Gibraltar (2/2): los macacos en el fin de Europa


Los macacos de Gibraltar son los habitantes privilegiados de la Roca, del Peñón, desde su cuidado entorno vigilan los buques que pasan y vienen del Estrecho, la costa africana, Ceuta, Punta Carnero, el super-puerto de Algeciras, el de Tánger-Med, la refinería, parte de la Costa del Sol: es Punta Europa, el final del viejo continente. Cientificamente son: Macaca sylvanus, también llamado mono de Berbería y mona rabona. Son una especie de primate catarrino de la familia Cercopithecidae que se encuentra actualmente en algunas zonas reducidas de los Montes Atlas del norte de África y en el Peñón de Gibraltar, en el sur de la Península Ibérica. Es el único primate, aparte del hombre, que puede encontrarse actualmente en libertad en Europa, y el único miembro del género Macaca que vive fuera de Asia.


Este macaco, cuadrúpedo de escaso tamaño, nunca supera los 75 centímetros de longitud y los 13 kilos de peso. El cuerpo está recubierto de pelo pardo-amarillento, ligeramente grisáceo en algunos individuos. La cara, pies y manos son de color rosado, y la cola vestigial y poco apreciable a distancia. Los machos son mayores que las hembras. Los macacos de Berbería son animales diurnos y omnívoros, que viven en bosques mixtos hasta algo más de 2.100 metros sobre el nivel del mar. Se mueven constantemente a la búsqueda de frutas, hojas, raíces o insectos, en grupos de entre 10 y 30 individuos de estructura matriarcal dirigidos por una hembra. Tras cuatro o cinco meses de gestación, las hembras paren una cría (dos en casos excepcionales) que son cuidadas tanto por el padre como por la madre. Maduran a los 3 ó 4 años de edad y pueden vivir una veintena. Se estima que la población total es de 1.200 a 2.000 ejemplares.

La especie en el Mundo decrece conforme se talan los bosques del Atlas marroquí, su hábitat principal, y actualmente se la considera en estado vulnerable. Mientras que en el norte de África se la considera casi una alimaña (en gran parte debido a los prejuicios islámicos contra los monos, reflejados en el Corán), en Gibraltar se considera casi como una mascota no oficial, donde pasea sin inmutarse por los parques y tejados de las casas y es alimentada tanto por las autoridades como los lugareños. El origen de esta población es un misterio, pero parece claro que ha sido introducida. Aunque durante el Pleistoceno hubo momentos en que esta especie habitó en toda Europa (llegando por el norte hasta Alemania e Inglaterra) y las costas mediterráneas, decreció rápidamente con la llegada de las glaciaciones hasta extinguirse en la península Ibérica hace unos 30.000 años. Se cree que pudo volver en estado domesticado y luego se asilvestró. En cualquier caso, su presencia en el Peñón está documentada antes de que fuera capturado por los ingleses en 1704. (Fuente: WikipediaInternational Union for Conservation of Nature)


Como gran parte del patrimonio de Gibraltar, la alimentación y supervivencia de los macacos ha sido responsabilidad de la Royal Navy hasta que fue cedida al gobierno gibraltareño en 1991. La tradición popular dice que mientras las monas persistan en Gibraltar, éste seguirá bajo dominio británico, por lo que se ha llegado al punto de que durante la Segunda Guerra Mundial, cuando se temía una posible invasión hispano-germana, el propio primer ministro británico Winston Churchill ordenó traer varias docenas de ejemplares del norte de África para asegurar su exigua población, eso dice Wikipedia. Hoy la población de monos ha aumentado, llegando a unos 300 ejemplares.




El teleférico

Gibraltar Cable Car
La forma de subir a ver los monos, y sus preciosas vistas desde lo más alto del Peñón son variadas, puedes coger un taxi colectivo que puede ser más caro si sois varios, o bien el Teleférico de Gibraltar que se encuentra cerca del extremo sur de Main Street, junto a los Jardines de la Alameda. Tiene dos paradas, una a la mitad más o menos, donde puedes quedarte también y otra hasta la cima de la roca. En total unos diez minutos o menos, acompañado de una audio-guía turística que describe los antecedentes históricos sobre los lugares de interés de Gibraltar.


En la parte superior hay un restaurante, cafetería, aseos y terrazas que ofrecen vistas sobre el Estrecho de Gibraltar hasta Marruecos, la bahía de Gibraltar en dirección a Algeciras, y por la costa este hacia Marbella. El Teleférico de Gibraltar fue construido en el año 1966 por la empresa suiza de coches-cable o teleféricos "Von Roll". Luego en 1986 se le hizo una amplia renovación y se cambiaron las cabinas por las actuales. En 2007, fue la Estación Superior la que se reformó y sustituyó por las instalaciones actuales, incluyendo la Suite de Calpe que está preparada para realizar bodas y celebraciones con unas vistas extraordinarias. Puedes llegar hasta la estación de salida del teleférico andando, yo fui desde la frontera en unos veinte minutos, o bien cogiendo el autobús número 2, 3 ó 4 que tienen todos parada cerca de la base. Hay también un aparcamiento gratuito.

Una vista de uno de los hoteles más famosos The Rock Hotel
Planito esquemático del trazado del teleférico

Vistas desde la Roca

Realmente son las vistas desde la cima del Peñón lo que más merece la pena de toda la visita a Gibraltar, estas vistas te llevan en un buen día a ver perfectamente, además de la propia ciudad, la bahía de Algeciras en toda su extensión hasta Cabo Carnero, también más hacia el Este la zona de la Costa del Sol y enfrente Marruecos, que en un buen día, como el que yo afortunadamente tuve, es espectacular. Lo mejor en verlo en estas fotos que os dejo y con la que termino esta serie de dos entradas dedicadas a Gibraltar.


Club Náutico de Gibraltar
Vista hacia atrás con la Costa del Sol a la derecha

Un roca taladrada por cientos de cuevas y recovecos

...la visión de África desde el Peñón


3 comentarios:

Anónimo dijo...

muy bien escrito,

Yo adoro viajar. I love travelling! dijo...

Una entrada preciosa... Me encantan las fotos!
Saludos,

Trini.

www.thewotme.com (The world thru my eyes) dijo...

Las fotos de los monos son espectaculares a la vez que tiernas ... me pregunto si Gibraltar hubiese pertenecido en manos españolas, ... si quedaría algún mono ....

Un saludo.!

Buzón de sugerencias