Los templos de Gorakshanath y Guhyeshwari

Más "guiri" no se puede ser...
Hoy dedicaremos nuestra entrada a dos templos "menores" de Nepal. Aunque nuestra visita iba por el camino del monasterio de Pashupatinath, junto al rio Bagmati, pero accedimos a la zona desde los dos templos que se encuentran a la otra orilla, los de Gorakshanath y de Guhyeshwari, con la compañía casi agobiante de numerosos macacos y niños mendigos. También nos aparecieron unos seres pintorescos, los santones (sadhus), que por unas rupias se dejan que los fotografíes, tienen el cuerpo pintado de colores y numerosas rastas de pelo de dudosa limpieza, realmente los auténticos santones no son estos y son más bien "aprovechados" que están por ahí a la espera de que por una propina se dejan hacer la foto contigo, que eso sí queda como muy pintoresca. Pero os contaré alguna cosa de estos templos "menores"...


Para llegar hasta aquí puedes hacerlo en el bus que sale de la estación central de autobuses de Katmandú, concretamente estos paran en el parque Tundikhel, paran por esta zona de Pashupatinath pero realmente van hasta Bodhnath.



Lo primero que llama la atención es el número extraordinario de monos que invaden la zona, además de otros animales como ciervos o búfalos sueltos y un hedor difícilmente digerible por las pituitarias occidentales.
Gorakshanath (también conocido como Gorakhnath ) fue un yogui hindú, conectado al Shaivismo como uno de los dos discípulos más importantes de Matsyendranath. Se cree que Guru Gorakshanath había nacido en el siglo VIII, aunque hay discrepancias en siglos sobre este santón. Viajó ampliamente en todo el subcontinente indio, llegando incluso a Afganistán, Nepal, incluso a Sri Lanka. Parece que Gorakshanath escribió los primeros libros sobre laya yoga. En la India hay muchas cuevas, muchas de ellas con templos construidos en ellos donde se dice que Gorakshanath pasó un tiempo allí meditando.

Los Gurkhas de Nepal toman su nombre de este santo. Gorkha, este barrio histórico de Nepal, lleva su nombre porque era el lugar en el que "apareció por primera vez en este universo".

La muerte preside la entrada a los templos
Los Templos de Gorakshanath y de Guhyeshwari se caracterizan por una serie de construcciones mortuorias que tienen en la cima el tridente de Shiva.
Quizás lo más interesante de este paseo entre monos sea ver el variado paisaje humano que te encuentras. Hay dos fiestas importantes en estos templos, la dedicada a Maha Shivaratri (nacimiento de Shiva) entre febrero y marzo y la de Teej que es ya en pleno agosto, a veces en septiembre, donde las mujeres se visten con los mismos saris que utilizaron el día de la boda para agasajar a sus maridos.
Y nada más os dejo con más y más fotos… hasta la próxima viajeros.









1 comentario:

Provinciana dijo...

Bien bonito, y una foto de puro guiri de vez en cuando es necesaria hombreya!

Buzón de sugerencias