Cómo ir a los Guerreros de terracota

Sala Primera del Mausoleo, compuesto por tres naves 
Era una de las atracciones que no podía faltar de nuestra visita a China, los famosos Guerreros de terracota (más de 8000 figuras de guerreros y caballos a tamaño real), que fueron enterrados cerca del que fuera primer emperador de China Qin Shi Huang, de la Dinastía Qin, doscientos años a.C. A diferencia de otras joyas arqueológicas como esta, el Mausoleo es relativamente reciente, fue descubierto durante unas obras para el abastecimiento de agua, en marzo de 1974 cerca de Xi'an, provincia de Shaanxi, primera capital de China antes que Pekín (Beijing).

  

Arriba, a la izquierda se puede ver el lugar donde se encontraron los guerreros por un joven local, ahora no tan joven, que aprovecha en el Mausoleo, en la zona de souvenirs para firmar "su libro" de los guerreros (arriba derecha).
Localización (abajo) del Mausoleo desde Xi'an



Bus de linea regular, este es
el 914, que tiene más paradas.
Mejor coge el 306.
Para ver este Mausoleo tienes que ir a Xi'an, con comunicaciones diarias por avión y por tren con las principales ciudades como Beijing o Shanghai. (Por cierto Xi'an tiene más cosas que ver, no solo los guerreros y conviene estar al menos un día más). Para ir a ver los guerreros te pueden ofrecer excursiones organizadas en los hoteles o agencias, incluso llevarla ya cogida por internet desde España, o bien montártelo por libre, es fácil, tan solo tienes que ir a la Estación de autobuses de Xi'an, frente a la de trenes, en una de las entradas de la muralla de la ciudad, y coger allí uno de los dos autobuses regulares que terminan allí. Depende del bus que cojas tienes más (914) o menos paradas (306), aunque la frecuencia es inversa, es decir que depende del que te venga antes así lo coges. El precio es de 8 yuanes y el tiempo entre 40 minutos o una hora según el caso.

Edificios que albergan las naves, museo y tiendas del Mausoleo del Emperador Qin

A la llegada desde el bus tienes un pequeño trecho que recorrer hasta la venta de tickets, por cierto tendrás que pagar en yuanes y no admiten tarjeta de crédito. Además junto al tinglado se agolpan numerosos guías, nosotros cogimos un guía en inglés que nos salió por el precio de una entrada, es decir 150 yuanes.

150 Yuanes (precio 2014) el ticket de los guerreros
      

Desde el año 1987 están considerados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La nave primera es la más impactante, abajo tenéis multitud de fotos (disculpad la calidad están hechas con móvil porque ese día las brujas no nos cuidaron y la batería de la Nikón se puso en huelga). El foso tiene una superficie de 200 metros por 60 y contiene más de 7.500 guerreros, algunos de ellos aún por desenterrar. Las figuras son a tamaño natural: miden 1,80 metros de altura y están equipados con armaduras fabricadas también con terracota. La fosa se abrió al público en 1979.


Cada una de estas figuras tiene rasgos y características diferentes:
bigotes, peinados, jóvenes, viejos, rasgos de etnias diferentes.


Al fondo de la Nave 1 hay una zona dedicada a la restauración: el hospital de los guerreros.
Tenemos que pensar que todos fueron encontrados tumbados y hecho pedacitos.


Se siguen haciendo descubrimientos, solo hace unos años, en 2009, se descubrieron más guerreros sin barba, lo que indicaban que eran jóvenes, reclutados como menores por el ejército. El trabajo chino pero también internacional de los excavadores ha sido muy premiado, de hecho la arqueóloga Xu Weihong y su equipo, recibieron, por ejemplo, el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 2010.


Qin Shi Huang (260 a. C. - 210 a. C.), de nombre propio Zheng, fue el rey del estado chino de Qin y después, el primer emperador de una China unificada, reinando bajo el nombre de Primer Emperador. Apoyó una serie de importantes reformas, entre ellas el comienzo de la actual Gran Muralla China. Aunque fuera un tirano, como casi todos los emperadores de casi todos los Imperios, en China, incluso durante la Revolución comunista, Qin Shi Huang fue considerado como una especie de padre fundador de la historia china, un "superman", a lo que el descubrimiento del Mausoleo y de los millares de guerreros de terracota ha servido para mayor gloria de este tirano brutal y supersticioso. De hecho Qin pensaba que enterrando estas estatuas, él seguiría teniendo tropas bajo su mando. Así, el ejército de terracota fue enterrado en formación de batalla en tres fosos, un kilómetro y medio al este de la tumba del Emperador, que a su vez dista 33 km al este de Xi'an. Los tres fosos (arriba la Nave 1 y abajo en las fotos las Naves 2 y 3) tienen entre 4 y 8 metros de profundidad.


Nave 2: contiene 69 figuras y es conocida como la fosa de los generales. Se cree que representa al estado mayor del ejército. También son visibles las figuras de cuatro caballos (ver foto de abajo).


Cuando cayó la dinastía Qin, los campesinos de Xi'an saquearon la tumba y robaron las armas (algunas permanecen en el Museo de Xi'an -ya haremos un post de este Museo-). Y las figuras que eran de colores vivos y brillantes, se perdieron apenas a las cinco horas de exposición al aire, debido a la oxidación. Abajo véis unas fotos en donde se aprecia la policromía.


Carro del Emperador, descubierto posteriormente


En 1980 se descubrieron dos carros de bronce pintados. Cada uno de estos carros está formado por más de 3.000 piezas. Los cuatro caballos de cada carro están guiados por un conductor imperial. Según algunos estudios, el primero de estos carros serviría para allanar el camino del séquito del emperador mientras que el segundo sería el carro en el que el monarca dormiría. Los carros, a la mitad aproximada del tamaño real, tenían incrustaciones de plata y oro.


Espero os haya gustado la entrada.
Me despido abajo con el video de la UNESCO
...desde Xi'an ¡saludos viajeros!




6 comentarios:

Caliope dijo...

Es impresionante, siempre he querido ir a China sobre todo por ver al ejército de guerreros, me parece una obra colosal, increíble la cantidad y calidad. Pedazo de entrada te has marcado. Un saludito desde la presierra.

Veronica Corrales dijo...

Para mi sin duda fue la principal motivación para ir a China. Obra colosal que no deja indiferente a nadie. Por cierto....ese trecho del que hablas hasta comprar las entradas...hacerlo con un sol de justicia y casi nos da algo! Ni me imagino tu en agosto...Genial la entrada y las fotos Paco

Verónica Paz dijo...

Ha de ser impresionante! sería uno de los motivos por los que viajaría a China ;)

un saludo!

tuhobbietuviaje dijo...

Una maravilla de historia, gracias por este bonito y documentado post Paco. Genial.

Maribel dijo...

Completisimo trabajo Paco sobre esta maravilla. Es un acertado trabajo de restauración y divulgación el que han hecho durante años. Yo aún soñaba con visitarlos cuando vinieron a vernos al Guggenheim de Bilbao, y tras nuestro viaje a China, donde ya sabes que esta era una de las visitas estrella volvimos a repasar muchos de los matices de esta vasta obra en la exposición, Los Guerreros de Xian en el Canal de Isabel II en Madrid.
No nos cansamos de admirar y descubrir este vasto ejercito y comprobar esa necesidad de perdurar que mueve a algunos tiranos a dejarnos obras como esta.
Y por cierto, para tener la Nikon en Huelga, las fotos han quedado muy, muy bien. Las de los restos de policromía de las piezas desenterradas, un 10.
Besos...

El Guisante Verde Project

Xipo dijo...

No sabes las ganas que tengo de pisar China y conocer estos guerreros.... Dan respeto!! XD

Saludos

Xipo- "En el mundo perdido"

Por cierto, este mes se me ha pasado la adivinanza...

Buzón de sugerencias