Jordania: Datos prácticos para el viajero

Bandera de Jordania (estrella de siete puntas por los siete versos del Surat Al-Fatiha, el primer capítulo del Corán), junto a un uniformado Guardia en Jerash con el típico pañuelo rojo (a diferencia del palestino que es negro)
Jordania es un país muy tranquilo, no es rico como sus vecinos de los Emiratos, pero tampoco hay tanta pobreza en los suburbios de las ciudades como ocurre en Egipto. Pero Jordania se encuentra en una zona de conflictos que hace que su turismo sea muy vulnerable, a pesar de los esfuerzos que la propia oficina del Gobierno jordano realiza en forma de propaganda, webs y folletos. Jordania ahora mismo, con el conflicto de Siria se encuentra bajo mínimos, cosa que viajeros como nosotros agradecimos para hacer fotos donde normalmente no se pueden hacer. A ello hay que añadir que Israel es foco permanente de noticias que para nada atraen al turista, e igual pasa con el vecino Irak, que día si y día también hay atentados en sus calles. Para colmo, hemos ido en invierno, primeros días de Enero, con lo que hemos disfrutado (un poco de frio en alguna ocasión) de unos días maravillosos, porque eso sí, hay cosas muy bonitas que ver en Jordania, aunque hay una que lo eclipsa todo: Petra. Hoy vamos a hablar de Jordania en general, y ya la semana que viene abordaremos con más calma, un post específico de la capital de los nabateos.


Jordania tiene una historia muy escasa como nación, desde el final de la Primera Guerra Mundial para acá, normalmente ha estado hermanada con otros territorios, desde el propio cuerno de Mesopotamia y Egipto que formó en el comienzo de las civilizaciones hasta la más reciente unión con Irak en un solo país. Ha estado colonizada, o invadida, según el caso, por hititas, egipcios, israelitas, asirios, babilonios, persas, griegos, nabateos, romanos, árabes musulmanes, cruzados cristianos, mamelucos y a por los turcos otomanos. Luego vinieron los ingleses, supuestamente a ayudar a lo que se llamó la Gran Revolución Árabe, pero los traicionaron junto con Francia. Posteriormente vino el genocidio palestino y todo lo que ello ha supuesto de migraciones internas en el país. (Ver: Historia de Jordania).

Rey Abdulah






El sistema político es el de una monarquía que manda, el Rey elige, veta, pone y quita, pero parece que es querido por el pueblo, al menos no podemos decir lo contrario de la gente con las que hablamos. Solo hablaban mal de los políticos que lo rodéan pero no de él. En la derecha el rey actual en el billete de 50 dinares jordanos (dj), algo más de 55€. Por cierto la vida aquí es más barata que en España, pero para las zonas de turistas todo está muy caro, tienen la idea que el extranjero es rico y tiene que pagar 3dj por una botella de agua o 6dj (casi 7€) por una simple lata de cerveza en un restaurante. Incluso 50dj por la entrada en Petra. Ya previamente te cobran los 20dj de la visa de entrada por el aeropuerto.

Arriba: Mapa con las regiones de Jordania - Fuente: © Wikipedia
Mar Muerto
Jordania practicamente es un país interior, solo tiene una pequeña salida al mar a través del Golfo de Aqaba que sirve para abastecer por via marítima a la ciudad. Amman es su capital que se encuentra al Norte, donde el país es menos árido que en el Sur. El país tiene un Mar, que no es Mar porque es ya un lago, se trata del Mar Muerto, un ejemplo de desolación producida por el cambio climático aunque fuente de recursos para el turismo que llega al país, especialmente muchos rusos adinerados que vimos por allí. Además de balnearios con sus playas privadas, el Mar Muerto proporciona productos de belleza con sus barros y sus "potingues". Las infraestructuras no son muy malas, hay autopistas, aunque a veces hay que ir por la izquierda porque por la derecha ya está muy estropeada, pero en general es un país bien comunicado, incluso tienen una línea de tren que no se utiliza para pasaje sino para la carga de fosfato en el desierto. Y en las ciudades hay conflictos en la conducción pero nada que ver con El Cairo.

La autopista del desierto
Aunque Jordania tiene grandes bellezas de la antigüedad como las ciudades de Jerash o Petra, bien es verdad que las ciudades son muy feas en general, Amman, sobre todo, tiene una gran acumulación de población y las casas son simplonas, con un paisaje marcado por los depósitos de agua (hay que pensar que en algunos barrios llega el agua una vez por semana) y por casas sin acabar, se edifica pensando que seguirá subiendo con la vivienda del hijo por eso se dejan las vigas al descubierto en las azoteas. Bien es verdad que el trato humano es agradable, son educados en general, menos con las mujeres extranjeras a las que abordan con piropos y gestos inadecuados, vayan solas o no. Es un país machista y donde se puede fumar en casi cualquier parte, hasta el aeropuerto de Amman guarda todavía como aquí antiguamente el reservado para fumadores. La comida está bien, al menos para mí, es picante pero no mucho. Tienen mucha verdura, y es parecida en algunos platos a la turca o incluso a la griega, ya dedicaremos algún post a hablar de la comida jordana. El alcohol es un lujo y se les hace pagar a los extranjeros bien caro: una copa de vino jordano, que no está malo, cuesta en un restaurante un mínimo de 5dj. En los hoteles hay muchas medidas de protección que asustan más que tranquilizan, por ejemplo el arco de escanner de entrada, como en los aeropuertos, aunque no sabes si realmente miran o hacen el teatro, hay que pensar en el islamismo extremista, los sionistas de al lado, los iraquíes, vamos que tienen problemas mires a donde mires. Por cierto los hoteles nada tienen que ver con el rango de los españoles, al menos la gama de cuatro estrellas que nosotros visitamos en Amman y Petra que son como mucho de tres por estos lares, además no tiene sentido que a estas alturas se siga sin WiFi gratis en las habitaciones, es como no tener electricidad, debiera ser ya obligatorio porque eso da mucha vidilla para mandar unos "guasaps" a los amigos y familiares, mandar un correo, o visitar tu blog, jajajajajaja...

Depósito de agua en las casas
Las vigas colocadas para la casa del hijo
Los sitios más visitados en Jordania son Petra, con la pequeña Petra apenas a quince minutos, la ciudad de Jerash, una maravilla y no tan conocida como la anterior con casi siete mil años de historia, al norte de Amman, el Mar Muerto con sus balnearios y playas, donde cuesta tanto hundirte que te diviertes tela, y el desierto, la maravilla del desierto de Wadi Rum, el que hizo famoso Lawrence de Arabia. Hay también mucho turismo de extensión de Israel por aquello de la Tierra Santa para los cristianos, sitios visitables como el Rio Jordan donde se bautizó Jesucristo, Betania de Transjordania o el Monte Nebo y el Valle de Moises (Wadi Musa). También para los amantes del submarinismo (no me encuentro) están los placeres del Mar Rojo a través de los hoteles y Resorts de Aqaba. Ahora solo los presentamos, ya ahondaremos en detalles en otros posts, y abajo veis algunas fotos....

Ciudadela de Amman
Jerash
El "tesoro" de Petra
Little Petra, el "suburbio" de Petra

Asentamientos de jordanos en el desierto
Los beduínos son como los gitanos en Europa, tienen una vida errante, que a pesar de los recursos que el gobierno pone a su disposición, prefieren vagar por el desierto. Son muy morenos y muy curtidos por el sol, van con su ganado (cabras, camellos, burros,... ) o en algunos casos se acercan a los turistas a venderles quincallas, como los que están en Petra, lugar donde ellos vivían y fueron desalojados a unas casas que le construyeron y que solo algunos la aceptaron. Nos contaron que tienen fama de grandes amantes y que más de una turista ha quedado aquí prendada y cautiva del corazón y de otras partes del cuerpo del beduíno, como aquella película de la "Pasión Turca" pero a lo jordano. Sobre el desierto, de momento solo os dejo una propina, una fotito, la que tenéis abajo de Wadi Rum, ¡una maravilla! sus colores, las rocas,... 

Desierto de Wadi Rum
Y nada más, seguiremos este mes con más posts de Jordania, 
Hasta la próxima,... حتى في المرة القادمة


5 comentarios:

Luisa Martínez Murcia dijo...

Envidia sana es lo que me da a mí este viaje. Es uno de los lugares a los que me gustaría ir, mientras tanto os seguiré atentamente. Un abrazo, os recuerdo y os sigo con mucho cariño.
Luisa

Yo adoro viajar. I love travelling! dijo...

Que buenos recuerdos....
La verdad es que a mí Jordania me fascinó, ya publiqué cositas sobre el país y tengo algunas cositas más que sacaré en el futuro.
Gracias por esta entrada tan buena.
Está genial.
Saludos,
Trini

Él y ella viajeros dijo...

Estupenda entrada sobre Jordania que me invita a conocer más sobre este país y no sólo desde el punto de vista turístico. Me gustan mucho tus comentarios más allá de las "visitas a realizar" aunque sin duda, Jordania tiene unas cuantas. Sigo tus andanzas y muchos saludos.

El Guisante Verde Project dijo...

Jordania se encuentra en una nada envidiable encrucijada geográfica en estos momentos. Como dices, le resulta muy difícil escapar de la situación política que le rodea, aunque trata de mantenerse a modo de isla en un mal revuelto.
El caso más sangrante de la "descolonización" probablemente sea el continente africano; aun así, la expansión europea ha sido, en general, desastrosa para el mundo. Y ahora el mundo paga las consecuencias.
Un país, junto con Siria, al que hemos estado a punto de ir en varias ocasiones. Veremos si se presenta de nuevo, al menos en breve.
Saludos!

Pdta. Arreglado el enlace. :)

www.thewotme.com (The world thru my eyes) dijo...

Tengo unas ganas terribles de visitar jordania, pero creo que ... ahora que están recibiendo más turistas debido a conflictos en países islámicos ... se han subido demasiado de precio ...

Por cierto, ya he actualizado tu link en mi blog www.thewotme.com

Un saludo!

Buzón de sugerencias