Museo de Bellas Artes de Bilbao

Un clásico de este blog son las entradas de museos, creo que es importante de vez en cuando visitar una pinacoteca. Hoy vamos a incorporar la del Museo bilbaíno de Bellas Artes, sin duda la pinacoteca más importantes de Euskadi. Hasta hace unas semanas, a pesar de haber estado varias veces en Bilbao, no la habíamos conocido. Sin tener el gancho del Guggenheim, este Museo es una maravilla que no se te puede escapar en tu visita a la renovada ciudad norteña. Según hemos leído en la web del Museo de Bellas Artes de Bilbao, el origen del actual museo se sitúa en dos colecciones, la del museo fundado en 1908 y que abrió sus puertas en 1914, y en el de Arte Moderno, inaugurado en 1924, que se unieron efectivamente en 1945, año en que se levantó el edificio antiguo. En 1970 se añadió el edificio moderno, y más recientemente una importante reforma acabó por dar al museo su fisonomía actual. Cuando estuvimos era miércoles y ese día no había que pagar, pero a cambio estaba bastante "poblado".
El nuevo edificio, de estilo neoclásico, se construyó en el Ensanche moderno de la ciudad, según el proyecto de los arquitectos Fernando Urrutia y Gonzalo Cárdenas.  En 1996, y bajo la dirección de Miguel Zugaza, se convocó un concurso para la adjudicación de un Plan de reforma que fue ganado por el equipo de arquitectos de Luis Uriarte. Ello llevó consigo la integración en el eje que une el centro de la ciudad con Abandoibarra. El conjunto de estas obras supuso una ampliación de la superficie del museo y una inversión global de 15 millones de euros. El museo se reinauguró en el 2001.
La colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao dice el folleto que reúne casi diez mil piezas, fundamentalmente pinturas, pero también esculturas y otras obras de artes. El arco cronológico es extenso, desde escultura religiosa románica y gótica hasta las obras de Juan Gris o Chillida. 
La colección de pintura impresionista es muy interesante
Plano del Museo

Es fácil llegar andando pero también puedes coger el tranvía  con parada en Abandoibarra y en Guggenheim. O bien diferentes autobuses: las líneas 1, 10, 13 y 18 tienen parada en Museo Plaza.
Marta haciendo su paradita en el Museo
Como cada uno tiene sus pintores favoritos, obviamente la selección de abajo son solamente algunas de las pinturas en las que me fijé más. Pero podéis haceros una idea del conjunto. Hay ejemplos relevantes de cada época...
Os toparéis con obras de Sánchez Coello, El Greco, Ribera, Zurbarán,... 
Las cuatro primeras salas están dedicadas a Románico y Gótico, tres más al Renacimiento y Manierismo, cinco al Barroco, otra al Rococó y una más al Neoclásico. Luego hay dieciocho salas más para el Romanticismo, el Realismo, el Impresionismo y por último los Artistas vascos tanto del siglo XIX como del XX y actuales. La parte contemporánea se encuentra en otra parte del Museo.
Hay una colección de pintura tradicional japonesa...
Como es normal la pintura vasca costumbrista de los siglos XIX y XX tiene una importancia en el museo, como primera pinacoteca vasca, Zuloaga, Arrué, Arteta, Echenagusía, Echevarría,...




La parte contemporánea es muy interesante con obras de Bacon, Barceló, Tapies,... 
John Davies
Child's View (Vista de niño), una resina de poliéster y pintura que nos recibe a la entrada de la pintura y escultura contemporánea.
Juan Gris
Una selección de la obra de Chillida
Chillida
Abajo una pintura muy impactante de Eduardo Arroyo: "El camarote de los hermanos marxistas" o Retrato del artista adolescente.
El museo abre de miércoles a lunes, de 10.00 a 20.00 horas (o sea que solo cierra el martes). Cierra los días lógicos de Navidad, Año Nuevo y Reyes. El precio general es 7 € y la reducida 5€. Además del miércoles, es gratis todos los días para personas con discapacidad y profesores y otros grupos. Yo tuve la suerte además de encontrarme con una exposición temporal de escultura hiperrealista, impresionante, abajo os dejo algunos ejemplos...


No hay comentarios:

Buzón de sugerencias