Durbar Square o la plaza del palacio (1/3): Katmandú

Templo de Shiva y Parvati
En la lista de "imprescindibles de Nepal" siempre suele estar en el ranking en un número alto las Durbar Square, durbar es una palabra nepalí que significa palacio. Y hay tres plazas en tres ciudades claves del valle de Katmandú: Katmandú, Patan y Bhaktapur, porque en su día el reinado se dividió entre los tres hijos del Rey y ello motivó la creación de palacios y palacetes en cada una de estas villas, las tres plazas son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Hoy veremos la plaza de Katmandú, otros días continuaremos con las siguientes.

La plaza Durbar está rodeada de una arquitectura espectacular y es un ejemplo glorioso de las habilidades de los artistas y artesanos newaríes durante varios siglos, especialmente en el tallado de la madera. El palacio real estaba situado originalmente en la plaza Dattaraya pero luego se trasladó a la plaza Durbar. La plaza real de Katmandú tiene los palacios de los reyes Malla y Shah que gobernaron la ciudad pero la plaza también tiene una serie de patios y templos (Chowk) que no debes dejar de visitar.

El color rojizo y las maderas son la nota singular de la arquitectura newarí

Cerca de la entrada del palacio se encuentra la plaza conocida como Hanuman Dhoka, un nombre derivado de la estatua de Hanuman, el mono devoto del Señor Ram. La preferencia por la construcción de palacios reales en este sitio se remonta al siglo III. A pesar de que los actuales palacios y templos han sufrido repetidas y extensas obras de remodelación y nada queda de ese período, nombres como Gunapo y Gupo, que son nombres que se mencionan en las escrituras tempranas, implica que los palacios fueron construidos por Gunakamadev, un rey del siglo X. Cuando la ciudad de Katmandú se hizo independiente bajo el gobierno del rey Ratna Malla (1484-1520) los palacios de la plaza se convirtieron en los palacios reales de sus reyes Malla. Cuando Prithvi Narayan Shah invadió el valle de Katmandú en 1769, también utilizó esta Plaza Durbar de Katmandú para su propio palacio. Otros reyes Shah posteriores continuaron gobernando desde la plaza hasta 1896 cuando se trasladó al Palacio de Narayan Hiti. Sin embargo, la plaza sigue siendo el centro de importantes acontecimientos reales como la coronación de reyes modernos, los últimos, es el caso de Birendra Bir Bikram Shah en 1975 y el rey Gyanendra Bir Bikram Shah en 2001. Aunque no hay archivos escritos que indican el origen de muchas cosas en Nepal, porque no se han conservado o porque las inscripciones se hacían solo en piedra, la historia de la plaza de Katmandú, y concretamente la construcción del palacio en la plaza se le atribuye a Sankharadev (1069-1083). Como el primer rey de la ciudad de Katmandú independiente, Ratna Malla se dice que construyó un templo Taleju en el lado norte del palacio en el año 1501.


La construcción de la Chowk Karnel tampoco se establece claramente en las inscripciones históricas, aunque es probablemente el más antiguo de todos los patios de la plaza. Un Templo Bhagavati, conocido originalmente como un templo Narayan, se eleva por encima de las mansiones que la rodean y se añadió durante el tiempo de Jagajaya Malla a principios del siglo XVIII.



Los templos más antiguos en pie son los construidos por Mahendra Malla: los templos de Jagannath, Mahadev Kotilingeswara, Mahendreswara, y el Templo de Taleju. Ahora entiendo porque el Hotel que nosotros nos alojábamos se llamaba Hotel Malla. Pero sigo con lo que nos cuenta Wikipedia: El típico estilo arquitectónico newari se eleva en las plataformas que forman una estructura piramidal. En las siguientes tres generaciones las únicas construcciones que se levantaron en la plaza fueron el templo Degutale dedicado a la diosa Madre Taleju por Shiva Simha y algunas mejoras en el palacio real por Laksminar Simha. Fue en el momento de Pratap Malla, hijo de Laksminar Simha, que la plaza se desarrolló ampliamente. Él era un intelectual, un devoto piadoso, y estaba especialmente interesado en las artes, dicen que aprendió quince idiomas diferentes. Y fue el que hizo grandes ampliaciones al palacio real, y reconstruyó algunos templos antiguos y construyó nuevos templos, altares y stupas alrededor de su reino. Durante la construcción de su palacio, añadió una pequeña entrada en el estilo tradicional newari baja y estrecha.

Los chowk aparecen a lado y lado de la Plaza del Palacio

Estatua de Garuda


En 1650, se encargó la construcción de Mohan Chowk en el palacio. Esta chowk fue el patio residencial real durante muchos años y se cree que almacenó una gran cantidad de tesoros. Pratap Malla también construyó Sundari Chowk. Al lado del palacio, construyó un templo Krishna, el Vamsagopala, en una forma octogonal en 1649, dedicando este templo a sus dos mujeres indias. En el proceso de embellecimiento de su palacio, agregó fuentes, estanques y baños. En Sundari Chowk, estableció un baño bajo con una fuente de oro. También construyó un pequeño estanque, el Pokhari Naga, en el palacio adornado con Nagakastha, una serpiente de madera, que parece había ordenado robar del estanque real de la otra Plaza Durbar, la de Bhaktapur. También este rey restauró las esculturas de piedra Licchavi como el Narayana Jalasayana, Kaliyadamana, y el Bhairav ​​Kala. Con la muerte de Pratap Malla durante las tres décadas que siguieron a su muerte, la ciudad y el país cayeron en una cierta decadencia. Tan solo algunos proyectos como el templo conocido como Trailokya Mohan o Dasavatara, dedicado al Señor Vishnu en 1679, donde una gran estatua de Garuda, el monte del Señor Vishnu, se añade delante de él una década más tarde.



Alrededor de 1692, Radhilasmi, la reina viuda de Pratap Malla, erigió los templos de Shiva conocidos como Maju Deval cerca de la imagen Garuda en la plaza. Este templo se encuentra en nueve plataformas escalonadas y es uno de los edificios más altos de la plaza. Luego su hijo, Bhupalendra Malla, tomó el trono y desterró a la reina viuda de las montañas. Su muerte llegó temprano a la edad de veintiún años y su reina, otra viuda, Bhuvanalaksmi, construyó un templo en la plaza conocida como Kageswara Mahadev. Jayaprakash Malla, el último rey Malla al gobierno de Katmandú, construyó un templo para Kumari, la diosa Durga en su estado virginal, la diosa viviente, de la cual hablaremos en su día en este Cuaderno de Viaje, porque el tema merece para un post especial. El templo fue llamado Kumari Bahal.

Shiva y Parvati


El otro templo anejo al Durbar Vasantapur se conoce comúnmente como Basantapur o Chowk Tejarat. Bahadur Shah, que gobernó desde 1785 hasta 1794 construyó un templo de Shiva Parvati en la plaza, muy similar a los templos construidos por los anteriores Mallas. Tiene una imagen de madera de Shiva y Parvati en la ventana de la planta alta, mirando a los transeúntes en la plaza. En 1908, el palacio, Gaddi Durbar fue construido con diseños arquitectónicos europeos. El Durbar Gaddi está cubierto de yeso blanco, tiene columnas griegas y colinda con una gran sala de audiencias, los balcones de la sala de audiencias estaban reservados para la familia real durante las fiestas para ver la plaza de abajo.

Pero la plaza es un lugar público, aunque los turistas tengan que pagar por entrar, es el centro de Katmandú y allí te puedes encontrar con la vida habitual de los rituales como el que véis abajo...


Para finalizar, como siempre, os inundo el post de muchas fotos.... de la Durbar Square de Katmandú.



Fuente: Traducción propia de Wikipedia


4 comentarios:

el viajero impresionista dijo...

Hola Paco,
Buena explicación y geniales imágenes. Que distinto todo de nuestras vidas. Saludos.

Antonio Ruiz dijo...

Hola PAco.

La verdad es que tienen que ser impresionantes ese palacio "Durbar" Square que citas o incluso las plazas de Katmandú, Patan y Bhaktapur que mencionas.

Bueno, continuas poniéndonos los dientes largos a tus lectores. Sigue así, compi de blog. Enorabuena por est epost. Fotos igualmente excelentes.

Abrazos.

cincuentones dijo...

Magnífico reportaje y unas fotos geniales. Vemos que Katmandú es un lugar precioso.

Saludos.

El Guisante Verde Project dijo...

¡Que bueno es viajar! Ver otras realidades, otros dia a dia. Que aun conserven estas construcciones, con las condiciones climáticas y de mantenimiento que tienen, es milagroso. Las fotos, espectaculares.
Por cierto, ¿cambio de nombre? Está chulo! :)
Saludos!

Buzón de sugerencias