Las piedras de babas (Баби кам'яні)

Piedras de babas, mehires, obeliscos,... 
Son como los moais de Pascua pero en plan cultura de la Europa del Este. En Ucrania hay precisamente una de las colecciones más importantes. Tecnicamente son "kurgan stelae", se llaman de forma diferente según consta en la página de Wikipedia (Mongolia : хүн чулуу; Rusia : каменные бабы; Ucrania : Баби кам'яні "piedra de babas", Kirguistán : балбал [bɑlbɑl]) o Balbals (балбал balbal, supuestamente de un turco balbal palabra que significa "ancestro" o abuelo o la palabra mongólica "barimal", que significa "estatua hecha a mano"), son piedras antropomorfas, imágenes cortadas en piedra, instaladas encima, dentro o alrededor de los túmulos o kurganes, en los cementerios. El término kurgan proviene de la palabra rusa (de origen turco) que designa un enterramiento provisto de un túmulo, debajo del cual está la cámara funeraria, normalmente construida en madera. Este fue el método de enterramiento usado por muchos pueblos de las estepas euroasiáticas desde el IV milenio a.C. (los grupos kurganes de Gimbutas) hasta los siglos V y VI d.C. (cuando los utilizaban los hunos y los nómadas magiares). Las estelas también se describen como "obeliscos" o "estatua menhires".


Abarcando un periodo de más de tres milenios, y son el producto de varias culturas. Dicen que los primeros babas se asocian con la cultura de la estepa del Caspio. Hay esculturas asociadas a la Edad del Hierro y otros ejemplos que pueden ya asociarse a la época medieval. Estas estatuas se encuentran en gran número en el sur de Rusia, Ucrania, Prusia, en el sur de Siberia, Asia Central y en Mongolia.


Pero es en Dniepropetrovsk y en su provincia donde se encuentra una de las colecciones únicas de piedras de baba. Esta era una costumbre, la de poner estatuas dedicadas a los espíritus de los antepasados, que llegó gracias a las tribus nómadas de las estepas de Mongolia. En el territorio de la Rusia actual, parece que la estatua antigua más famosa fue la erigida por la tribu turca de Polovtsi en los siglos IX al XIII en las estepas del sur de las montañas de Altai hasta la frontera con Ucrania. El nombre ruso “baba” se remonta a la raíz turca “padre”. Sin embargo, en la actualidad a menudo se confunden ya que la palabra rusa moderna “baba” es un sinónimo vulgar de la palabra “mujer” y entre las estatuas aparece un número considerable de estatuas femeninas. Estas estatuas no eran tumbas, pero en algunos casos, se cree que se encontraban en la frontera entre el mundo de los vivos y el de los muertos, y no dejaban a estas últimas invadir el mundo de los primeros. En ocasiones, en el santuario se colocaba un conjunto de estatuas con el rostro mirando al este alrededor de un círculo mágico.


Estas se encuentran en el Museo de los Cosacos, en la Isla de Khortytza (Dniepropetrovsk, Ucrania)

1 comentario:

Chelo dijo...

¡Qué curioso y original al mismo tiempo! No sabía nada sobre ellas.
Un saludo,

Chelo

Buzón de sugerencias