El edificio neoyorquino de Naciones Unidas

El edificio de las Naciones Unidas es uno de los símbolos de Nueva York, aunque como sabemos la ONU tiene diferentes sedes como la de Ginebra, La Haya, Viena, Montreal, Copenhague, Bonn, Nairobi, París, Santiago de Chile, Adís Abeba, Sevilla o Buenos Aires. La Organización de las Naciones Unidas o simplemente Naciones Unidas es la mayor organización internacional existente. Se define como una asociación de gobierno global que facilita la cooperación en asuntos como el Derecho internacional, la paz y seguridad internacional, el desarrollo económico y social, los asuntos humanitarios y los derechos humanos. La ONU fue fundada el 24 de octubre de 1945 en San Francisco, por 51 países, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, con la firma de la Carta de las Naciones Unidas. La sede principal neoyorquina, la más importante y famosa, y la más visitada por los turistas, fue construida en Nueva York entre 1949 y 1950 junto al East River. Los ocho millones y medio de dólares de la compra de los terrenos fueron financiados por John D. Rockefeller, que los donó a la ciudad.

La Sede de las Naciones Unidas fue construida en Nueva York entre 1949 y 1950 junto al East River

El arquitecto-director fue Wallace Harrison, asesor de la familia Rockefeller. Aunque en vez de encomendar el proyecto a un solo arquitecto de un solo país decidieron formar un comité de arquitectos formado por miembros de los distintos países: N.D. Bassov (Unión Soviética), Gaston Brunfaut (Bélgica), Ernest Cormier (Canadá), Le Corbusier (Francia), Liang Ssu-cheng (China), Sven Markelius (Suecia), Oscar Niemeyer (Brasil), Howard Robertson (Reino Unido), G.A. Soilleux (Australia) y Julio Villamajo (Uruguay). 

UN Way, camino a las Naciones Unidas
Se encuentra en la vecindad de Turtle Bay, en la parte oriental del Midtown de Manhattan. Aunque está en la ciudad de Nueva York, el territorio ocupado por la sede de las Naciones Unidas, se considera a efectos diplomático como territorio internacional, y sus fronteras son la primera avenida al oeste, la cuadragésima segunda calle al sur, la cuadragésima octava al norte y el East River neoyorquino al este. Su dirección exacta corresponde al número 46 de la 1ª Avenida. Arriba y abajo veis unas fotos de la calle de las Naciones Unidas que sirve de acceso al edificio desde Manhattan.



Se estudiaron más de 50 propuestas antes de escoger el diseño ganador. Dicen que en el consejo no había la suficiente colaboración entre los arquitectos, convirtiéndose en una gran "pelea" entre los arquitectos de más renombre del grupo. Le Corbusier y Jeanneret a la cabeza quisieron desde buen principio imponer su diseño al de los demás. Al final Oscar Niemeyer, un discípulo aventajado de Le Corbusier, se llevó el gato al agua. Wallace Harrison, convencio a Le Corbusier de que el proyecto de Niemeyer no era más que una interpretación de su propio proyecto calmando el ego del viejo arquitecto francés. Oficialmente se dice que el proyecto definitivo es el "Scheme 23A", un proyecto de Le Corbusier, con las "modificaciones" de Niemeyer. Un eufemismo como otro cualquiera.
Antes de decidir que fuera en Manhattan hubo otras candidatas que presentaron sus candidaturas: San Francisco, Chicago, Philadelphia, Flushing Meadows-Corona Park en Queens, e incluso las Black Hills de Dakota del Sur.


Realmente la sede es un conjunto de edificios, un complejo que incluye como icono más significativo la Torre de la Secretaría, pero la sede incluye también la cúpula del edificio de la Asamblea General, la librería Dag Hammarskjöld, así como el Centro de Conferencias y Visitantes, que se sitúa entre el edificio de la Asamblea General y el rascacielos de la Secretaría, y sólo puede ser visto desde el East River o la carretera FDR. Hay una valla perimetral con una línea de todas las banderas de los estados miembros de la ONU. La altura de los edificios es importante, aunque no llegan a la altura de los grandes rascacielos de Nueva York, se alcanzan los treinta y nueve pisos más tres plantas subterráneas, en total 168 metros de altura.

Las fachadas Este y Oeste son enteramente de aluminio y cristal
mientras que las Norte y Sur son de mármol de Vermont.
Pistola Anudada, escultura de Fredrik Reuterswärd bajo el edificio de la ONU

El edificio se abre al norte sobre una plaza dando lugar a la entrada principal al público del complejo, ya dentro hay un gran hall de bienvenida. Hay una pequeña sala de meditación, una especie de iglesia/mezquita/centro de rezo, más o menos. En seguida te encuentras con un enorme péndulo de Foacault, regalo del gobierno Holandés. La sala de asambleas, podéis ver las fotos más abajo, puede alojar a las doscientas delegaciones con seis asientos por delegación. Un balcón, desde el que están tomadas las imágines puede alojar más asientos para los medios de comunicación y el público que pueda asistir. Hay otras cuatro salas de conferencias más pequeñas, estudios de radio y televisión así como el centro de comunicaciones central del complejo. Para el público y visitantes existe una librería oficial de la ONU, una tienda de souvenirs y una cafetería.
En los jardines nos encontramos con diferentes esculturas, como la estatua anti-armas, pacifista, que refleja la actitud anti armamento de la organización. La escultura, creada por el artista Sueco Carl Fredrik Reutersward, fue diseñada como tributo a John Lennon y es un símbolo de paz.
En el interior del edificio destacan las pinturas murales y sobre toda la de Vela Zanetti, que en principio se llamaba "La ruta de la libertad", pero, con el tiempo, se impuso como "El mural de los Derechos Humanos". Reconocido mundialmente, este mural tiene al hombre como centro y pone a la dignidad humana como excusa para atrapar la atención de principio a fin. El pintor recibió el encargo de su realización en junio del año 1952. Tenía, entonces, 39 años y vivía exiliado en la República Dominicana, marcado por las atrocidades de la Guerra Civil Española y con los ecos cercanos de la Segunda Guerra Mundial. Vela Zanetti se inspiró en la Carta de las Naciones Unidas y realizó cientos de bocetos antes de decidirse por la composición definitiva. Los primeros trazos del mural se inician después del verano en ese mismo año del cincuenta y dos. Logró acabar su obra en tan sólo cinco meses. El mural sería develado el 19 de marzo de 1953, bajo la presencia de Trygve Lie, entonces secretario general de la ONU.








Otras pinturas murales en su interior

Las visitas guiadas de las Naciones Unidas se inician con una breve reseña de la Organización y su estructura. A veces, en el curso de la visita puede observarse brevemente una sesión. Todos los años se celebran, como promedio, cinco mil sesiones oficiales en la Sede de las Naciones Unidas. También puede suceder que los salones de algunos consejos estén cerrados al público. La guía explica las funciones y la composición de cada Consejo, y las medidas que adoptan, así como las actividades generales del sistema de las Naciones Unidas. Los visitantes ven también exposiciones sobre temas tales como las operaciones de mantenimiento de la paz, la descolonización y el desarme. Puede observarse también una colección de obras de arte obsequiadas por los Estados Miembros, consistente en tapices, murales, mosaicos y esculturas. La última parada del recorrido es el Salón de la Asamblea General, que es el de mayor tamaño y el más conocido. A continuación, los visitantes son acompañados al primer sótano, donde se encuentran el mostrador de la Administración Postal de las Naciones Unidas, el centro de artículos de regalo, la librería de las Naciones Unidas, un café y los lavabos para visitantes. Tenga en cuenta que a veces debido a trabajos de renovación del complejo de las Naciones Unidas, no se permiten a los visitantes el acceso a algunas de las salones.
Para información más reciente llama al 212-963-7539 o envía un correo electrónico a toursunhq@un.org o bien consulta la web. Más ya no te puedo decir. Bueno, que las visitas son en varios idiomas, entre ellos el español.




Una exhibición guiada lleva al turista a lo largo de la sede de ONU

5 comentarios:

Varsovializate dijo...

Curiosa entrada.

Hemos dejado algo en nuestra ultima entrada que esperamos que sea de tu agrado.

Un saludo!

Fran dijo...

Te puedes creer que cuando estuve en NY no pasé a verlo?? Pero con tu entrada de hoy me hago perfecta idea de lo que me perdí. Excelente información. La próxima vez será!! Saludos

Osvaldo dijo...

Que lindo que es el edificio me hubiera encantado conocerlo cuando estuve allí. Mientras me hospedaba en los distintos hoteles en new york, había preguntado si se podía conocer el edificio y me dijeron que no

Mariela I. Schaer dijo...

tUS COMENTARIOS SON GENIALES. TE FELICITO. CONSULTA NO QUEDA CLARO SI PARA ENTRAR A VER LOS JARDINES Y A EL SHOP HAY QUE PAGAR.

Paco Piniella dijo...

Ya no me acuerdo Mariela, esta entrada la hice hace años.

Buzón de sugerencias