Urkiaga: pasando los pirineos por Navarra

Desde Pamplona al Baigorri cruzas la antigua frontera (no existe ninguna indicación que lo señale, pero pronto empiezas a ver los carteles en franchute), pasando por los pirineos navarros y coronando el alto de Urquiaga (Urkiaga gaina). Saliendo de la capital navarra hacia el Norte por la carretera nacional 135 (la carretera de Francia, Frantzia Errepidea) se va bordeando el río Arga hasta llegar a su magnífico embalse en Eugui. El río Arga es un río de Navarra, que nace en el collado de nuestro alto de Urquiaga, ubicado en el macizo paleozoico de Quinto Real, al norte del valle de Erro y desemboca en el Río Aragón cerca de Funes. Dice Wikipedia, nuestra fuente permanente de datos, que se trata del más "navarro" de los grandes ríos, ya que sus 145 km de recorrido lo hacen íntegramente por suelo foral. De casi tres mil kilómetros cuadrados de cuenca que tiene, casi todo transcurre por Navarra, solo cien corresponden a la cabecera alavesa de su afluente el río Araquil. El río Arga es represado en el embalse de Eugui (valle de Esteríbar), cuyo principal uso es el abastecimiento de la comarca de Pamplona.

En la cuenca alta del río Arga la vegetación está formada por hayedos con sotobosque de brezos, arándanos, cárices y lúzulas. En las cercanías del embalse de Eugui junto a las hayas aparecen alisos, fresnos de hoja ancha, arces, avellanos y arraclanes. Aguas abajo del embalse aparecen bosques de roble con pino con sotobosque de boj. A partir de Zubiri la aliseda se extiende, acompañada de arces, cerezos silvestres y fresnos de hoja ancha. A partir de Huarte se desarrollan las mimbreras. En Belascoáin aparece el chopo negro, el fresno de hoja estrecha y el sauce blanco, iniciando la transición entre bosque cantábrico y mediterráneo.

Alto de Urquiaga
Como iba diciendo, nosotros partíamos de Pamplona encaminando nuestro recorrido hacia Saint-Étienne-de-Baïgorry donde teníamos una habitación en un hotel rural. En seguida de pasar Pamplona empezaron a aparecer unos paisajes preciosos, y el río Arga paralelo recorriendo revuelto a su alrededor, hasta encontrarnos con un bello embalse con un pueblecito encantador, Eguy.

Embalse de Eguy
Posteriormente el paisaje se hace más frondoso, abajo podéis ver algunas fotos...


Llegado arriba al alto, aparecen por la carretera, a veces te tienes que parar incluso, vacas y caballos salvajes. El momento, teniendo en cuenta que por aquí no pasa casi nadie, con el silencio y los sonidos del agua, las vacas, las hojas movidas por el viento,... realmente es inolvidable y merece ir parando el coche en cada rincón de este paraje. Definitivamente recomendable. Tened en cuenta que casi todo el mundo cruza los pirineos navarros por Roncesvalle de Pamplona a Saint-Jean-Pied-de-Port y no por aquí.



Hasta la próxima, os dejamos.

2 comentarios:

el viajero impresionista dijo...

Hola Paco. Espectacular. Si ardieron las fragas del Eume siempre quedará Urkiaga.

Saludos.

cincuentones dijo...

Un recorrido para gozar contemplando estos magníficos paisajes.
Saludos.

Buzón de sugerencias