Una calle para correr (y comer)… Estafeta

Hace unos años en la calle Estafeta ¡no había toros! menos mal...
Siguiendo con mi particular recorrido por esa etiqueta que he llamado "calles y plazas del Mundo", hoy he elegido una calle mundialmente conocida porque por ella pasan los encierros de los Sanfermines: la calle Estafeta, sin duda, la calle más famosa de Pamplona y de Navarra. Yo no soy aficionado a los toros, más bien lo contrario, si pudiera eliminaría esta y todas las tradiciones de maltrato animal, pero eso no quita a que esta calle tenga un encanto muy particular. El origen de su nombre viene porque  estuvo aquí la primera estafeta de correos de Pamplona. Aunque la calle ha tenido muchos otros nombres como el de la Rua de la Zaga del Castillo, asociado con el nombre de San Tirso, aquí hubo una basílica dedicada a este santo . En el siglo XVIII se comenzó a utilizar el nombre de la Estafeta para designar a la calle principal del barrio. Esta oficina de correos se estableció en 1716, entre las casas 50-52.



La Estafeta Kalea tiene dos partes bien diferenciadas; en la primera, desde la curva con la calle Mercaderes, hasta la Bajada de Javier y una segunda parte de la calle, enfilando hacia la Plaza de Toros que es más de bares de pintxos.
Abajo unas fotos que son de la calle en pleno sanfermines, estas no son mías…

Foto de @El Mundo
Foto de @Le Cercle
Comenzamos nuestro recorrido desde la Plaza del Ayuntamiento, y desde un lateral accedemos a la calle Estafeta. Comienza en su confluencia con la calle Mercaderes y finaliza en su confluencia con dos calles, Juan de Labrit a la izquierda y Duque de Ahumada a la derecha. 
Las fiestas de San Fermín o Sanfermines (en euskera Sanferminak) son una celebración en honor a San Fermín. Las fiestas comienzan con chupinazo, se tira un cohete, desde el balcón del Ayuntamiento de Pamplona a las 12 del mediodía del 6 de julio y terminan a las 24 h del 14 de julio con el "Pobre de mí", una canción de despedida. Según nos dicen en el blog Memorias del Viejo Pamplona los toros pasan por Estafeta desde 1867 pues antes lo hacían por la Chapitela.
La Calle Estafeta es también una de las calles, junto a Nueva y Mayor más largas del casco histórico de Pamplona. Aquí fluye la actividad por todas partes, es una atracción turística y además una de las principales vías de la ciudad. La Estafeta fue promocionada por el propio Hemingway y luego los medios de comunicación han contribuido a ensalzarla a través de las grabaciones del paso de los toros. Aunque hasta el año 1997 no fue peatonalizada.
 Abajo unas fotos que dan un poco la idea de perspectiva de la calle…

La única casa señorial de la calle que se mantiene hoy día es el Palacio de Goyeneche, con vistas a la plaza del Castillo y a Estafeta. El edificio lo mandó construir el baztanés Juan de Goyeneche en el siglo XVIII, editor de la Gaceta de Madrid, precursora del BOE. Hoy el palacio alberga a la sociedad El Chanclazo. 

Uno de los imprescindible de la calle Estafeta es el negocio que ahora regentan Asunción y Lourdes Gómez, naturales de Ezkurra, que adquirieron este negocio hace más de 20 años: los Ultramarinos Beatriz. Beatriz era una tienda de ultramarinos, bautizada así por ser el nombre de la mujer de Sarandi, antiguo dueño. La sección de pastelería era una más de las que tenía el negocio pero, al tener un gran éxito, terminó con dedicación exclusiva a los dulces. A veces se forman, especialmente en fiestas, largas colas para comprar los célebres "garrotillos", pues dicen que los de aquí son los más famosos de Pamplona. 
Se abrió en 1922, Beatriz es junto a Layana una de las dos referencias más importantes en el Casco y en la ciudad por lo que a pastas artesanales se refiere. Como veis en la foto de abajo se puede comprobar el "sabor" a tienda antigua pero sobre todo el olor a ese dulce perfume a chocolate, hojaldre y bizcocho. Un garrote o garrotillo es la napolitana de toda la vida pero con mucho encanto (aquí tenéis una entrada de un blog dedicado a estos dulces manjares).


Después del paseo es hora de probar unas delicias concentradas en forma de pintxos.

Espero que os haya gustado esta entrada, una más de las dedicadas a calles y plazas del Mundo. Si alguno sois de Pamplona y he metido la pata en algo de lo que he dicho, por favor dejadme en comentarios el gazapo, gracias. Hasta la próxima.


4 comentarios:

Caliope dijo...

Una.calle emblemática y mundialmente conocida. Qué ganas de ir por Navarra y de paso degustar uno de esos garrotillos. Un saludito :)

xipo dijo...

Mucho mejor utiliarla para comer que para correr, que me vas a contar!! jaja
Tapas y pintxos buenísimos!!

Saludos- Xipo En el mundo perdido

El Deme dijo...

Tengo que ir a Pamplona y recorrer los bares y las tiendas de la calle Estafeta: todo lo que cuentas tiene una pinta muy interesante. ¡Gracias!

Él y ella viajeros dijo...

Buena calle para comenzar el recorrido por una Comunidad que, aunque pequeña, da mucho de sí. A ver por dónde nos llevas. Muchos saludos.

Buzón de sugerencias