Gibraltar (1/2): la anacrónica vida colonial

Gibraltar - Cuna de la Historia (dicen ellos...?)
Gibraltar tiene sellos propios, utiliza la libra esterlina con diseño propio también,
y ha sido siempre el escollo colonial que ha desunido a los países de España y Gran Bretaña.
Muchas veces he entrado en Gibraltar, incluso para utilizar su aeropuerto para vuelos baratos a Londres. Viviendo en Cádiz y trabajando a menudo en Algeciras, es normal. A pesar de ello nunca me había propuesto ir más allá de hacer unas compras baratas de chocolatinas y alcoholes reducidos de precio. El otro día me planté en la colonia, con cámara en ristra, al objeto de preparar unos post para el blog. He dividido esta entrada en dos, una primera general de la ciudad y una segunda entrada dedicada a los famosos macacos y a las vistas panorámicas de la Roca, o el Peñón como siempre se ha nombrado este territorio.

Estatua de Nelson
en Gibraltar
Gibraltar tiene evidencias de la existencia del hombre de Neanderthal: aquí se encontró un cráneo en 1848, y en 1926, se encontró el cráneo de un niño Neanderthal en Devil's Tower. Su relación con el Reino Unido se remonta a la época en que tanto Inglaterra como Holanda, que eran contrarias a la aspiración de Felipe de Anjou al trono de España. En julio de 1702, durante la Guerra de Sucesión Española, los ingleses llegaron a Cádiz y desembarcaron en Rota y El Puerto de Santa María. Y en agosto de 1704, otra escuadra angloholandesa, al mando del almirante Rooke y del Príncipe de Hesse-Darmstadt, se dirigió a Gibraltar, ya de aquí no se moverían en el resto de los siglos. La mayor parte de la población del Peñón, fiel a Felipe V, huyó de la localidad y se refugió en diversos lugares, la mayoría en el nuevo municipio de San Roque, el cual aún hoy tiene la denominación oficial de "Ciudad de San Roque donde reside la de Gibraltar", que puede leerse cuando se sale de La Línea dirección a Málaga o Algeciras. Nueve años más tarde, la conquista se formalizó mediante el famoso Tratado de Utrecht de 1713, en el cual España cedía al Reino Unido Gibraltar y daba por sentenciada la colonia. Con la abertura del canal de Suez en 1869, Gibraltar aumentó de importancia estratégica (+info: Historia de Gibraltar).


Durante los primeros años del siglo XX, el peñón fue excavado para construir túneles. Además el material se reempleaba para ampliar hectáreas a la bahía de Algeciras, casi treinta, permitiendo a expansión de las instalaciones portuarias. En 1909 los británicos construyeron la cerca de siete pies de altura conocida como la famosa "verja de Gibraltar" y se constató que Gibraltar se apropió del itsmo. Otro problema, de relativa actualidad, han sido sus aguas territoriales, que de acuerdo con los términos del Tratado de Utrecht eran reconocidas como "el área circundante a la colonia hasta la cual podían alcanzar los cañones de la fortaleza del Peñón".








Claro no se estimaba el alcance de un cañón, que como sabemos ha evolucionado bastante, además de que con el Convenio de las Naciones Unidas sobre el Derecho del mar de 1982 firmado en Jamaica, los ingleses se acogieron al límite de 12 millas náuticas, con lo cual los problemas se acrecentaron ya que España no lo reconoce. Sobre el estatus legal de Gibraltar, hasta 1830 tenía la denominación de "Ciudad y guarnición de Gibraltar en el Reino de España", pero a partir de esa fecha se añadió más autonomía con la denominación de "Colonia de la Corona". Durante la Guerra Civil Española es verdad que sirvió de refugio a miles de españoles, de ambos lados. Y durante la Segunda Guerra Mundial fue base de operaciones militares británicas entre el Atlántico y el Mediterráneo.


Cuando pasas la frontera te encuentras con un semáforo donde no pasan coches, sino aviones, si, es el aeropuerto de Gibraltar, el peculiar aeropuerto que de forma perpendicular cruza la entrada natural a la ciudad. Abajo en la foto podéis ver una parada de coches y peatones a la espera de la salida o llegada de un vuelo.



Lo primero que llama la atención es pararte a escuchar una conversación entre gibraltareños, llanitos como a ellos les gusta que les llamen, y comprender la mezcla de culturas y de lenguas, es el spanglish, donde se mezcla el español con un acento andaluz, bastante cerrado por cierto, y el inglés, cuyo acento ya no se distinguir. En general en las calles es mayor el número de personas que hablan español que inglés, y también existe un colectivo importante de marroquíes y africanos que en su día complementaron las tareas que dejaron de cubrir los españoles en el tiempo que la verja estuvo cerrada. Hoy sigue siendo Gibraltar una colonia, pero poco a poco los trabajadores españoles entran y salen para ir a sus destinos laborales: supermercados, tiendas, etc. 

El paraíso del shopping... y de la evasión de impuestos!!!

Paseo típico por Main Street de Gibraltar, que ellos llaman la Calle Real


Arriba: Exterior e interior de la Catedral Católica de Gibraltar


Arriba: Exterior e interior de la Catedral de la Iglesia Anglicana en Gibraltar


La puerta de acceso por tierra a la ciudad



Gibraltareños y Gibraltareñas...

Gibraltar vive de su estatus especial, y evidentemente no quieren perderlo, no se trata de un trozo de Inglaterra, ni si quiera del Reino Unido, es algo especial, un rinconcito donde se evaden impuestos, donde la fiscalidad es un paraíso y donde se encuentran registradas más empresas y sociedades mercantiles que gibraltareños existen en la Roca. Por lo demás es una ciudad que tiene un paseito agradable, un clima cercano al de la Costa del Sol, con los vientos propios de la Bahía de Algeciras, una bahía preciosa de la que forma parte con La Línea, una ciudad geométrica como su nombre indica, que alberga, junto con San Roque a los gaditanos que viven en parte de Gibraltar y del polo industrial que en los años de Franco se levantó como contraprestación al cierre de la dichosa verja.

La Justicia Gibraltareña
En Gibraltar te encuentras edificios que recuerdan el estilo inglés, monumentos como el de Nelson, guardias municipales al estilo de la city londinense y militares haciendo la guardia como si estuvieran en un cuartel del Reino Unido. Hay sinagogas, mezquitas, catedral cristiana y catedral luterana. Y hay tiendas y bancos, muchas tiendas con impuestos reducidos (el tabaco y la gasolina son las estrellas) y muchos tenderetes financieros donde llevar el dinerito para lavarlo sin preguntar su procedencia. Esto es Gibraltar. En el posterior post hablaremos de sus macacos y de su famosa roída roca. See you!



Gibraltar (2/2): los macacos en el fin de Europa

9 comentarios:

el viajero impresionista dijo...

Tampoco es que lo tengan como los chorros del oro y su pasado militar está muy presente, pero es un un rincón de la península muy especial y con elementos únicos. Obligada su visita. Saludos.

Yo adoro viajar. I love travelling! dijo...

Yo tengo muchas ganas de visitar Gibraltar por la singularidad del lugar... y nunca se me ha dado la oportunidad. Pero es una asignatura pendiente, que intentaré superar.
Un besito y muchas gracias por visitar mi blog.

Saludos,

Trini

Merche Gallart dijo...

Hace tiempo que deseo visitar Gibraltar pues me parece un lugar interesante que forma parte de nuestra historia... Y solo por oir hablar.en ingles con acento andaluz me da.curiosidad...

Merche Gallart dijo...

Y lo de esperar al semaforo para que pase el avion jajaja me parece de lo mas surrealista. Saludos.

La Vuelta al Mundo de Asun y Ricardo dijo...

Hola Paco:
Estuve hace años visitando Gibraltar cuando mis hijos eran pequeños y veraneábamos en Vejer de la Frontera (Cádiz), lo hicimos mas por morbo que por admirar sus bellezas ¡si hubieramos leído entonces tu post, tal vez le hubiéramos sacado mas provecho a la visita !
Saludos

M. Teresa dijo...

Aprovechando un viaje que hicimos a la provincia de Cádiz, pasamos un día en Gibraltar. Me gustó descubrir su historia y su ambiente británico, es un lugar interesante. Muy divertida la foto de gibraltareños y gibraltareñas !!

Antonio Ruiz dijo...

Hola Paco.

Muy buen post de la vecina Gibraltar. He estado últimamente oir allí un par de veces a la captura de material fotográfico, algo siempre más barato. Muy curiosa la sensación de estar en otro país, estando realmente junto a España. El aire británico que se respira, al menos a mí, me gusta bastante.

Abrazos.

Anónimo dijo...

Visité Gibraltar el pasado julio. Mi opinión es que no merece la pena la visita (excepto por recaudar artículos sin impuestos, obviamente). Es cierto que uno tiene la curiosidad de darse un paseo, pero me llevé una gran decepción. Al que visite Cádiz, le recomiendo (de la zona costera), San Roque (está pegado a Gibraltar, pero es un pueblo más bonito), Zahara de los Atunes y, sobretodo, toda la zona entre Caños de Meca y Conil. Un saludo a todos.

Paco Piniella dijo...

Sr. anónimo vivo en Cádiz, a pesar de eso agradezco sus preferencias de la provincia, aunque desde mi punto de vista yo añadiría Grazalema. Saludos viajeros

Buzón de sugerencias