Národni Muzeum: Museo de Historia Natural de Praga

Národni Muzeum, el Museo Nacional alberga las colecciones de Historia Natural
El Národni Muzeum es el Museo Nacional de Praga, pero realmente lo imponente del lugar es su edificio, un edificio decimonónico, inaugurado en 1890 donde albergan las colecciones de Historia Natural en el sentido más clásico. Recuerda aún los viejos museos, nada que ver con la soberbia de los museos interactivos donde todo el mundo toca y juega, aquí volvemos al museo clásico, antiguo, quizás desfasado, pero con el rancio sabor del pasado esplendoroso de la Praga de finales del Siglo XIX. Desde el edificio del Museo, en la plaza de Wenceslao, se divisa la famosa avenida Václavsk donde ocurrieron tantos episodios de la República Checa, como la sublevación contra los tanques rusos, la famosa Primavera de Praga.

Maqueta del edificio que da una idea de lo pomposo y elegante de algo más que un Museo
Pero sobre todas las cosas destaca el edificio del Museo, de estilo neorrenacentista situado en lo alto de plaza. Su vestíbulo central sirve también de panteón de los grandes checos. Realmente el Museo Nacional se fundó antes, en 1818 como Museo patriótico de Bohemia (Vlastenecké muzeum v Čechách). Y en 1848 toma el nombre de Museo checo (České muzeum), de 1854 a 1919 el de Museo Real checo (Muzeum Království českého). Acceder a su interior impone, ya que te ves envuelto en una decoración exquisita: las estatuas, los bustos y frescos de los principales personajes que marcaron de una u otra manera la historia y el rumbo de la nación.

Interior del edificio

La famosa avenida de los acontecimientos de Praga: Václavske Námestí dominada por el Museo Nacional
El edificio ocupado por el museo es obra del Josef Schulz, el mismo arquitecto que hizo el Teatro Nacional de Praga, construido en la misma época (1885-1890) y se debe a la labor que hizo en su momento el Conde Sternberk. En la actualidad es una de las construcciones históricas más fotografiadas de la ciudad. Bueno, tan solo decir que desde hace 150 años el museo domina la plaza de Wenceslao y es un símbolo ineludible de la cultura y la nación checas. En agosto de 1968, como decíamos al principio de este post, fue un referente de la Primavera de Praga, y su fachada fue dañada por los tiros de los tanques de las unidades del Pacto de Varsovia que habían invadido Praga y tomaban posición alrededor de los estudios de la Radio Checoslovaca, situados no lejos de allí. 
El museo alberga alrededor de catorce millones de piezas, eso dicen las guías al menos, que comprenden varias especialidades como las ciencias naturales, paleontología, prehistoria bohemia, etnografía, zoología, mineralogía, la historia del teatro, numismática y una gran biblioteca con documentos históricos y una gran cantidad de volúmenes. Es un museo bastante completo que además de su faceta naturalista, te da la oportunidad de conocer más de la historia de la región de Bohemia.






5 comentarios:

MÓNICA dijo...

¡Qué bonito!Lástima que me lo perdí cuadno estuve en Praga. Tendré que volver a repetir... hahahaha
Por cierto, felicitarte por el blog. Es muy interesante; lo tengo añadido a mi listado en mi blog de viajes. Te dejo un link por si le quieres echar un vistazo.

http://mimundonorseo.blogspot.com.es/
Un saludo

Helena dijo...

Espectacular museo. Queda anotado por si algún día logro visitar Praga.
Un saludo ;)

fan dijo...

Espectacular museo , me lo perdí cuando fui hace más de 10 años a Praga . Tomo nota de esta asignatura pendiente por si acaso regreso a Praga . Saludos desde Mallorca!

Babyboom dijo...

Sin lugar a dudas un sitio que no pienso perderme cuando vaya para allá, me ha encantado!!! Un saludito. ;-)

Rosario Carmona Cabrera dijo...

Sabia parte del contenido de este museo,pero desconocía el incomparable marco en el que esta ubicado,sin duda visita imprescindible en esta ciudad,gracias a la persona que ha subido esto,saludos.

Buzón de sugerencias