Nantes (la que fue capital de Bretaña)

Nantes, la "antigua" capital del Ducado de Bretaña
Fue la primera ciudad bretona que visitamos en nuestro viaje a esta región, pero aunque históricamente, la ciudad de Nantes fue la capital del Ducado de Bretaña, hoy día ya no pertenece administrativamente a esa región sino a la del Loira. Aquí incluso se hablaba el galó, una lengua románica. Nantes era conocida en la época romana, estaba en la provincia de Lugdunensis. Aquí vivían los "Námnetes",  una especie de reducto de enemigos vencidos, que los romanos tenían fritos a impuestos. El río Loira para los romanos, marcaba la frontera entre la Aquitania y esta Lugdunensis, a un lado los de Nantes y al otro los Pictones de Poitiers. Diocleciano, en el principio del siglo IV, construyó en la ciudad una imponente muralla para protegerla.

Sin duda el río Loira marca mucho de la historia y la vida de esta ciudad. Hoy día es un municipio en torno al millón de habitantes, por lo que vimos, aunque era verano, es una ciudad muy coqueta y muy tranquila, nada bulliciosa. A pesar de ello en constante crecimiento.

Escudo de Nantes
A nuestra llegada fuimos con el GPS hasta encontrar un parking justo debajo de esa columna y muy cercano a la catedral.
La catedral de San Pedro y San Pablo (Cathédrale Saint-Pierre-et-Saint-Paul) de la ciudad de Nantes fue iniciada, bajo su forma actual, en 1434, aunque se alargooooooo hasta el año 1891. 457 años de diferente estilos pero con un resultado espectacular. Fue construida en el emplazamiento de la anterior catedral románica.
Pero seguimos un poco con la historia de esta ciudad, cuyos gobernantes romanos son convertidos a la fe cristiana en el año 277. En el siglo IV fue construida la primera catedral. Y un siglo después los romanos fueron expulsados de Nantes, pasando a formar parte de la nueva realidad europea primero dentro del reino de Clodoveo, luego del reino franco de Neustrie y más tarde del Imperio carolingio.


Durante los reinados de Carlomagno Nantes era uno de los tres condados que conformaban la Bretaña, junto con Rennes y Vannes. Bien es verdad que los vikingos de vez en cuando asomaban por estos lugares haciendo "sus cosas", jajaja… como cortarle la cabeza al obispo San Gohard (Gunhardus) refugiado con muchos habitantes en la catedral. Algunos se quedaron en la ciudad, concretamente en una isla cercana, otro grupo, años más tarde volvería a tomar la ciudad formando un "principado" normando durante nada menos que dieciocho años.
Nantes ha sido siempre una ciudad vinculada a la Iglesia, no hay más que ver su Catedral. Aunque el condado de Nantes permaneció en manos de los duques, la ciudad era controlada por los obispos. Además, los duques de la dinastía de Cornouaille (siglos XI-XII) practicaban la "residencia itinerante" en sus diversas tierras; en Nantes solamente tenían un castillo. Por otra parte la ciudad jugó un papel importante en el paso de los peregrinos hacia el camino de Santiago con la construcción en la carretera de Poitiers de un hospicio (Hospedal Saint-Jacques) para los que venían de Bretaña o de Inglaterra (vía Saint-Malo). 
Un personaje muy importante en Nantes fue Ana de Bretaña. El sitio de la ciudad en 1491 por el rey de Francia Carlos VIII, finalizó con el casamiento de este con la duquesa Ana de Bretaña; el sucesor de Carlos VIII, Luis XII, se casó también con Anna, y su hija Claudia fue casada con el rey siguiente Francisco I. En esta jugada la Bretaña, con Nantes, quedó incorporada al dominio total del rey de Francia. Nantes dejó de ser la capital de la Bretaña a favor de Rennes.
En el crucero derecho se halla la tumba de Francisco II y Margarita de Foix,
encargada en 1507 por Ana de Bretaña al escultor Michel Colombe y Jean Perréal.
Tumba del rey de Francia Francisco II en la Catedral de Nantes
El conjunto está considerado como una obra maestra de la escultura francesa.
En 1558 se introdujo el calvinismo en Nantes y durante este siglo y el otro la ciudad vivió de las convulsiones religiosas de toda Francia y Europa. Ya en el siglo XVIII Nantes volvió a ser un importante puerto comercial.

El castillo de los Duques de Bretaña (ver las fotos arriba y abajo) es una antigua fortaleza medieval que fue el palacio ducal, se encuentra pegado a la ribera derecha del río Loira, que alimentaba antiguamente los fosos. Fue la residencia de los duques de Bretaña desde el siglo XIII al XV. En el siglo XIX fue catalogado como Monumento Histórico y actualmente es propiedad comunal y se puede visitar, es interesante acercarse a él.
Château des Ducs de Bretagne
Un paseo junto a los fosos en un día de verano es muy agradable para tumbarte con tu baguette y una cervecita
Durante la Revolución en la ciudad ganaron los del partido de los Girondins y en París la Convención los eliminó el mismo mes de junio de 1793. Por ello volvió a ser una ciudad díscola que hubo que someter a base de numerosas ejecuciones e injusticias que jamás se borraron de la memoria de sus habitantes.
El resurgir de la ciudad viene de la mano de la industria de la conserva, a la que se añadiría la industria de los bizcochos. Ya entrado el siglo XX comenzarían con fuerza las industrias metalúrgicas, particularmente de la construcción naval. Además, un nuevo puerto fue construido en Saint-Nazaire. 
Como otras ciudades francesa, Nantes sufrió mucho en la Segunda Guerra Mundial. Fue ocupada por los alemanes desde junio de 1940 a agosto de 1944. Con la postguerra se produce el resurgir de Nantes de la mano de la industria aeronáutica y el declive del sector naval, cuyo último astillero cierra en 1984.
Arriba: Edificio de los Arreos, Le Harnachement
Abajo: La Gran Casa y la Torre de la Corona de Oro junto a la casa de la Portería.

Sin duda, especialmente por las fotos, habréis podido comprobar que Nantes es una ciudad digna de visitarse, solo por su Catedral y Castillo de los Duques de Bretaña ya es suficiente, pero además está un casco histórico donde perderse con una sidra bretona fresquita y una galette, como la que me estoy "zampando" en la foto de abajo...


Mes chers amis
au revoir !!




+Info: Wikipedia; Abajo un vídeo promocional de Nantes.


7 comentarios:

Chelo dijo...

¡Qué ciudad tan bonita!

Yo estuve el verano pasado en la zona de la bretaña francesa, pero desgraciadamente solamente fui a Nantes para coger mi vuelo de vuelta a casa, por lo que no pudimos ver la ciudad. ¡Una lástima! Sin embargo, gracias a esta entrada, he podido conocer un poco de la ciudad :)

Chelo

xipo dijo...

Me llamaba la atención Nantes, no se por qué, pero era uno de esos sitios que dices...tengo que ir. Ahora, leyendo esto, corroboro que mi corazonada era acertada. Lo dicho, habrá que ir pues! Saludos

Caliope dijo...

Preciosa Nantes; excepto Alsacia no conocemos ninguna otra región de Francia, tenemos que poner remedio, merecen mucho la pena. Un saludito :)

Martínez Notte dijo...

Increibles las imagenes del interior de la Catedral. Es cautivador ver como la ciudad mantienen su esencia medieval y la realza para que los turistas puedan disfrutar de ella y viajar en el tiempo a otra época.

Gracias por compartirlo! un gran saludo

Joan Oliveras dijo...

Siempre que he oído hablar de esta ciudad ha sido para consideraciones buenas. Para mi es una gran desconocida, pero gracias a este artículo he podido contemplar y leer aspectos interesantes del lugar, así como conocer un poco más de su legado histórico. Un saludo.

blog de viajes Bueno Bonito BaratO dijo...

Qué buen tiempo te hizo.
Me encanta esa catedral, mi hermano vive cerca de allí y siempre hago una parada expres antes de montar en el avión de vuelta ;)

MARÍA GRAU dijo...

La catedral se parece muchísimo a la de Orleans. He estado por la zona del Loira y es cierto que el río forma parte importante de las vidas de sus pueblos alrededor. Solo llegue a Tours por falta de tiempo, así que me pongo como meta seguir esta bonita ruta. Un saludo.

Buzón de sugerencias