La roca de San Amador (Rocamadour)

Aunque uno pueda ser más o menos religioso, no deja de admitir que casi todas las ciudades están más o menos asociadas a uno de estos Santos, algunas más, es el caso de una de las atracciones turísticas más vistas de Francia: Rocamadour, Rocamador o en occitano Ròc Amador. Se encuentra en la región de Mediodía-Pirineos, al este de Burdeos y al norte de la ciudad de Montauban. Forma parte de un valle abierto que puede verse en algunas fotos (más abajo) en la montaña del Causse, al paso por el río Alzou. Nosotros la visitamos cuando hicimos "el viaje Perigordiano" hace unos años. Nos gustó mucho aunque no deja de ser una ciudad "muerta" solo para turistas y tiendas para turistas y empleados de las tiendas para turistas. No hay vida real, pero es muy bonito, de eso no cabe duda, no hay más que mirar la foto de abajo para darse una idea de lo que estamos diciendo. La leyenda cuenta que San Amador era un ermitaño que había vivido en ese lugar, aunque es una leyenda difundida por los benedictinos. Como cualquier leyenda tiene su competidora, la contraria, jajaja... otra leyenda más espectacular dice que Zaqueo, (casado con la famosa Verónica que cita el Evangelio) llegó con su familia a estos parajes, después de la muerte de Cristo y allí tomó el nombre falso de Amator o Amadour (el que ama). Una vez instalado, fundó un pequeño oratorio en una roca que más tarde sería llamada Roche d’Amadour. Cualquiera sabe... aunque aquí en Rocamadour viven de la historia y de la Virgen negra con cuerpo recubierto de plata, conocida como Nuestra Señora de la Dorada.


El Santuario de Rocamadour era subido por los peregrinos de rodillas los 216 peldaños de la escalera que conduce a la ciudad religiosa compuesta por siete templos, antes había doce más que no existen en la actualidad. Allí en el santuario los peregrinos entregaban sus regalitos a modo de ofrecimiento a la Virgen negra, como exvotos de la causa del agradecimiento, por ejemplo si se habían librado de ir a la cárcel traían un trozo de cadena, o una maqueta de un barco si se habían salvado de un temporal y el "plaquismo" tan habitual en estos sitios que llegaron a saturar las construcciones con tanta placa de mármol de agradecimiento.

Rocamadour cuenta con una larga tradición de peregrinación a la Virgen María Notre Dame des Miracles
bajo forma de una virgen negra con un cuerpo recubierto de plata
Había hasta una especie de ranking de peregrinos en un llamado "Libro de los milagros" que en el siglo XII lo situaba entre los lugares más visitados. Pero como hasta aquí hay modas, el lugar perdió popularidad después de la guerra de los Cien Años. El declive fue total y poco a poco se fue abandonando el lugar hasta que en el siglo XIX comenzó un proceso de restauración tal como hoy lo conocemos. Las reliquias del cuerpo de San Amador (descubierto en el año 1166 o 1162, he visto ambas fechas, en muy buenas condiciones, "intacto" -eso dicen-) y los milagros atribuidos a la Virgen Negra se difundieron por iglesias de Francia, España y Portugal con réplicas de la misma. Nuestra Señora de Rocamadour se venera por ejemplo en varias capillas de lugares marineros como Finisterre o Quebec.


Bueno, retomando los temas turísticos y de logística para visitar Rocamadour… como dije al principio esto es un pueblo precioso pero masificado, además de peatonal, pero para eso los franceses, al menos estos, son muy ordenados, todo sale bien si pagas (pay per view). Primero aparcas en el quinto… y llegas desde el parking a las afueras hasta el pueblo en un trenecito de esos infantiles (pagando) y una vez en el pueblo subes a las basílicas o como los antiguos peregrinos subiendo escalones o lo normal en estos tiempos de la luz eléctrica, a través de un ascensor (pagando). Abajo las fotos de la secuencia…

el trenecito
y el ascenseur
los animales, perdón Luna, tiene que ir en brazos
El conjunto de todas maneras es espectacular, es que yo me quejo mucho de tanto pagar…
La capilla de San Juan Bautista por ejemplo es un joya de portal gótico


Oteando el horizonte desde la Basílica de San Salvador del siglo XII
junto a la Basílica de Santa Ana del XIII.


De pronto Marta se apuntó a un taller de manualidades que había una iglesia y unas señoras muy amables le enseñaron a pintar piedras con la famosa cruz de Rocamadour.





Arriba un video de promoción turística de Rocamadour


Rocamadour y Rayuela.

Rocamadour es también un personaje de Rayuela, la obra mágica de Cortázar: es el bebé, el hijo de la Maga, que tiene su nombre por los recuerdos de esa ciudad del escritor argentino. Cuando le preguntaron al escritor ¿Tiene el nombre Rocamadour un significado simbólico? - No, eufonía solamente de la palabra y hay una ciudad en Francia, muy hermosa, que se llama Rocamadour; yo la visité hace años y me quedó el sonido. Soy muy sensible al sonido de las palabras, lo sabes. Entonces vino automáticamente el nombre y, además, venía un poco como prueba del tipo de fantasía poética de la Maga, que le llama a su niño Rocamadour porque evidentemente ya estuvo en Rocamadour y la palabra le quedó así como una cosa mágica.



El paisaje sin duda, como veis en las fotos, es impresionante,
abajo Pablo y Marta despidiéndose del dicho San Amador




+ Info:

1 comentario:

fridabree dijo...

Hermoso relato! Gracias por compartirlo!

Buzón de sugerencias