Irati, entre la selva y el bosque


"Siempre que me acuerdo de Irati se me ponen los pelos de punta"
Ernest Hemingway
A veces Irati es llamado Bosque, a veces Selva. A veces Irati es España, a veces es Francia, pero siempre es Navarra/Euskadi. Está situada en el valle del río Irati, entre los montes de Orzanzurieta y Roncesvalles al oeste, y el monte Orhi al este. El límite sur lo pone la imponente mole de la Sierra de Abodi. Los principales accesos son por el oeste por Orbaiceta (Valle de Aézcoa) y por el este por Ochagavía (Valle de Salazar). Irati es uno de los mayores y mejor conservados bosques de hayas y abetos de toda Europa, solo superado por la Selva Negra de Alemania.
Luna, desde el coche, disfruta del paisaje de Irati

Como bosque ha sido explotado desde el siglo XVI. Y lo mejor de este bosque es el respeto que le tienen sus paisanos, su buena conservación y mimo por los recursos naturales, conviviendo la ganadería dentro de la reserva natural.
Nosotros fuimos desde la parte francesa, desde Saint-Étienne-de-Baïgorry, que era donde teníamos el alojamiento los días que estuvimos por el Pirineo navarro.
Hay dos accesos para adentrarse en la Selva de Irati: por su costado occidental desde Orbaizeta y por el oriental desde Ochagavía, donde se encuentra además el Centro de Interpretación.
Realmente hay varias "Selva de Irati": en diferentes figuras de protección tanto por parte del Estado español como el francés como las reservas naturales de Mendilatz y Tristuibartea o la reserva integral de Lizardoia. Los pastizales hacen las delicias de las especies autóctonas del lugar. 
Realmente es una zona privilegiada, el silencio solo roto por el sonido de animales es un placer como en pocas zonas forestales existe, toda una joya de los Pirineos. Hay poblaciones de animales salvajes, como zorros, jabalís, martas y corzos, y muchas aves, sin olvidar en los ríos las sabrosas truchas de la zona.
Además de las hayas y abetos hay tilos, avellanos, olmos, sauces, arces, boj, enebro, helechos, líquenes, musgos, patxarán y algún que otro roble.
Además de los animales salvajes hay una ganadería propia de la zona de alta calidad.
Por el camino te vas encontrando vacas, cabellos, ovejas,… y algún que otro pastor tan feliz como se respira aquí por toda la zona. Los pastos son excelentes, por lo que no es de extrañar que te encuentres con carteles donde se venden quesos y productos lácteos de primera calidad ¡damos fe!
Todo el Irati es una ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves)
La reserva integral de Lizardoia en el monte La Cuestión, a una altura que oscila entre 850 y 1.125 metros, es el paraje de mayor interés ecológico de la Selva de Irati, con áreas de bosque virgen de hayas y abetos. Puede aproximarse a ella a través de un paseo de 7 km. de escasa dificultad conocido como la senda de Contrasario que arranca en la cola del embalse de Irabia.
Aquí una de las claves de la zona son las abundantes lluvias que hace que existan multitud de arroyos y torrentes. Hay una confluencia muy bonita del Urbeltza y el Urtxuria junto a la ermita de la Virgen de las Nieves, para formar el río Irati.
Hay muchas páginas web donde poder encontrar información sobre caminos, casas rurales cercanas, alojamiento y formas de acceder a Irati. Abajo os dejo los enlaces. Y finalizo con este vídeo promocional muy bonito… ¡Hasta la próxima!


Fuente: Turismo de Navarra; Wikipedia; Irati.org; Selva de Irati.com;

4 comentarios:

Jordi (milviatges) dijo...

Que sensación de paz que da este reportaje. solo pensar de lo buenos que deben estar estos quesos de montaña, fruto del pastar de vacas y ovejas me entra apetito.
Feliz año, Paco.

Laura Otero dijo...

Que paisajes hermosos! Y todos esos animales en el monte. Me genera mucha paz y ganas de visitarlos para salir a caminar con ellos.
A por más viajes!
Feliz año!

Carmen Viajes y Rutas dijo...

Wowww que pasada! Es realmente bonito, había oído hablar muchas veces de ella, pero creo que no la había visto. Preciosas fotos además, la luz no puede ser más bonita, un saludo.
Carmen

Carmen Viajes y Rutas dijo...

Wowww que pasada! Es realmente bonito, había oído hablar muchas veces de ella, pero creo que no la había visto. Preciosas fotos además, la luz no puede ser más bonita, un saludo.
Carmen

Buzón de sugerencias