí en coche merece la pena una paradita aunque sea de una horita paseando por sus calles.



2 comentarios:

Aledys Ver dijo...

Precioso pueblo toscano. Ya la claridad del cielo y la luz es una gloria! Gracias por el paseo virtual ;)
Saludos.

Raquel dijo...

Hola Paco!!
Quería comentarte que tu blog ha sido elegido como ganador del Premio Liebster, es un reconocimiento que se reparte entre bloggers. Espero que te haga ilusión. En mi blog encontraras más detalles.

Un saludo!

Por cierto.. la Toscana, preciosa!!

Buzón de sugerencias