El Museo Romántico de Madrid

  

Dicen que uno no admira tanto lo que tiene a su lado, todos los días, como lo que está lejos y distante. Eso quizás nos pase a los españoles y sobre todo a los madrileños con su patrimonio cultural. Hacía tiempo que mi padre, antes de morir, me había recomendado que fuera a ver el Museo Romántico de Madrid y este verano aprovechamos nuestra paradita de vuelta de nuestro viaje, para con nuestros amigos Joju y Ampa hacernos una rutita cultural por el Foro. No pudo ser la exposición de Dalí porque estaba todo lleno, así que de pronto callejeando por el centro, paseando cerca del barrio de Chueca, ahora tan de moda, nos topamos con el dichoso museo. Este museo poco visitado, casi nadie más que nosotros para ver sus salas, es verdad que ha estado muchos años cerrados, desde el año 2001 al 2009,  toda vez que sus instalaciones demandaban mejoras acordes con los criterios museográficos propios del siglo XXI, se rehabilitó todo el inmueble, aunque procurando mantener el espíritu de la antigua casa-museo. Como iba sin pretensiones las fotos, de mala calidad (lo siento) están hechas con el teléfono móvil. Pero mi propósito no es enseñaros magníficas fotos, sino de trasladaros el interés porque igual que nosotros vayais a verlo, además hay un montón de descuentos (por ejemplo estudiantes o docentes, menores de 18 años o mayores de 65, personas con discapacidad,... que no pagamos) y los encargados de sala, sin decirte nada te enseñan la misma y te cuentan muchas anecdotas y datos interesantes, cosa que solo es posible porque no va casi nadie.


Vídeo de promoción del Museo - Parte I.
(Parte II, III y IV)

El museo está situado en un palacio de estilo neoclásico construido en 1776, bajo la dirección del arquitecto Manuel Rodríguez, curiosamente el movimiento artístico contra el que precisamente se enfrentó el Romanticismo. Según nos dice la propia web oficial del Museo, el Museo Romántico fue creado por  Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer, II Marqués de la Vega-Inclán (1858-1942), por donación al Estado en 1921, después de haber presentado un conjunto importante de cuadros, muebles y objetos de su propiedad, en una exposición organizada por la Sociedad de Amigos del Arte, como anticipo de lo que sería el futuro museo. Estos fondos se instalaron, desde el principio, en su actual sede, en el número 13 de la calle San Mateo de Madrid, en un edificio construido en 1776 bajo la dirección del arquitecto Manuel Rodríguez. En 1850 el inmueble pasó a ser propiedad del Conde de la Puebla Maestre y después, desde junio de 1921, fue sede de la Comisaría Regia de Turismo, organismo creado por Vega-Inclán.

Subida al Museo Nacional del Romanticismo
Web oficial del Museo: http://museoromanticismo.mcu.es
El Romanticismo fue un movimiento cultural y político que no se originó en España sino principalmente en Alemania y en el Reino Unido. Comienza a finales del siglo XVIII como reacción, como suele ocurrir, al movimiento cultural anterior, que en este caso era el racionalismo de la Ilustración y el Clasicismo, intentando poner antes los sentimientos que las reglas estereotipadas de una sociedad encorcetada. La libertad con matices en algunos casos revolucionarios es una de sus metas, aunque en cada país donde se desarrolla cambiará o se matizará hacia sub-tendencias como el Parnasianismo, el Simbolismo, el Decadentismo o el Prerrafaelismo. Su repercusión cultural fue importantísima en la literatura, la pintura y la música.

Los poetas contemporáneos (1846), de Antonio María Esquivel. En él retrato se encuentran los mayores representantes del Romanticismo español: literatos, políticos, pintores, músicos, actores e intelectuales. Foto de ©Wikipedia
La primera inauguración del Museo Romántico de Madrid se produjo en el año 1924, con obras pertenecientes a su fundador, a las que se añadieron donaciones y depósitos de personalidades del momento, y objetos pertenecientes a grandes literatos como Mariano José de Larra, José de Zorrilla, o Juan Ramón Jiménez. Puede verse en el museo el famoso cuadro de Larra que todos hemos visto en los libros de textos del bachiller (a la izquierda). Poco a poco el museo se fue nutriendo de las aportacioes de los grandes intelectuales del momento, como José Ortega y Gasset, Francisco Sánchez Cantón o el Marqués de Lozoya. Durante la Guerra Civil, la importancia de la institución quedó subrayada por el hecho de nombrar como director del Museo Romántico a un poeta tan comprometido como Rafael Alberti. Poco a poco, entre lo que se ha regalado y lo que se ha comprado, añadido a ello la renovación de los últimos años, podemos decir que el Museo da una visión global del Romanticismo en España, por lo que parece imperdonable que no vayas a visitarlo, te lo remomiendo.

Sobre la estructura del museo éste está presentado en salas temáticas. La vivienda romántica era un mundo aislado donde se materializaban las miras de poder: los objetos, el mobiliario, la decoración, estaban dispuestos para el lucimiento y se colocaban siempre de forma acumulada, densa, sin dejar apenas espacios libres.



El dormitorio ... todo romanticismo

En la colección de pintura del Museo pueden encontrarse obras de importantes pintores, considerados como precedentes del mundo romántico, entre ellos a Francisco de Goya, José Aparicio Inglada y Vicente López Portaña. En el campo del retrato, el museo posee obras de los artistas más relevantes del momento, como Federico de Madrazo, Carlos Luis de Ribera o Esquivel.

Pero el museo pretende trasladarnos a esa época y a los aspectos más íntimos: la familia, los niños (con una espléndida colección de juguetes) o la mesa de un comedor de una casa,... 

Los juguetes de los niños románticos
los famosos soldaditos de plomo

Entre los aspectos diarios se encuentra una colección de porcelana y de cerámica, procedentes de Sargadelos, La Cartuja, La Amistad, Sèvres o Meissen, hasta las más populares de Talavera o Puente del Arzobispo. Además de un conjunto de barros an-daluces y murcianos de temática costumbrista. Hay para los aficionados un conjunto de abanicos impresionantes y otros complementos como la joyería, que presenta una gran diversidad de materiales: oro, plata, acero, ebonita, lava o cabello natural.

Entre los detalles a mi me llamó mucho la atención el WC del malvado Fernando VII, cuyos excrementos "regios" iban a un cajón que solo podía ser abierto por el médico de la Corte. Se dice que muchas veces sentada en su "trono" recibía a ministros y a otras autoridades, que tenían que sufrir de los hedores del Rey. Abajo tenéis la foto...

El famoso WC de Fernando VII 
Hay en el museo muchas más colecciones, de esculturas, de numismática, incluso de los pioneros de la fotografía, hay más de cuatro mil fondos, con una importante variedad de técnicas, como por su riqueza temática. También muchas estampas de escenas diarias y costumbristas como la costumbre de fumar o los bandoleros de la época.

Bandolerismo y Romanticismo

Preferiblemente Metro Tribunal
C/ San Mateo, 13. 28004 Madrid
Descárgate aquí el folleto si quieres.

7 comentarios:

Joss EVI dijo...

Romanticismo, padre de revoluciones y libertades. Es un buen museo, que tengo en el punto de mira, junto al del Traje y el de Lázaro Galdiano ¿No estuviste en la terraza romántica que tiene en su interior?, tal vez una de las mejores de Madrid. Saludos

Mis viajes y sensaciones dijo...

Mira que somos de Madrid y no conocíamos la existencia de este museo. Precioso palacete y ya tenemos un lugar cercano para visitar.

Gracias por la aportación. Un abrazo

joju dijo...

Un buen homenaje, si señor.
Un abrazo, pirata
joju

Paco Piniella dijo...

@Joss si, estuvimos en la terracita romántica, estupenda.
@MisViajes eso nos suele pasar a todos
@Joju, otro abrazo pirata

M. Teresa dijo...

Tampoco conocía la existencia de este museo. Me lo apunto!. Gracias por la recomendación.
Saludos

Él y ella viajeros dijo...

Me encanta esta época y sería para mí un placer recorrer este museo que, como muchos otros de los comentaristas, tampoco conocía.
Ahora, ya lo sé. Muchos saludos

Salvador Gutierrez dijo...

Estupendo Museo, especialmente despues de su rehabilitación. Es pequeño pero fueron siete años de reformas, en el mismo tiempo se hicieron en Madrid 15 parkings subterraneos, 9 centros comerciales y unas auopistas radiales que nadie usa. (las prioridades son las prioridades).

Destacar porque solia salir mucho en los libros de bachilerato ;) los cuadros de Alenza satirizando el suicidio, como ideal romantico.

Buzón de sugerencias