Panauti y su tercer río (invisible)

Triveni: la confluencia de los dos tres ríos sagrados
Cuando hace unos meses hice una entrada colectiva sobre puentes, alguno se extrañaría de que mi elección fuera un pequeño puente, insignificante, de una ciudad desconocida, Panauti, de un país olvidado, Nepal. Por eso me quedaba dar explicaciones. Panauti es una ciudad histórica de Nepal que se encuentra a algo más de treinta kilómetros de la capital Katmandú. Fue un estado de Nepal, otorgado como dote por el rey Bhupatindra Malla a su hermana. Pero lo que más me llamó la atención fue la leyenda del tercer río. Os explicaré: En Panauti confluyen los dos ríos Rosi y Punyamata, pero para los nepalíes no hay dos sino tres porque hay un tercer río considerado sagrado, que fluye por debajo de la ciudad, cuya visita o una ablución en sus aguas les libera de pecados e incluso de enfermedades. ¿Cuál es el problema? que los occidentales no vemos el tercer río, el Lilawati, ya que este sólo es visible para los puros de espíritu. La confluencia de estos dos o tres ríos (foto de arriba) lleva un nombre diferente, ya es el triple río, el llamado Triveni.

En Panauti es fácil encontrarte a tipos como el de arriba, que se dedican a la vida contemplativa
Por la presencia de este "tercer río" Panauti tiene un alto carácter religioso y es muy popular entre santones y devotos de todas partes del país que llegan aquí para realizar sus abluciones sagradas y visitar el templo Indreshwor Mahadev, así como otros lugares sagrados. Panauti, en realidad no pasa de ser un pueblecito del valle de Katmandú, que lucha por incorporarse al listado de las ciudades Patrimonio de la Humanidad de Nepal. Es una forma de conseguir fondos para la restauración de sus templos y casas antiguas del estilo newarí. También Panauti es un antiguo enclave de las caravanas que venían desde el Tibet para la India y mantiene de hecho ese encanto de lo antiguo y auténtico si lo comparamos con los pueblos más turísticos.
Entramos por un puente de alambres, empezamos riéndonos pero de pronto empieza a oscilar, ahhh, jajajaja...
Su población no llega si quiera a los diez mil habitantes. Lo más importante quizás sea el templo Indreswor y la plaza Durbar, sin llegar a las Durbar de Katmandú o Patan, pero que es digna de visitar por lo auténtico y rural del pueblo, se encuentra en el centro de la ciudad. A finales del siglo XIII, Panauti se integró en el reino unificado de Nepal, junto con Katmandú, Patan y Bhaktapur.
Templo Indreswor
Panauti se compone de una gran variedad de monumentos religiosos budistas e hindúes.
Hay autobuses frecuentes entre Panauti y la estación de autobuses de Katmandú, aunque nosotros optamos por un coche con guía. El último autobús parte desde Panauti alrededor de las 6 de la tarde.
las mujeres lavan en medio de la calle, la vida es así...
Pero Panauti ya os digo es un destino pintoresco, con mucho encanto sobre todo porque parece que nada ha cambiado, la nostalgia de la miseria pero a su vez la dignidad del que nada tiene pero no te escatima una sonrisa al pasar. Quizás sean sus estrechas calles, los templos, sus tradiciones, pocos visitantes en comparación con Katmandú que levantan la admiración de sus paisanos. 
Río Punyamata
Templo junto al río.
  
Panauti según la teoría oficial fue fundada por Ananda Malla (1274-1310 a.C), pero otros historiadores en base a unos manuscritos dorados que datan del año 1385, los cuales se encuentran dentro del templo Indreswor, afirman que fue el rey Harisingh Dev quien fundó la ciudad.
Otra vista del Templo Indreswor
Según el blog "Viaje por Nepal" el templo Indreswor es uno de las mayores templos de estilo pagoda en Nepal. El edificio fue construido originariamente en el año 1294, por lo que es el templo más antiguo que todavía sobrevive en Nepal. Los puntales del techo que embellecen los dos pisos inferiores del templo son aspectos inconfundibles de los trabajos en talla de madera y de la arquitectura nepalí. La sección superior del templo está adornada con cazuelas y sartenes, las cuales son ofrendas de matrimonios jóvenes con la esperanza de una vida familiar feliz y próspera. La foto de arriba es del año 2012, y ya en el año 1998 un terremoto causó daños considerables en el edificio, lo que no sabemos es cómo estará ahora después del terremoto de este año.

Un muy modesto museo finaliza nuestra visita, con pocas novedades si lo comparamos con la arquitectura tradicional del pueblo en si. Pero bueno hay que pagar la entrada y contribuir a los paisanos que de ello viven. Algunas máscaras (que a mi me fascinan, claro), algunas esculturas menores y utensilios tradicionales de telares, apeos de labranza, etc (alguna foto abajo).

Y esto es todo, espero que si vais por Panauti tengáis más suerte que yo y veáis el tercer río (invisible). Hasta la próxima viajeros !!!

+Info:
Viaje por Nepal; Wikipedia;




 

3 comentarios:

Lilián Viajera dijo...

Panauti...que bello lugar.
Me encantó tu post. Lamento no haber podido ir hasta allí cuando estuve en Nepal.
Tal vez, en algún otro momento de mi vida, pueda concurrir y si llego a ver al río, obviamente te lo haré saber.
Gracias por mostrarme este lugar de nuestro mundo.
Saludos viajeros de
Lilián Viajera

Vero Touristear dijo...

Qué lugar más bonito y curioso. No lo conozco, pero me gustaría ir y cruzar ese puente colgante!

Saludos :)

Eva PM dijo...

Que historia más bella Paco! Nunca hemos estado en Nepal y con tu historia del tercer río nos han entrado ganas de salir corriendo para allá ahora mismo.

Es curioso lo del número tres, el tercer río, el tercer ojo :-). Es evidente que fuera de nuestra civilización occidental tan mental, existen lugares a los que se llega con el corazón!

Eva y Carmelo

Buzón de sugerencias