Plaza de Tiananmen 天安门广场

天安门广场
Si hay una plaza en China conocida por su nombre en todo el mundo, esa es Tiananmen. Llegamos a ella, después de visitar la Ciudad Prohibida: salimos por el Norte volvíamos al Sur por la avenida paralela, Bei Chang Jie. La imagen del manifestante solitario ante el tanque que se acerca parecía volver a nosotros. Y eso que los años han pasado, fue el verano de 1989, el resultado final fue la declaración de la ley marcial en Pekín por parte del gobierno y la muerte de al menos cientos de manifestantes. En China no se habla de este tema ¡no ocurrió!


"El hombre del tanque"

Pero parece que la represión ha seguido y a lo largo del paseo por la plaza, todo está controlado por policías  No se puede acceder por paso de peatones o algo parecido, hay vallas para impedir el paso de la acera a las avenidas que conforman la plaza y solo se puede acceder por abajo con controles como en los aeropuertos, al pasar el subterráneo. La magnitud es impresionante, el retrato de Mao Tse Tung preside la puerta desde donde se dirigió a las masas en su discurso de fundación de la República Popular de China. También los edificios laterales y del fondo de claro estilo soviético, además de los conjuntos escultóricos revolucionarios y el monumento a los héroes del pueblo.

Se puede ver las dimensiones de las avenidas que dan contorno a la Plaza Tiananmen
El tráfico alrededor de la plaza circunda la misma con amplias avenidas
Tiananmén o Tian'anmen, o si lo quieren la plaza de la Puerta de la Paz Celestial, fue construida dentro del plan urbanístico de 1949, en plena efervescencia de la nueva República Popular de China. Durante tiempo fue el símbolo de la nueva China. Quizás sea hoy Shanghai más que Pekín el símbolo de esa "otra" nueva China. Con su construcción se pretendió crear una gran explanada para los actos que Mao quería hacer allí como réplica a los que Stalin hacía en la Plaza Roja de Moscú. Aunque no con estas dimensiones, durante las dinastías imperiales ya se celebraban aquí actos como la celebración de los nuevos emperadores. Con la República en 1911 empezaron los cambios. En esa época se colocaron las estelas de nubes y leones, provenientes del Yuangmingyuan, antiguo palacio imperial de verano, destruido por las tropas inglesas y francesas a finales del siglo XIX. Con el triunfo de la revolución se demolieron viejos edificios para hacerla más grande.

Se pueden apreciar las vallas que impiden el acceso a la plaza en superficie, tan solo por subterráneos.
Al fondo el mausoleo de Mao

Arriba y abajo puestos de vigilancia de la policía en Tiananmen

Es una plaza está cuadrada como continuación del eje sur-norte de la Ciudad Prohibida. A lado y lado hay grandes edificios de tipo estalinista, como los típicos que se levantaron en las grandes capitales de la Europa del Este. Destaca al este el Museo Nacional de Historia y de la Revolución y al oeste el Gran Palacio del Pueblo, sede de la Asamblea Popular Nacional, más abajo el Gran Teatro Nacional de China. Al estilo también de la URSS, en China tienen su propio Mausoleo de Mao Zedong, con su líder embalsamado. Nosotros no tuvimos el "gusto" de visitarlo. Aquí, en cualquier caso, nadie te habla mal de Mao, ni si quiera los más modernos y más pro occidentales. En sus dos frentes hay grandes esculturas de campesinos, soldados, obreros y estudiantes. Con el fin de ubicar a miles de espectadores chinos, se construyeron tribunas populares a modo de graderías que se confunden con el color del muro exterior de la Puerta Tian'anmen.
Asamblea Popular Nacional
Sus dimensiones son las siguientes 880 metros de norte a sur y
500 metros de este a oeste, con un área total de 440.000 metros cuadrados.
Museo Nacional de Historia y de la Revolución
Si observan la farola de la izquierda se aprecian las cámaras de grabación de la policía
"Los héroes del pueblo son inmortales"
eso reza en el Monumento a los Héroes del pueblo,..
… un obelisco de piedra de 38 metros de altura

Algunos anuncios nos indican que ya el comunismo aquí "algo"
al menos ha cambiado desde aquel hombre del tanque
Entre los monumentos de la plaza está la Torre de Tian'anmen, de la dinastía Ming (1368 d.C. - 1644 d.C.), entre 1417 y 1420, se construyó en principio como la Torre Chengtianmen (puerta de sucesión celestial), reconstruida en 1651, por el emperador Shunzhi, de la dinastía Qing.

Junto a la plaza están los puentes que comunican desde los fosos interiores la Ciudad Prohibida del exterior. Son los llamados Puentes del Río de aguas doradas, siete puentes en total. El puente central llamado Yulu es el más ancho y tiene una decoración muy bonita con dragones de mármol, merece la pena acercarse, era de uso exclusivo del emperador. Luego están los dos puentes Wanggong para servicio de los príncipes. Los dos puentes Pinji para altos funcionarios civiles y militares, y los dos puentes Gongsheng para funcionarios de bajo rango, soldados y sirvientes.

Dos letreros: Viva la República China - Vivan los pueblos del Mundo
Las estelas, de las que hablamos antes, son parejas de leones que pesan, cada una, 10 toneladas. Esculpidas con dragones que danzan entre nube. Según la leyenda, en estas estelas, los leones que miran al sur "observan al cielo", es decir, observaban los actos del emperador una vez que éste salía del Palacio como para inducirlo a que no cayera en la lujuria y la corrupción. La tradición dice que los leones miraban los palacios para vigilar al emperador y se acercara a las penalidades del pueblo.


El límite sur de la plaza lo pone la Puerta de Zhengyangmen. Ya a sus costados se extendía la muralla.


Puerta de Zhengyangmen
Esta sería la parte sur que da fin a la plaza
Y con la Puerta de Zhengyangmen me despido hasta la próxima entrada. Saludos viajeros.

Paneles indicativos de los accesos a la plaza


+Info: Wikipedia.

3 comentarios:

Caliope dijo...

Plaza mítica sobre todo a partir de esas imágenes del tanque que recorrieron el mundo en ese año que fue fundamental en nuestra historia contemporánea más reciente. Buena entrada paisano, un saludito desde la presierra!

Él y ella viajeros dijo...

Un poco de escalofrío ya da esta plaza... y es que por mucho que se intente, algunos capítulos de la historia son difíciles de olvidar.
Muchos saludos

Joss EVI dijo...

Preciosas imágenes y siempre es emocionante recordar al desconocido "hombre del tanque", que no soltaba sus bolsas por nada del mundo. Vallar la plaza es poner puertas al campo. Algún día verán que no sirve de nada...Un abrazo.

Buzón de sugerencias