Saló, ...buscando a Pasolini

Saló, la ciudad sádica de Pasolini
Cuando estuvimos por el Norte de Italia la última vez, quise, entre las ciudades del Lago Garda visitar una que tenía mucha curiosidad por mi afición al cine italiano, la villa de Saló. Un enclave precioso, por cierto, pero que debe su fama quizás a la película Salò o le 120 giornate di Sodoma (Saló o los 120 días de Sodoma), una película de 1975 del poeta, ensayista, escritor y director de cine Pier Paolo Pasolini, basada en el libro "Los 120 días de Sodoma" del marqués de Sade. Se encuentra en los ranking de "películas más desagradables de la historia", aunque también de las más controvertidas, polémicas,… Aquí en Saló, Pasolini pasó parte de su juventud, en la llamada República de Saló de la que luego hablaremos. Pasolini durante este tiempo fue testigo de crueldades por parte del ejército italiano que le llevaron a hacer esta, su última película. Debido a su contenido erótico y moral, el polémico film tuvo su estreno prohibido en multitud de países. Obviamente también fue una película altamente simbólica y metafórica; un ejemplo de ello es la escena en la que comen heces, lo cual sería una protesta contra la alimentación consumista e industrial de masas.

Básicamente en la película hay una mansión, donde cuatro señores se reúnen con cuatro exprostitutas y con un grupo de jóvenes de ambos sexos, partisanos o hijos de partisanos, que han sido hechos prisioneros. Nadie en la casa puede eludir las reglas del juego establecidas por los señores; toda transgresión se castiga con la muerte. Además, ellos gozan de la facultad de disponer a su antojo de la vida de los cautivos. (Filmaffinity)

Trailer oficial de la película


Saló o Salò con tilde para un sitio o para otro… en el Lago Garda, cerca de Brescia y Verona


Saló.

Escudo de Saló
Saló aunque pequeña es una población con fundación romana e incluso con yacimientos más antiguos del Neolítico. En el noroeste de Salo hay una necrópolis romana, aunque están en el Museo Arqueológico de Milán. Siempre la zona estuvo entre la independencia de los territorios del Lago Garda y la vigilancia de la cercana República de Venecia. En 1350 Saló cayó en manos de los Visconti. En ciertas épocas Salò y la Riviera ocuparon una preeminencia sobre ciudades como Brescia o Verona. Fue también conquistada por franceses y españoles. Finalmente quedó bajo el control de los Habsburgo, junto con el resto del antiguo Estado veneciano. Las guerras entre el Reino Napoleónico de Italia y el Imperio de los Habsburgo culminaron en la llamada batalla de Salo el 16 de febrero 1814, los austriacos entraron en Salo. Solo un año más tarde la ciudad se convirtió en parte de la "Imperial Regia Delegación de Brescia" y se convirtió en una capital de distrito con otros 25 municipios.


El 17 de junio 1859 Nino Bixio entró triunfalmente en Saló y al día siguiente llegó Giuseppe Garibaldi. Un mes después, con el armisticio de Villafranca, Salo llegó con el resto de Lombardía a convertirse junto con el Reino de Cerdeña y posteriores territorios en lo que ya hoy es Italia. En la Italia unida, Salo se convirtió en la capital del distrito y adquirió el título de ciudad. En 1901la ciudad fue golpeada por un fuerte terremoto y posteriormente se vio muy afectada también por la Primera Guerra Mundial.





La República de Saló.

   

Sello Republica Sociale Italiana
La República Social Italiana (en italiano, Repubblica Sociale Italiana), fue también conocida como la República de Saló o República Social Fascista de Saló, fue el Estado creado por Benito Mussolini en el norte de Italia, ocupado por la Wehrmacht alemana, cuando las fuerzas aliadas tomaron las regiones del sur del país. En la localidad de Saló residían casi todos sus líderes y se hallaba situada además la Agenzia Stefani, órgano oficial del gobierno italiano que enviaba desde Saló los mensajes a la prensa. Duró dos años. entre 1943 y 1945. Mussolini fue su primer y único jefe de Estado. Su política económica fue la socialización de la economía, y su forma de gobierno consistió en una república unipartidista/militar a cargo del Partido Fascista Republicano, declarando suprimida la monarquía de la Casa de Saboya.

Saló: Hotel Laurin,
antes Ministerio de Asuntos Exteriores de la Republica Fascista de Saló

En Saló en la actualidad hay carteles con
los edificios históricos de ese periodo en el
que esta pequeña ciudad fue la capital.


Aquí en este enclave tan privilegiado estuvieron los ministerios clave, sobre todo debido a su proximidad a Alemania y favoreciendo el control de los nazis. El Ministerio de Relaciones Exteriores ocupó la Villa Simonini (ahora un Hotel, el Laurin). Mussolini tuvo residencia en la Villa Feltrinelli en la cercana Gargnano (ahora un centro universitario). El Ministerio de la Cultura Popular se localizaba en la Villa Amadei junto al Palacio de la Cruz Roja Italiana. En la Villa Angelini y en el actual Ayuntamiento también había dependencias del Gobierno. Otros edificios expropiados para el Gobierno y que luego retornaron a manos civiles fueron la Casa de la Viga (ahora bar Italia), el antiguo palacio Castagna (ahora sede del banco Valsabbina), el teatro municipal utilizado para conferencias y reuniones políticas.

Desgraciadamente a la retirada de las tropas alemanas el día 29 de abril de 1945, estos detonaron numerosas bombas que afectaron a la ciudad.


Después de la Segunda Guerra Mundial y con la reconstrucción de toda Europa, en los años sesenta Saló redescubrió su vocación para el turismo, con la ayuda de grandes eventos deportivos, Circuito del Garda en coche de carreras también sede del Campeonato Mundial de bicicleta y etapa del Giro de Italia.
    

El 24 de noviembre de 2004 nuevamente la ciudad de Saló fue afectada por un fuerte terremoto.


    
Hoy Saló en una ciudad muy agradable, en invierno que estuvimos nosotros puedes pasear sin mucha gente por la calle, tranquila con bellas vistas al Lago e ideal para pasar una tarde o comer en algunos de sus restaurantes, nosotros elegimos la Osteria dell'Orologio (en Via Butturini 26) con una polenta excelente y una pasta que gustó a las más exigentes Paqui y Marta (arriba derecha y abajo fotos del Restaurante del Reloj)... 





7 comentarios:

Caliope dijo...

Preciosa villa; no conozco el Lago Garda y creo que voy a tener que ir, siempre es un placer volver a cualquier rincón de Italia. Una entrada muy interesante. Un saludito desde la presierra.

Lucia A. dijo...

Me gusta mucho Passolini, y "Saló" es una película que después de tantos años no pierde vigencia ni impacto. Por algo es un tipo que hizo historia.
Esta entrada es una sorpresa para mí, porque no sabía que era un sitio tan hermoso, ni con tanta historia.

M. Teresa dijo...

Me ha parecido un lugar encantador. Para serte sincera no tenía ni idea de la existencia de ese lugar a pesar de que viajé por la zona hace algunos años. De hecho, tanto en Italia como en Francia, pocos pueblos y ciudades hay que no merezcan una visita.

Saludos

Paco Piniella dijo...

Aquellos que no hayan visto la película se las recomiendo siempre que la vean con una mirada muy particular y muy desde el punto de vista metafórico, es una película muy controvertida, repito.

cincuentones dijo...

Una ciudad con mucho encanto y bellos rincones. Una recomendación muy interesante.
Saludos.

Xuscli dijo...

Enhorabuena, me ha parecido muy bien documentado. Había visto la película pero no conocía Saló y estuve hace unos años por el Lago de Garda. Saludos.

Jordi (milviatges) dijo...

No conocía ni la ciudad ni su historia. Gracia por ilustrarme!

Buzón de sugerencias