Plaza Mayor de Madrid

Felipe III el madrileño Rey
Una estatua ecuestre de Felipe III centraliza la que puede considerarse quizás la plaza más enigmática de la capital de España. Una escultora del italiano Juan de Bolonia (Giambologna) y terminada por su discípulo Pietro Tacca en 1616. Parece que el entonces Gran Duque de Florencia fue el benefactor, aunque al principio no se instaló aquí hasta que la Reina Isabel II propició el cambio. Felipe III, madrileño, fue quien restituyó aquí la corte en el año 1606, y en 1619 hizo construir esta plaza Mayor, que hoy forma parte de nuestra serie de "Plazas del Mundo". Mis recuerdos de esta Plaza son muy gratos en mi adolescencia cuando empezaba a coleccionar sellos y cuando mi padre nos llevaba a Madrid siempre había un hueco para visitar el mercadillo de los domingos, el mejor de España.




Por definirla de alguna manera se trata de una plaza porticada rectangular, de 129 por 94 metros. La plaza se remonta al siglo XVI,  a partir de los mercados que se van concentrando en dos caminos, hoy la calles de Toledo y Atocha, a las afueras de la villa medieval. La plaza realmente es importante como espacio, pero también lo son sus edificios, viviendas de tres plantas, que suman casi cuatrocientos balcones y diez puertas de acceso, de las cuales la más conocida es la del Arco de Cuchilleros. Al principio se denomina plaza del Arrabal. La antigua plaza del Arrabal pasó de estar fuera del recinto amurrallado medieval, a constituir el centro de los nuevos barrios conformados por el ensanchamiento de la villa hacia el este durante el reinado de Juan II de Castilla, llamados «el Arrabal». Juan de Herrera, el famoso arquitecto de Felipe II, comienza a remodelar la plaza, siendo significativo la construcción de un edificio que todavía hoy se conserva, cual es la Casa de la Panadería. Felipe III, impulsa la finalización de las obras con otro arquitecto, Juan Gómez de Mora, quién concluirá la plaza en una forma muy parecida a la que conocemos en 1619. Será por "casi" siempre la Plaza Mayor de Madrid, y digo "casi" porque hubo cortos periodos en que se llamó por imposición política, Plaza de la Constitución y Plaza de la República.

Grabado antiguo de la Plaza Mayor de Madrid
Esta foto (de ©Wikipedia) es muy bonita con los colores de un atardecer en la plaza Mayor de Madrid
Postal antigua de la Plaza Mayor de Madrid

©Wikipedia



Con tantos años y en épocas donde la mayor parte de las construcciones eran de madera, no es extraño que la Plaza Mayor de Madrid saliera ardiendo en tres grandes incendios en su historia: 1631, 1670 y 1790. En 1880, se restauró la Casa de la Panadería, y otras profundas reformas se realizaron en la primera mitad del siglo XX hasta que en los años 60 se acometió una restauración general, que la cerró al tráfico rodado se construyó el aparcamiento subterráneo bajo la plaza. En 1992 se procedió a la decoración mural, obra de Carlos Franco, de la Casa de la Panadería, que representa personajes mitológicos como la diosa Cibeles, se puede ver en la foto de arriba y de al lado. Carlos Franco ganó un concurso que previamente había convocado el Ayuntamiento en 1988. Su uso ha variado con el tiempo: tahona principal de la Villa,  despachos del Peso Real y del Fiel Contraste, sede la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la Real Academia de la Historia,... y a finales del siglo XIX se hace cargo el Ayuntamiento como segunda Casa Consistorial, luego pasó a usos culturales (Biblioteca Municipal, Archivo Municipal, Centro Cultural Mesonero Romanos) y ultimamente a la promoción de la ciudad (Patronato de Turismo Madrid). Frente a la Casa de la Panadería está la Casa de la Carnicería, sería el lado sur de la Plaza Mayor; un edificio de cuatro alturas, rematado el último piso con un ático, es muy parecido, también tiene la planta baja porticada, y los laterales coronados por torres angulares. A la Plaza Mayor se llega por diez arcos, en la actualidad, diez calles: Escalerilla de Piedra o Arco de Cuchilleros, Ciudad Rodrigo, Siete de Julio, Arco del Triunfo, Felipe III, Calle de la Sal, Zaragoza, Gerona, Botoneras, Toledo. Pero el Arco de Cuchicheros es la más famosa de las nueve puertas (en la esquina suroeste de la plaza), gracia a el se salva la diferencia de cota entre la plaza Mayor y la Cava de San Miguel. El arco de Cuchilleros debe su nombre a que está en la calle de Cuchilleros a la que da salida, y en la que antiguamente se ubicaban los talleres del gremio de cuchilleros, pues suministraban sus artículos al gremio de carniceros afincado dentro de la plaza.

Foto del Arco de Cuchilleros en la República (1932)
Autobuses de la "Rápida" empresa que hacia viajes de Segovia a Madrid
En esta zona se encuentra el famoso restaurante Sobrino de Botín, que figura en el Libro Guinness de Récords por ser el restaurante más antiguo del mundo (1725), aunque como siempre este dato es discutible.

La Plaza Mayor de Madrid en Nápoles

Para terminar este post quiero aportaros un descubrimiento de cosecha propia, ya que hace unos años, curiosamente en unas navidades en Nápoles, me encontré con la pintura que aparece en la foto de abajo, donde precisamente se ilustra esta plaza tan importante y que se halla en el vestíbulo (arco de entrada) al Castillo Nuevo de Nápoles, conocido popularmente como Maschio Angioino y que data de la época de Carlos I de Anjou, quien tras su ascenso al trono del los reinos de Nápoles y Sicilia en 1266 trasladó la capital desde Palermo a Nápoles. Como sabemos, posteriormente los españoles estuvieron en esta ciudad, por lo que las conexiones del sur de Italia con España eran muchas. La pintura es una vista de la plaza anterior al incendio de 1672 y parece atribuído a un pintor napolitano de mediados del siglo XVII.

Pintura de la Plaza Mayor de Madrid en el Castel Nuovo de Nápoles
Castel Nuovo

3 comentarios:

Yo adoro viajar. I love travelling! dijo...

Una entrada muy interesante. Me encantan las fotos y grabados antiguas y la combinación con las actuales...
sin duda es un lugar muy vivo de la capital y con mucho encanto. No sabía toda su historia así que muchas gracias por publicar esta entrada.
Un saludo,

Trini
http://yoadoroviajar.blogspot.com

Roser JB dijo...

¡Ahí le has dao! La Plaza Mayor de Madrid es una de mis favoritas... Si sus arcos porticados y buhardillas hablaran...

Gracias por estos recuerdos.

Un abrazo!

Roser

www.thewotme.com (The world thru my eyes) dijo...

De pensar que aquí, donde tanta gente se divierte con malabaristas, payasos y actores a la par que se toma su cervecita ... se decapitó y ajustició a tanta gente!.

Saludos.

Buzón de sugerencias