Kali, ¡la Diosa sedienta de sangre...!

"No es fea ni ná"
la Diosa Kali
El nombre de Kali parece provenir de la palabra sánscrita kāla (que significa ‘oscuridad’); aunque también significa ‘mujer negra’. En el marco del hinduismo, la diosa Kali es una de las deidades principales, algo así como la ‘energía’ del dios masculino Shivá (la shakti). Dentro de la religión hinduistal los que adoran a esta diosa son identificado con un movimiento que se denomina shaktismo. En general, los hinduistas de cualquier rama consideran a Kali la Madre universal. pero ella representa el aspecto más violento y destructor de la divinidad, la destructora de la maldad y la aniquiladora de los demonios. Dentro de las creencias tántricas más complejas amplían a veces su papel, ubicándola como la realidad últimar y la fuente del ser. Y a qué viene todo este rollo que les cuento, pues viene para sentarles las bases de una ceremonia que se vive en todos los templos de esta Diosa, especialmente uno que está al Sur de Katmandú llamado Dakshinkali, nombre que precisamente significa eso, Templo de Kali al Sur. El lugar es uno de los más impresionantes de Nepal, se llega allí, concretamente en las cercanías de un pueblo llamado Pharping. Puedes hacerlo en el autobus de línea desde Katmandú, pero ten en cuenta que en el interior compartirás espacio con algún gallo o algún macho cabrío destinado a ser sacrificado. Os cuento que aquí se lleva a cabo una ceremonia todos los martes y los sábados (nosotros fuimos un sábado que al parecer es el mejor día, es como nuestro domingo). En ella los devotos de la diosa Kali le llevan las ofrendas que le han prometido al hacerle una promesa, ya sea curarse de una enfermedad, encontrar un trabajo, o bendecir el nuevo autobus que ha comprado un modesto empresario. Si no llevas la ofrenda no te preocupes porque a la entrada en el lugar, sagrado para los hinduístas, encuentras un mercadillo de animales y de todo un poco, como semillas, collares de flores, etc. No es un lugar para turistas, de hecho no puedes entrar en el templo, tan solo verlo desde lejos.

(Ojo, si quieres seguir viendo este post ten en cuenta que hay fotos un poco desagradables)

Llegada a Dkshinkali
Las colas de fieles y la confluencia de los dos ríos
Gallitos preparados para el sacrificio se venden en el mercadillo de la entrada
Esta chica lleva dos gallos
Superado este mercadillo, harto curioso, te encuentras con una larga cola donde todos esperan con sus animalitos para ofrecerlo a la diosa Kali. Como templo es un cutrerío impresionante, solo se ve, desde las rejas, donde nos quedamos los extranjeros, los salpicaduras de sangre sobre una estatua negra con muchos brazos. Los seres vivos que se ofrecen tienen que ser machos y cumplir con los treinta y dos atributos de la perfección de los hinduístas. Antiguamente se ofrecían niños, que evidentemente hoy está perseguido por la ley, aunque nos contaban que en el algunos pueblos alejados hacen todavía sacrificio con niños pequeños robados a otras aldeas ¡tiene tela!





El templo de la Diosa Kali


Junto al lado del templo, unos matarifes limpian de pelos y sangre los restos degüellados de los animales y se lo entregan a las familias, con las que luego harán un suculento banquete en honor de la Diosa Kali. El sitio se encuadra en este lugar, no por casualidad, sino porque como podéis ver en alguna foto el templo está en la intersección de dos ríos que como he dicho en otra ocasión, aquí es algo muy especial.

Unos matarifes limpian los restos de los animales degollados

El ritual puede deberse simplemente a la inauguración de algo material
como estos paisanos que le llevaban su autobus nuevo con el que se ganarán la vida


5 comentarios:

M. Teresa dijo...

Recuerdo que me impresionó bastante la visita de este lugar por la cantidad de sangre que había por todos lados pero lo encontré muy interesante.

Un saludo

El Guisante Verde Project dijo...

Si que es un poco fuertecillo, si... Pero, al fin y al cabo, eso nos recuerda que nuestro modo de vida no es único, que hay muchísimas realidades ahí fuera.
Tal vez no las compartamos, como los demás pueden no compartir las nuestras, por eso hay que conocerlas, aunque no sea en directo.
Gracias por compartir!

Saludos viajeros!

Antonio Ruiz dijo...

Bueno, hemso aguantado bien esas "fotos desagradables". Curioso post sangriento, jejeje.

Gracias por seguir ampliando detalles de tu viaje.

Saludos.

Golden Samurai dijo...

Repusilvo e inmoral ritual. Nada tiene que ver con la verdadera espiritualidad que consiste en Sabidurìa y Compasiòn. Lo que no saben todos los involucrado es que un dia en el futuro seran ellos los que se encuntran bajo el cuchillo. Asì es la ley del karma.

mitzila del carmen dijo...

Es importante que los que no aceptan y respetan estas costumbres sepan que en la biblia en el antiguo testamento también se ofrecían animales.

Buzón de sugerencias